Y usted, ¿qué clase de huésped es?

Septiembre 02, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Y usted, ¿qué clase de huésped es?

Lo que revelan estudios sobre los hábitos de los huéspedes de los hoteles. Peticiones extrañas, manías, objetos olvidados y más.

Toda mamá ha dicho  alguna vez: “Esta casa no es un hotel”. ¿Por qué lo dicen? Porque en los hoteles  suelen suceder episodios extraños ya que  son muy pocos los que  se comportan de igual manera a como lo harían en su propia casa.  Los hoteles son algo así como una dimensión paralela que invita  a explorar nuevas facetas de la personalidad, o a dejar llevarse por el momento sin escatimar en gastos y sin  fijarse en los estándares socialmente establecidos.  El portal Hoteles.com  realizó una encuesta al consumidor, que comprende una muestra de aproximadamente 24.800 personas de 25 nacionalidades de todos los continentes, dónde indaga sobre las costumbres de los huéspedes.  Se les preguntó  qué harían en la habitación si no tuvieran remordimientos. En Colombia, el 62 % simplemente disfrutaría el tiempo en cama con su pareja, porcentaje  muy cercano al de otros países de la región como México (63 %) y Brasil (65 %). Llama la atención que el 20 % de los colombianos ordenarían todo el menú de ‘room service’ si no fueran a sentir culpas económicas. En cuanto a lo que hacen, al 78 % de los colombianos les gusta ver televisión o películas, y el 59 % prefieren hacer el amor. Muy pocos tienden la cama y la mayoría disfruta comer en ella.Al hablar sobre la vestimenta,  cada persona tiene sus preferencias. Algunos duermen en ropa interior, en pijama, desnudos, sin quitarse la ropa (y no necesariamente por llegar en estado de embriaguez), entre otros. Los colombianos parecen ser los más tradicionales ya que el 55 % duerme en pijama,  un 26 %  en ropa interior, y solo un 8 % totalmente desnudo.  Solamente el 7 % de los colombianos encuestados admitió haber hecho el amor en un elevador de hotel. Poco amablesUna encuesta realizada por el portal Expedia, con 4.500 hoteleros de todo el mundo, concluyó que los franceses son los peores huéspedes. “No se preocupan por hablar nuestro idioma, no hacen ningún esfuerzo para poder comunicarse, son desconsiderados, ‘estirados’, descorteses, soberbios, tacaños y arrogantes”, concluyó el estudio.  Los japoneses fueron elegidos como los mejores debido a su cordialidad, buen trato y jugosas propinas. Huéspedes insufriblesPeticiones extrañasLa cadena de hoteles económicos Travelodge,   recibe más de 200.000 solicitudes y preguntas extrañas cada año. Desde una persona que solicita que alguien vaya a buscar a su amigo perdido por la ciudad, hasta  instrucciones sobre cómo utilizar los grifos del baño o incluso si tiene alguna habitación para limpiar porque le encanta la limpieza. Algunas preguntas son: - ¿Su política de mascotas cubre reptiles?  Nunca voy a ninguna parte sin mi lagarto Lizard de 6 pies de largo. - ¿Estaría disponible  el equipo del hotel para representar un cuento para mis hijos?  - ¿Puedo pedirle prestado su traje?  Tengo una importante entrevista de trabajo y me lo he olvidado en casa. -En el Hotel Indigo en Asheville,  Estados Unidos,  un huésped pidió que un unicornio lo esperara a su llegada en la habitación. La conserje compró un juguete de unicornio y escribió  una nota: “Querido huésped, vimos tu petición, desafortunadamente ésta es la temporada equivocada. Debido a sus hábitos migratorios, los unicornios actualmente habitan la segunda estrella a la derecha del crepúsculo”. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad