¿Y si la base aérea se convierte en un gran parque para los caleños?

¿Y si la base aérea se convierte en un gran parque para los caleños?

Febrero 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Y si la base aérea se convierte en un gran parque para los caleños?

Esteban Piedrahita, asesor de la Alcaldía de Cali para el Plan de Desarrollo.

La idea no es nueva, pero el Gobierno de Rodrigo Guerrero avanza en gestiones para convertirla en realidad. Esteban Piedrahita, asesor de la Alcaldía para el Plan de Desarrollo, habla sobre el tema.

Asegura que a Cali hay que pensarla en grande y tomar en serio lo de ser la capital afro de Colombia, condición que puede significar abrir aún más las puertas al mundo y establecer lazos importantes con países del África y Estados Unidos. Esteban Piedrahíta, asesor de Planeación Estratégica de la Alcaldía de Cali, habló con El País y contó, además, que existe la posibilidad de que la base aérea Marco Fidel Suárez se convierta en un gran parque para la ciudad y que este centro de operaciones aéreas se traslade a Palmaseca. Usted hace parte del equipo de personas que tiene la misión de pensar la ciudad y hacia dónde va ¿Cómo se piensa proyectar a Cali?En pocas palabras es calidad de vida para todos, no sólo porque la principal función de una Administración es esa, sino que la calidad de vida en el pasado fue una ventaja atractiva para Cali, que le permitió atraer inversionistas y prosperidad. La calidad de vida es clave en la competitividad, hoy lo importante no son tanto el hierro y la máquina, sino hacer que las personas sean competentes, más productivas y de una manera más felices. Hay que atraer a los caleños que se han ido...Hoy Cali ya no es una ciudad que retenga a su gente...La comparación con Medellín es patética, ahora estamos repatriando a algunos profesionales, como algunos secretarios de despacho. Cali tiene la fortuna de ser una ciudad muy abierta al cambio, pero donde también hay menos arraigo. Los paisas en las buenas y en las malas sueñan con vivir en Medellín. Recientemente Enrique Peñalosa decía que no hay una ciudad con mejor ubicación geográfica en el país que Cali: proximidad al mar, temperatura, ríos, montañas, son muchas ventajas. Eso sí, tenemos que corregir los temas de la seguridad y la confianza en la gestión pública.¿Entonces cuáles son las vocaciones clave para hacer de Cali una ciudad atractiva?Son varias, es clave pensar en región, por lo que hay que apuntar a la recuperación del liderazgo regional. Tenemos el Pacífico más pobre y retrasado de América, pero con potencialidades. Cali debe ser una ciudad abierta y enfocada al Pacífico. Otra vocación que le veo es el aprovechamiento de su diversidad étnico cultural. Este es un activo, no una contingencia de la ciudad, estamos en un mundo global.Ser la capital afro de Colombia tiene que ser un activo, una palanca que nos permita vincularnos con ciudades, por ejemplo, de África, continente que casi todos consideraban perdido, pero en los últimos cinco años ha tenido un ‘boom’ espectacular, el Brasil tiene regiones sumamente prósperas, Cali puede ser una plataforma para articularnos con otras naciones que tienen población afro, por ejemplo Estados Unidos.¿Y en materia de cultura y urbanismo?Los aspectos cultural y deportivo de Cali tienen un potencial espectacular. Hay mucha gente en el mundo con dinero, retirándose a los 60 años, pero con 20 años más de expectativa de vida, a los que se les puede decir, venga aprenda salsa o venga invierta, viva el invierno americano acá. La recuperación del espacio urbano también es una prioridad. Una buena ciudad es donde la gente quiere estar afuera, en la calle. Creo que hay posibilidades de hacer unos parques gigantescos en la base aérea Marco Fidel Suárez, además reforzando el cluster aeronáutico en Palmaseca, llevando la base aérea allá, haciendo una pista, generando allá beneficios y acá también. Hay una posibilidad de un parque en el cerro de las Tres Cruces, en una tierra de una familia que ha manifestado interés en donarla para un parque, es una zona que habría que recuperar. Creo que en el jarillón del río Cauca se podría hacer un parque longitudinal espectacular, ahí todavía hay un río vivo que se puede aprovechar. No pensar en un dique para proteger solamente sino la condición urbana, un parque ojalá a ambos lados del río, y que la gente se vaya a viviendas dignas. ¿Sobre la Base Aérea qué gestiones se han adelantado?Es una tema viable, hay buena voluntad de parte de las Fuerzas Armadas. Ellos por ejemplo tiene problemas para volar algún tipo de aviones que quisieran. Si uno hace una segunda base en Palmira en conjunto con la Aerocivil, puede haber una salida, remozar el aeropuerto de Cali, abrirlo a estos vuelos y también darle a la Base Aérea una nueva dinámica. Ese cambio puede darse mediante un acuerdo administrativo. Se puede hacer un parque espectacular en la ciudad, donde hay escaso espacio público. Ya se han dado conversaciones. Los expertos en estos temas señalan que lo que no se reserve ahora en zonas verdes ya después será muy difícil de lograr. Hay que garantizarle pulmones a la ciudad. ¿Qué planes tiene la ciudad con las regalías?Hemos estado evaluando proyectos de alto impacto, sentándonos con el gobernador y los alcaldes de los municipios vecinos, pensando en ciudad región. Ese es el concepto fundamental, Cali no quiere acaparar recursos. Todo lo que sea bueno para la región lo es para Cali. Hay que pensar en grande, en un ferrocarril, pero de verdad, temas como el dragado, en un gran cluster agrotecnológico... ¿En qué va la construcción del nuevo Plan de Ordenamiento Territorial, POT, que ha estado estancado?Vamos a tener POT sí o sí. Se ha venido adelantando un trabajo técnico, tenemos la fortuna de contar con la ex secretaria de Planeación de Bogotá, entre otras personas. Hay unos avances grandes. Hay que tener en cuenta que esta no sólo es una herramienta de planeación, se cumple, por ejemplo, la función social de reactivar una zona.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad