"Ya empezó otra vez la congestión para sacar el pase": gerente del Cdav

Diciembre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre Tobón | Editora de Entorno de El País

"El Cdav va a comprar una sede muy bonita, que queda en el Sur al frente de Alkosto y al lado de La 14, en el Sur. Cuesta $5000 millones, de los cuales $2000 serán de utilidades", dice Nicolás Urdinola.

Nicolás Urdinola, gerente del Centro de Diagnóstico Automotor, dice que faltan cien mil licencias por renovar, pero que la gente dejó el trámite para lo último. Operativos, 1 de febrero.

Este año, más que cualquier otro, muchos habitantes de Cali tuvieron algo que ver con el Centro de Diagnóstico Automotor, Cdav. Por un lado, acudieron a hacer su trámite para renovar la licencia de conducción y otros tantos debieron ir por cuenta de infracciones de tránsito, gran parte de ellas, detectadas a través de fotomultas.Ambos asuntos, explica, José Nicolás Urdinola, gerente de la entidad, ayudaron a fortalecer las finanzas del centro, que económicamente tuvo en el 2013 uno de sus mejores periodos. Sin embargo, dice, en lo que respecta a las licencias, después de que aplazaron los operativos la gente “se relajó” y muchos dejaron todo para última hora, por lo que aún faltan en Cali cien mil documentos por renovar. Lo preocupante es que los operativos de control empiezan el 1 de febrero y en ese mes largo que falta, el Cdav podrá gestionar un máximo de 30.000 pases. La Secretaría de Tránsito recordó que el 1 de febrero inicia los operativos de control a licencias de conducción vencidas. ¿Cómo va en Cali el proceso de renovación?El proceso de las licencias nos ha ayudado financieramente en los ingresos, pues en el 2014 abrimos 40.000 licencias y este año esperamos un poco más del doble, casi 90.000. Al principio fue muy complicado, porque intervienen tres actores: Centros de Reconocimiento de Conductores (donde se hacen los exámenes médicos), el Runt y nosotros. Desde marzo empezamos a alertar a los ciudadanos para que fueran y se anticiparan a ese cambio de formato, logramos buena afluencia, pero junio y julio fueron traumáticos. Ninguno de los tres actores estaba preparado: el Runt no funcionaba, los CRC estaban enredados y nosotros estábamos apenas empezando el proceso. Con el tiempo fuimos mejorando todos. Pero desde octubre la gente se relajó y dejó de ir a hacer el trámite. Hoy en día estamos otra vez congestionados. Cuando todo el mundo empieza a llegar masivamente empieza a fallar la plataforma del Runt. Está claro, lo he escuchado del Ministerio y de la Secretaría, que no va a haber más prórrogas.¿Cuántas licencias falta por renovar?En Cali pueden faltar cien mil liciencias por renovar o porque estén al día. Pueden ser menos porque la gente ha migrado a hacer el trámite a otros municipios. Hoy en día, cuando se está acercando el plazo para los operativos, volvemos a tener inconvenientes. ¿Está en capacidad el Centro de Diagnóstico Automotor de atender esos cien mil casos?No. Entre lo que falta de diciembre y enero, no, ni siquiera trabajando las 24 horas y doblando las sedes. Es prácticamente imposible. ¿Cuál es su capacidad real?En el momento álgido nos preparamos para abrir mil licencias diarias y llegamos a tener más de 800, pero la gente volvió y se relajó. El máximo que podemos es mil licencias diarias, es decir, podríamos atender ente 26.000 y 30.000 a enero, máximo. Es decir, seguramente en enero se vivirá un caos como el de junio...Otro junio, pero multiplicado por dos. Ya lo estamos viviendo, ahí empiezan las plataformas a colapsar.¿Entonces cuál es su plan de emergencia?Estamos trabajando para ampliar horarios, tenemos gente preparada para poder subir esas mil licencias, pero no lo vemos fácil. El problema, debo advertir, es del orden nacional. También debo decir con mucha satisfacción que Cali ha sido un referente en el Ministerio de Transporte y ha sido uno de los más efectivos. Nuestra evolución ha sido extraordinaria, lo que pasa es el que problema rebasa la capacidad de los organismos de tránsito.Pero muy complicado eso, porque si los operativos de control empiezan el 1 de febrero y para esa fecha solo se habrá podido renovar máximo 30.000 de 100.000 licencias vencidas...Esa es una decisión del organismo de tránsito y yo personalmente antes recomendé muchas veces que no se empezaran los operativos. Pero es que el Estado, llámese Ministerio, Secretaría o Cdav, no puede esperar toda la vida a que la gente vaya a hacer el trámite a su mayor comodidad. La verdad es que nos esforzamos mucho y si la gente se hubiera dispuesto a hacer esta gestión, hoy otro gallo cantaría, pero dejan todo para lo último.Otro factor que puede estar afectando es la confusión que hay entre muchas personas debido a fallos en otras ciudades que hablan de gratuidad del trámite...Hay tres acciones de cumplimiento en Socorro (Santander), Pradera y Florida, que hasta ahora no obligan sino a esos tres municipios. El Ministerio ha dicho que en el 2015 empezará a funcionar la gratuidad en las licencias que no estén vencidas, lo que se llama sustitución. Todo esto, en mi concepto, ha afectado, porque la gente cree que algún día el trámite (para las licencias vencidas) va a ser gratis. Yo creo que esa fecha nunca va a llegar, además, el Ministerio no puede obligar a ningún organismo de tránsito y menos al Cdav, que es una empresa de economía mixta, a trabajar gratis.Hagamos entonces claridad sobre este punto, en el que hay mucha confusión. Según el Ministerio, una cosa es sustitución y otra cosa es renovación...Cuando me renuevan la licencia es porque se me venció y ahí hay que pagar por ese trámite. La sustitución, en cambio, se da cuando el documento está vigente, pero se le da uno nuevo al conductor para que tenga el nuevo formato, proceso que está programado por el Ministerio para el 2015 (lo que es gratuito). Es decir, no son sinónimos sustitución y renovación. El asunto es que en algunos de los fallos de los municipios que le mencioné hay ambigüedad entre ambos términos.El otro aspecto sobre el que sigue habiendo enredo es el siguiente: tengo licencia de transporte público vencida, pero manejo particular ¿puedo seguir manejando mi carro con esa licencia o tengo que renovarla? Lo cierto es que esas cien mil licencias de las que le hablo que hacen falta en Cali, están vencidas. Y entre esos hay muchos casos de personas que tienen licencia pública que caducó, pero que manejan particular. Esas no son para sustituir, son para renovar, porque están vencidas. En el imaginario popular la gente dice, “algún día me van a decir que vaya por la licencia gratis”.Frente a esto, usted decía que ampliarán los horarios de atención...Ya lo hicimos en los meses pico, empezamos 7:00 a.m. y terminamos 7:00 p.m. Esperamos que enero no sea tan angustioso y confiamos en que la plataforma nos ayude.¿Eso quiere decir que los problemas del Runt nunca se superaron?Yo pensaba que sí. El gerente del Runt vino a Cali, se reunió con nosotros, se ofrecieron unas posibilidades, se hicieron, yo asumía que las cosas estaban marchando bien, solo que con esta nueva afluencia (vamos en 500 licencias diarias) vemos que empieza a fallar. Lo triste de esto es que quien pone la cara somos nosotros.Usted señalaba que por cuenta de las licencias los ingresos del Cdav han sido mejores este año. ¿Cuál es el panorama financiero de la entidad?Mi misión era evaluar desde todos los puntos de vista el convenio interadministrativo con el Municipio, le hicimos todos los estudios y llegamos a la conclusión de que era positivo para Cali, que había que mejorarlo para la Secretaría de Tránsito y manejar a los privados no como dueños del proyecto sino como copartícipes del mismo. En el 2011 no estaban las cámaras de fotomultas, pero había el compromiso de incluir $15.000 millones de inversión de los privados. En el 2012 entraron esas inversiones y los recaudos aumentaron. En el 2013 aumentaron mucho más. Este año debemos entregar a diciembre más de $40.000 millones a la Secretaría de Tránsito. Y el año pasado fueron casi $30.000, es decir, que hemos aumentado vertiginosamente los recaudos para el Municipio. ¿Por qué se ha dado esa mejoría? Digamos que las licencias; el convenio exitoso (con la Alcaldía), en el que se mejoró el porcentaje para el Municipio (se aumentó en cerca de dos puntos a partir de agosto del 2013 y esa sola modificación le puede dar cerca de $500 millones adicionales al Municipio), además de un control absoluto de costos y gastos.¿En qué se traduce para los ciudadanos ese aumento de los recursos? Es algo que maneja la Secretaría de Tránsito, pero es evidente que en señalización, equipamiento, guardas de tránsito y semaforización. Las utilidades de nosotros en el 2011 fueron al rededor de $1100 millones, en el 2012 fueron $2200 millones y en el 2013 a noviembre llevamos $5200 millones, eso no se va para las arcas de nadie, todo va para seguridad vial. De hecho, parte de esas utilidades irán para la compra de una nueva sede donde vamos a tener todos los servicios.¿Qué tanto pesan en esos ingresos los pagos que se generan por las fotomultas?La ayuda tecnológica es clarísima. El RMA (Registro Municipal de Automotores) permanece prácticamente estático, crece un 5%, vegetativo. Y el RMI (Registro Municipal de Infracciones) obviamente se crece, pero sucede algo en todos los sitios donde hay cámaras: al principio las infracciones son muchas, pero luego comienzan a bajar. Lo más importante en cuanto a fotomultas es que han disminuido la accidentalidad. Le cuento, el semáforo en rojo va en absoluta decadencia, así como pisar la cebra. Lo que se sostiene son velocidad y pico y placa. La gente dice que esto es una fábrica de hacer dinero y sí, hemos recogido unos recursos, pero las cosas buenas: la baja de la accidentalidad, el respeto a las normas, la seguridad es bien importante. Esas 40 cámaras pillan más o menos 110.000 incidentes al mes. De ellos, más o menos el 10% se vuelven comparendos. Esto tiene un solo nombre y es calidad, porque usted no ve en esos comparendos alguien que diga que ese no soy yo. De esos 11.000 más o menos 10.000 pagan, porque la gente sabe que eso está funcionando. El Cdav era tierra de nadie.¿Cuáles son las expectativas para el 2014?Es difícil que vayamos a tener unas utilidades parecidas a las de este año, pero la idea es seguir siendo muy rentables, seguir manejando los costos y los gastos. Diría que vamos a tratar de igualar los resultados financieros, pero más que eso lo que trataremos es dar muchos más servicios. Por ejemplo, las sedes se nos están llenando mucho de gente que paga multas y ya estamos pagando multas en los bancos. Ha sido un año satisfactorio y esperamos que el 2014 sea mejor.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad