Ya empezó el mantenimiento de las 25 fuentes públicas de Cali

Diciembre 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ya empezó el mantenimiento de las 25 fuentes públicas de Cali

En Jovita, además del proyecto de arreglar la fuente, se llevan a cabo labores para mejorar la iluminación del parque.

Además, seis de ellas recibirán un tratamiento especial, por requerir de arreglos más costosos, como es el caso de las fuentes de Jovita y la de la Glorieta Estación, frente a la Terminal. La intervención tiene un valor de $304 millones.

Las 25 fuentes públicas de la ciudad ya entraron en mantenimiento a manos de la Administración Municipal, tras licitarse un contrato por $304 millones para esta tarea.El mantenimiento incluye la limpieza con hidrolavado y la restitución de piezas que han sido robadas o dañadas, al igual que pintura y mejoramiento del entorno. Además, seis de ellas recibirán un tratamiento correctivo, por encontrarse en peor estado y requerir de una mayor intervención.Esas seis son: la de Jovita (en el Parque de los Estudiantes), la de la Glorieta de la Estación (frente a la Terminal de Transportes), la del Parque del Acueducto (en la Avenida Circunvalar), la María Mulata (en la portada al Mar), la de la Calle 15 con Carrera 15 (frente a la estación de San Pascual) y la de la Santísima Trinidad (donde arranca el hundimiento de la Autopista Suroriental). “El caso más dramático es el de la fuente de Jovita, que solo funcionó los primeros seis meses. Luego fue desvalijada, se le robaron la parte eléctrica, las boquillas de donde salían los chorros y hasta la puerta del cuarto donde estaba el componente electromecánico”, explicó María Virginia Borrero, subdirectora de Ordenamiento Urbanístico. Explicó que también se realizó la sustitución de la bomba eléctrica de la fuente de la Estación, porque esta fue construida para los Juegos Panamericanos del 71 y desde entonces el equipo no ha sido cambiado.Así mismo, se taparon las filtraciones que tenía en el fondo y se impermeabilizó para evitar la pérdida de agua. “Las fuentes de la ciudad consumen mucha agua, por eso tenemos que optimizarlas para evitar el desperdicio”, señaló. Agregó que el proyecto a mediano plazo es poner un sistema de alarmas a todas las fuentes, para evitar que se roben sus piezas. “Son muchos los vándalos que dañan constantemente el mobiliario público. Eso le cuesta mucho al Municipio”, puntualizó. En ese mismo sentido, Álvaro Eduardo Orozco, líder de la Comuna 3 (donde está la fuente de Jovita), hizo un llamado a la Administración para que la intervención no se quede solo en lo físico. “Hay que promover también la parte cultural para que la gente se apropie de ese espacio y lo cuide. Hoy el parque es un foco de inseguridad y se necesita que haya más vigilancia”, dijo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad