Wiesner Osorio dice que su misión es seguir ayudando

Wiesner Osorio dice que su misión es seguir ayudando

Diciembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Claudia Bedoya S. | Periodista El País
Wiesner Osorio dice que su misión es seguir ayudando

Wiesner Osorio, ganador de una idea para cambiar la historia.

En diálogo con El País, el caleño contó detalles de su logro en el importante concurso de History Channel.

El ingeniero caleño Wiesner Osorio, quien en la noche del miércoles logró el primer lugar del concurso 'Una idea para cambiar la historia', convocado por el canal History, asegura que su tarea apenas empieza.A través de su proyecto, premiado por el canal History, denominado técnicamente ‘Generador de energía eléctrica a partir de combustión de HHO, obtenido por electrolisis solar’ quiere “darle mayores facilidades a las personas para que puedan ahorrar gasolina”, explica. “Desde hace más de cuatro meses mi carro funciona 70 % gasolina y 30 % agua. Así aumento potencia, disminuyo impacto ambiental y cuido el bolsillo”, dice Osorio, quien por su propuesta recibió US$60.000 que debe invertir en el desarrollo de la idea. “Quiero que ese presupuesto en lugar de acabarse aumente, e invertir más, porque este tipo de proyectos cuestan millones”.Consciente de que sobre sus hombros recae la mayor parte de la tarea, la cual será documentada al detalle por el canal, asegura que le gustaría que entidades públicas y privadas se le unan “para hacer algo más grande, porque todos gastamos energía”.“Ahora más que nunca sigue mi empeño en poder llevar nuevas formas de energía a las comunidades menos favorecidas, yo vengo de una comunidad igual y este es el momento de trabajar por ellas”, insiste el caleño. Aún no despierta del sueño y la felicidad lo embarga. Aunque por cuenta de la nominación y el premio su vida se vio invadida por la prensa, las fotos y las entrevistas, él asegura que nunca se sintió ganador hasta el momento en que fue proclamado como tal. “Decidí, desde el principio, tomar la mejor actitud. Entre 5.800 ideas, si quedaba entre los primeros me sentiría ganador. Luego vinieron las votaciones durante un mes, me conformaba con llegar al puesto diez y quedé de primero con 26.500 votos. Mi competidor más cercano era del Perú, con 17.000 votos”. Asegura que fue “una campaña arrolladora, una bendición de Dios gigante por el sentimiento de la gente. En la campaña para estar entre los cinco mejores, me apoyé en mis conocidos y por día hacíamos de 100 a 120 votos, pero también recibí votos de gente que ni me conocía así como de otros países y esos llegaron a sumar hasta 800”. Asegura que sus rivales más fuerte fueron los 10 proyectos semifinalistas porque son “integrales, ideas importantes y vitales para humanidad”. Con una votación récord, se hizo un lugar entre los cinco favoritos del público y ganó el derecho a viajar a México para la gala de premiación.La noche del triunfo “Al venir a México tomé la misma actitud. Si me iba de quinto ya estaba bendecido, pero quedé de primero. Han sido días mágicos, aún no caigo en la realidad”, dijo a El País, en conversación telefónica desde México. “Antes de ir a la gala hice una oración, me puse la bandera de Colombia en los hombros y le pedí a Dios que fuera mi dirección, mi guía, le pedí que me ayudara y que me mostrara el camino. Yo quiero ayudar a mucha gente, esa es la misión que tengo. Arriba tengo un jefe que me está indicando todo”, dice. A México llegó acompañado de su esposa, Angélica Amaya y de una representante del History Channel en Colombia. Y en la gala se encontró con más colombianos que le dieron fuerza. “Había gente de diversas empresas, estaba Andrés Cepeda con sus músicos y su novia. Todos ellos me decían ‘Dale Colombia, dale’. Nunca me quité la bandera de mis hombros”, recuerda. “La emoción de esa noche fue tan grande que me dio dolor de cabeza. Había muchas fotos, periodistas y gente felicitándome”. La noticia en Colombia se conoció poco antes de la medianoche del miércoles y ayer fue tema de conversación en las redes. De hecho, en Elpais.com.co fue la nota más leída del día y compartida más de 5.500 veces. Wiesner, con su humildad intacta, dice que podría ser una celebridad por tantas entrevistas que ha concedido, pero que sigue siendo el mismo muchacho del barrio Floralia de Cali y cuya única aspiración es seguir creando para otros. “Me gustaría que pensáramos más en los demás. El día en que hagamos eso, vamos a ser una sociedad sinérgica, de apoyo mutuo. Hay que pensar en las problemáticas comunes porque ahí están las oportunidades para desarrollar proyectos y soluciones”, concluye.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad