Vuelven las clases y los trancones al sur de Cali, ¿qué hará la Alcaldía?

Vuelven las clases y los trancones al sur de Cali, ¿qué hará la Alcaldía?

Agosto 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
Vuelven las clases y los trancones al sur de Cali, ¿qué hará la Alcaldía?

La congestión vial al sur en horas pico y en temporada escolar, se ha convertido en un reto para la mesa tecnica de movilidad de Cali. Se oyen propuestas.

Agentes en puntos críticos y cambios de horarios en colegios son las medidas para mejorar la movilidad. Obras, el mayor reclamo.

Luego de haber iniciado clases en colegios y universidades del sur de Cali,  está a medias la ruta para agilizar la movilidad en ese sector  en el que prácticamente se duplica la cantidad de vehículos en épocas de estudio. En la reciente mesa técnica de movilidad realizada por el nuevo  secretario de Tránsito, Juan Carlos Orobio, rodaron las propuestas  que permitan salirle al paso a la congestión que se vive en la zona en las horas pico. La de retornar al pico y placa diferencial, parcial o sectorial –que ensayó el exsecretario Alberto Hadad–dividió opiniones. Que en la  Comuna 22 dicha restricción empiece  a las 6:00 a.m.  y no a las 7:00 a.m., como en el resto de la ciudad, les suena a los colegios y a los transportadores, pero les molesta a casi todos  los  habitantes de la zona y a los padres de familia. Néstor Acosta, presidente de la JAL de la Comuna 22, ve en   el pico y placa diferencial una medida de choque, mientras la Secretaría de Infraestructura realiza las  obras necesarias como el puente o el hundimiento en el cruce de la Carrera 100  con calles 13 o  16. “Hay que tener en cuenta que ahora entran 7000 estudiantes a la Universidad Libre y van a llevar por lo menos 5000 carros más”, señala Acosta. “Muchos se oponen –yo tampoco estoy de acuerdo–,  porque dicen que es  castigar a los residentes de la Comuna 22, pero también disuade  a los universitarios de llevar el carro”. Hugo Salazar, líder de la JAC del sector, le hace el pare a esa opción. “No estamos de acuerdo con el  pico y placa sectorial o parcial.  El problema no es de la comunidad residente en la Comuna 22, sino de los más de 80.000 vehículos que llegan al Sur a dejar 75.000 estudiantes, más profesores, trabajadores y empleados de los colegios y universidades”, reflexiona. Lea también: Vecinos de la Comuna 22 piden revivir Pico y Placa diferencial para el sur de Cali. Por ello, Orobio dice  que esa es una medida “que queremos analizar con  los usuarios, los  colegios, y los transportadores especiales. Hemos planteado hacer reuniones en la Comuna 22.  Hay unos a favor, otros  en contra, pero la pregunta es porqué hoy los padres de familia no dejan que sus hijos usen  el transporte especial escolar”. La idea  de compartir el carril exclusivo del MÍO con los buses escolares amarillos,  queda “en estudio”. El Secretario de Tránsito explicó que depende de la ruta, porque los buses escolares tienen que estar  entrando y saliendo de los barrios a recoger o dejar pasajeros. “Eso implicaría que  van a tener que estar atravesándose permanentemente y generaría  mayor  riesgo de seguridad para los niños”, declaró. Orobio advirtió  que la medida aplicaría en aquellas rutas que tomarán el carril exclusivo por un largo tramo.  Pero esa opción requeriría  estudios más detallados para identificar qué  vehículos lo necesitan y pueden  hacer uso de dicho carril y cuáles no.  A las solicitudes de mayor  presencia en la zona, el nuevo  jefe de  guardas de tránsito, Meyner Robinson Franco, informó  que ya  se tiene lista la estrategia operativa para atender los puntos críticos  y  agilizar el tráfico de vehículos. “Con el equipo técnico  identificamos  los sitios con  mayores índices de congestión y vamos a reforzarlos con agentes de tránsito.  A las 5:30 a.m. estarán en la zona para evacuar de manera previa esos puntos críticos”, explicó Franco a El País.  Añadió que  agentes de tránsito motorizados estarán realizando circuitos constantes para evitar congestión por vehículos mal estacionados, varados o    accidentados. “Esos controles se realizarán desde las 5:30 a.m. con nuestro grupo de servicio público, que se encarga del transporte escolar, para aplicar  los correctivos”, dijo Franco. El funcionario añadió que van a incrementar el personal operativo para cubrir la zona, incluidos dos supervisores más en la sede sur. “Gestores viales, claro que los vamos a tener,  pero después de las 7:00 a.m., porque ellos tienen otro horario y cumplen una función más preventiva o de información,  pero estarán allí  para apoyar y  los iremos  regulando según sea necesario”. Lea también: ¿Cómo resolver los trancones en el sur de Cali? Franco destacó que tener la   sede alterna en el Sur es efectiva por tiempo de respuesta oportuna, muy distinto a salir desde Salomia. Acosta ratificó que sí ha ayudado mucho a mejorar el flujo.   La otra medida es la de los cambios de los horarios de ingreso de los colegios.  Según Acosta, Elsie Jordán de Córdoba, presidenta de la Asociación de Colegios Privados del Valle, Asocopri,  le confirmó que 27 de los 42 colegios de la zona habían acordado escalonar los horarios de  llegada entre las 6:30 a.m. y las 8:00 a.m. La señora Jordán ratificó que ese era uno de los  compromisos puntuales de Asocopri. “Algunos los habíamos movido el año pasado; los que no se habían movido, se movieron este año. Ese punto lo cumplimos”, enfatizó. Sin embargo, Acosta reparó en que  “hasta ahora no he visto un papel con la lista de los colegios comprometidos ni se ha dicho oficialmente”. Orobio también dijo no conocer esa información.  Elsie respondió que esos  son acuerdos privativos de la asociación y por eso no los han divulgado. “Pero tienen que confiar en nosotros, somos parte del problema y de la solución, no tenemos porqué estar diciendo lo que no estamos haciendo”, dijo. En lo que todos coinciden es en que las obras de infraestructura serían la gran solución. Elsie de Córdoba enfatizó que “el problema es de  vías, y no vemos que haya construcción por ninguna parte, ni siquiera  el movimiento de una piedra;  así es muy difícil porque ellos esperan que como población civil pongamos todo de nuestra parte, y ya lo hemos hecho, pero ellos también tienen que hacer algo porque faltan  vías”. Luis Fernando Martínez Quijano, miembro de  Asociación de Transportes Especiales, Asotraens, coincidió en que “Cali  se quedó con las vías de hace 50 años y el parque automotor se quintuplicó y eso es grave. El pico y placa diferencial puede ser una buena propuesta, pero allí cada familia tiene tres carros.  La medida es hacer vías, puentes, orejas, porque no hay orejas”. Orobio admitió que  “la solución es  aumentar la capacidad vial con la construcción de vías, pero también hay que racionalizar el uso del vehículo particular”.   Hugo Salazar  señaló que los alimentadores del MÍO son insuficientes y ayudaría  poner unas rutas especiales para que recojan a los estudiantes en las estaciones de  La Buitrera, en Unicentro y en Univalle, para no congestionar solo la estación Universidades, el único sitio de abordar los articulados.  Y recalcó que Metrocali, en coordinación de la Secretaría de Tránsito, debe    agilizar la construcción de la Terminal Sur –antiguo Porky’s – “porque se ha demorado demasiado,  ya que debería de haberse construido y estar funcionando desde hace dos años”. Sin embargo, Acosta se quejó de que “los colombianos tenemos un problema:  diagnosticamos, rediagnosticamos y volvemos a diagnosticar. Ya había un estudio de movilidad de la Icesi, pero ahora hay que esperar que hagan otro de la Universidad del Valle, para tomar decisiones para iniciar las obras”. Orobio concluyó que looperativo es para mitigar el problema, pero la solución de fondo es que los niños se suban al transporte escolar para reducir la cantidad de vehículos tratando de entrar a estos centros educativos. “Prueba de ello es que cuando los colegios y las universidades están en vacaciones, el Sur no tiene problemas de congestión”, puntualizó. Costos, una razón por la que  no se suben al transporte escolarPedro Montero, del sector transportador, reconoció que la Asociación de Colegios Privados del Valle, Asocopri, ha tomado medidas, pero “el tráfico sigue siendo traumático porque algunos colegios aún no  toman la decisión de cambiar horarios y de pasarse al transporte escolar”.  Elsie de Córdoba dijo que ese era el otro compromiso de Asocopri, pero aduce que hay muchas razones por las cuales los papás llevan a sus hijos al colegio. Y se quejó de que la Secretaría de Tránsito no ha ayudado en esa tarea, pero el Secretario de Tránsito cuestionó: “Uno no puede separarse de sus responsabilidades. Porqué pide que lo haga la Secretaría de Tránsito. Dónde está la responsabilidad social de los colegios privados, si los que deberían estar haciendo la campaña son ellos.  Esto es con el compromiso de todos”.  Llanson Guañarita, vicepresidente de Asontraes, denunció que las tarifas de los buses escolares son caras porque no tienen regulación del Estado: se regulan por el mercado o por el colegio. “Para los padres de familia, hay una tarifa y para el transportador, otra. Si un papá de un colegio de Pance paga $220.000,  al transportador se le paga $130.000 o $140.000. El otro porcentaje  le queda, una parte al colegio por el hecho de darle el contrato, y otro a la empresa transportadora”, reveló. “Hemos hecho denuncias al Ministerio de Transporte, porque el Decreto 348 de febrero de 2015 para servicio especial, dice que los colegios no deben obtener regalías en dinero ni lucrarse del servicio de transporte escolar, pero no se cumple”, añadió el líder gremial. El Secretario de Tránsito confirmó que “ese costo no está permitido” e invitó a los padres de familia a denunciar esas prácticas al área de Inspección y Vigilancia de la Secretaría de Educación Municipal, SEM. El País conoció que dos colegios ya fueron sancionados por la SEM, uno de ellos, conminado a restituir $57 millones a los padres de familia. La presidenta de Asocopri, Elsie de Córdoba, enfatizó: “no conozco  colegio que esté recibiendo beneficio del transporte, esto en los colegios de Asocopri eso no pasa”. Datos El 13 de septiembre se va a dar una reunión de la mesa técnica de movilidad para ver qué medidas se van a tomar.Pablo  Montero, de Transportes Especiales Zapata, planteó restricciones al transporte de carga en los horarios de ingreso a los centros educativos.  El secretario de Tránsito, Juan Carlos Orobio,  respondió que “hay unas restricciones que venimos controlando, hemos inmovilizado   vehículos por circular en zonas no permitidas, y estamos analizando el aspecto normativo del transporte de carga. Hay que  reunirse con  este gremio para analizar las implicaciones que tiene en ese sector”. Pablo Montero, transportador,  dijo que solo necesitamos cambiar horarios de ingreso de los establecimientos educativos,  más presencia de las autoridades, que los guardas de tránsito estén en los puntos críticos ayuden para que fluya la movilidad y establecer que los vehículos de carga no transiten por esa zona en esos horarios, entre otras.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad