“Voy a seguir con la línea dura de autoridad”: Cantillo, secretario de Tránsito

Julio 28, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Luz Jenny Aguirre y Zulma Lucía Cuervo | El País
“Voy a seguir  con la línea dura  de autoridad”: Cantillo, secretario de Tránsito

Omar Cantillo, secretario de Tránsito de Cali.

Ómar Cantillo, nuevo titular de Tránsito, dice que se puede educar con el ‘garrote’. Es amigo de las fotomultas para sancionar.

Tras dos meses encargado de la Secretaría de Tránsito, Ómar Cantillo, quien también se desempeñaba como subsecretario de Infraestructura Vial, fue nombrado el lunes pasado como responsable de los asuntos de movilidad en la ciudad.Su llegada se da tras dos intentos fallidos de encontrar un reemplazo en esta secretaría para Alberto Hadad, donde se anunciaron inicialmente los nombres de José Nicolás Urdinola, exgerente del Centro de Diagnóstico Automotor del Valle, Cdav, y Ayda Lucy Ospina, directora nacional de Tránsito del Ministerio de Transporte.Cantillo, quien se posesiona hoy en el cargo, dice que su estilo será conciliador, pero aún así, afirma es amigo de aplicar los controles y de tener más tecnología para ‘cazar’ infractores.¿Qué le dejan estos dos meses como encargado de la Secretaría de Tránsito? Fue tiempo de reconocimiento y aprendizaje, de conocer la gente, ver qué hacen, dónde están, qué piensa cada uno. Me sirvió mucho. Aunque sé del tema, otra cosa es conocer al interior los procesos naturales y humanos. También me sirvió para pensar que esta persona es mejor acá... este es mejor que no esté... organizar la casa.¿Organizar o limpiar la casa? Porque se habla de problemas internos en la Secretaría...Cuando uno está organizando la casa encuentra cosas debajo de los muebles que hay que barrer, limpiar. Dentro de esa reorientación de la filosofía que quiero que tenga la Secretaría, sin dejar la aplicación de la norma, hay otras cosas que tienen que estar allí: quiero meterme mucho en la cultura ciudadana. En esa orientación de competencias seguramente se van a dar algunas cosas que hay que mover. Tengo cosas claras y prácticas que me dejaron estos dos meses de encargo y poco a poco iré haciendo los ajustes. Sí ameritan los cambios, pero tengo que tener los argumentos para hacerlos.¿En qué consisten esos cambios?Me interesa que la Secretaría sea de verdad de tránsito y movilidad, que ese sea su objetivo, que los actores de la vía compartan este espacio coordinadamente, porque todos tenemos derecho a usar la vía: el peatón, la bicicleta, la moto, el particular, el masivo, etc. Lo primero será promover la seguridad vial a través de la cultura ciudadana, que se puede hacer de dos formas: garrote, porque soy partidario de que la norma hay que cumplirla. Voy a seguir con la línea dura de autoridad, porque es lo que tenemos que hacer cumplir. Si la normatividad no se hace cumplir, difícilmente puedes educar. Paralelamente a esto también hay que hacer pedagogía, decirles, por ejemplo, a los peatones que no pasan por la cebra, venga diez o quince minutos a una carpa con instructores y se les forma.¿Qué tanto le preocupa la situación interna de la Secretaría? Se ha hablado de la necesidad de renovación por la supuesta existencia de personas que no dejan desde adentro que las cosas funcionen, como si los enemigos de la secretaría estuvieran dentro...Esto sucede en todas partes. Siempre pasa que en alguna parte alguien está lento. Aquí creo que hay gente muy buena, pero hay otra que tiene como ese tema de que no ha estado en la calle moviéndose, que la carrera administrativa se le volvió un escampadero...O sea, ¿hay gente anquilosada en la Secretaría de Tránsito?Anquilosada. Gente que anda lento...Pero se dice que el problema de la Secretaría no es solo de velocidad en los procesos, sino de personas a las que les interesa favorecer intereses particulares...Eso es de lo que yo hablo. Las piedritas en el camino... eso hace lento el proceso, aunque el proceso va a salir. Es decirle: hermano, usted puede tener razón, pero la velocidad de la aplicación no me sirve, hágase a un ladito, el proceso como tal yo lo manejo. Sino le sirve o no le gusta, vaya a hacer otra tarea donde la lentitud no nos mortifique. Al que camina lento, ya sea para lo que ustedes dicen, para ser la piedrita, uno le dice: saquémoslo de aquí, haga otra tarea o váyase para otro lado. De eso hay, difícil es señalar, porque hay que poner las pruebas. Pero hay algunos procesos que los vuelven lentos a propósito.¿Y qué procesos van lentos en la Secretaría?Por ejemplo, la interacción con el masivo. Mientras el masivo no llegue a las zonas que tiene que llegar, al cubrimiento del 100 % de las necesidades, el colectivo (buses tradicionales) no puede salir, porque entonces no hay cómo cumplirle a la gente. ¿Dónde he visto que está lento? En la integración de los dos sistemas.Quiere decir, ¿en la relación entre Secretaría de Tránsito y Metrocali?He dicho procesos, no personas, aunque detrás de eso hay personas, lógicamente. Ahí está lento, con intereses, sí. ¿Cómo haré para mejorar la interacción? Ya me senté con Metrocali, con Sandra Ángel (vicepresidenta técnica) dos veces, mientras estuve encargado. En la interinidad no podía tomar decisiones porque el que venía podía estar pensando en otra cosa o tener otra manera de administrar. Ahora me siento más tranquilo de lo que voy a hacer.¿Qué papel va a desempeñar Ayda Lucy Ospina en su secretaría? Puede pensarse que será la secretaria en la sombra...El Ministerio del Transporte tiene entre sus funciones la tutoría de los organismos de tránsito, para que ayuden a los municipios. Yo la hacía, cuando estaba como director territorial.¿Pero eso quiere decir que el Ministerio de Transporte cree que en la Secretaría no pasaba nada?No. Es obligación del Ministerio prestar tutorías...Pero es que Ayda Lucy no está con la lupa puesta en la Secretaría de Movilidad de Bogotá o de otras ciudades como lo está con Cali...Lo que pasa es que aquí se ha querido ver así. Por ejemplo, cuando yo estaba en el Ministerio, donde más me metía era en Buenaventura... porque era dónde había más problemas, porque uno dice: aquí es donde más hay que ayudar y se necesita un tutor. Y no me metía tanto porque yo quisiera hacerlo sino porque era la que más ayuda pedía. El tutor es aquella persona que está tratando de ayudar.Le repetimos la pregunta ¿será Ayda Lucy la secretaria en la sombra?Claro que no. Me sentiría muy mal. Y si así es, lo hablo con el Alcalde, pero él tiene claro que no porque yo le manifesté esa duda y dijo: claro que no. Esta semana ya tuvieron su primera reunión, ¿qué resultados dejó?Hablamos de la integración del MÍO en el desarrollo de sus etapas, que no se puede descuidar el transporte en las zonas donde el MÍO no alcanza a llegar, por los problemas que sea. Como autoridad, tengo que garantizar que el MÍO funcione donde dijo que estaba funcionando y donde no puede, debo garantizar la movilidad.Uno ve el paralelismo (donde buses tradicionales y el MÍO compiten por los pasajeros) en muchas partes, en la Avenida 3N, en la Pasoancho...En eso vamos a trabajar, el MÍO tiene que salir adelante, no puede tener paralelismo. Donde no va el MÍO tiene que haber un medio de transporte legal, porque hay unas rutas del colectivo legales. Tenemos que sentarnos a organizar cómo hacemos para que realmente sirva de alguna manera de alimentadores o padrones al MÍO, pero sin paralelismo.Hay la sensación de que durante estos meses Tránsito se hizo el de la vista gorda con los operativos al transporte tradicional y a la piratería, ante la crítica situación de servicio del MÍO...No, los operativos sí se ven. Yo estoy tratando de que haya más capacidad para operativos, que sean más eficientes. Alberto Hadad sacó muchos guardas de las oficinas a las calles y yo voy a tratar de sacar otros diez más, por lo menos. Estoy contemplando tener una persona en el tema de los operativos, por encima del Jefe de Guardas de Tránsito, que pueda tener el control de la orientación, bajo un esquema de unión con Metrocali. ¿Cuál será su talante para enfrentar esos operativos y las protestas que siempre pasan cuando se hacen los controles?El tema aquí no es de choque, siempre he sido de diálogo y de acuerdos, conciliaciones que nos beneficien a los dos. Los buses tradicionales poco a poco tienen que ir saliendo, tiene que haber sensibilización. En algún momento, después del diálogo, si no hay resultados, hay que pasar a la autoridad. El choque, ojalá que nunca lo haya, pero si pasa, tenemos que estar preparados, tenemos que hacer cumplir las cosas, si hemos cumplido con el proceso.¿Tiene fecha de salida de los buses tradicionales?No, esta semana arrancamos con Metrocali el orden de las salidas, porque en la medida en que se hagan los operativos, Metrocali tiene que ir garantizando el servicio, si no lo garantiza, no puedo dejar a la gente a pie, de hecho, esto incrementa la informalidad. La piratería, por ejemplo, que hay en Jardín Plaza, es porque el bus intermunicipal está pasando a seis cuadras de la última estación del MÍO.¿En qué va el proceso con los carretilleros? pues han anunciado varias veces que ya todo está listo para la entrega de los carros para la sustitución de las carretillas...Tenemos 165 carretilleros listos. Eso es: binomio, el adoptante, la empresa que entrega los carros, el compromiso del Cdav para la capacitación y licencia de conducción, etc. Creo que solo nos falta la capacitación que da el proveedor del vehículo al conductor. Son cuatro horas. Ya se está organizando la logística de la entrega, porque será mano a mano: caballo y carretilla, adoptante, Zoonosis, Tránsito y los carros. Entonces lo haremos en grupos de entre 20 y 30. Esto sería esta semana. Y como no hemos ejecutado el presupuesto del 2014, vamos a sacar la licitación para completar la sustitución de las 283 carretillas.Unas preguntas de respuesta rápida. ¿Es amigo de más fotomultas?Sí.¿De los carriles preferenciales para las motos?Sí.¿De los bicicarriles?También me gustan.¿De tener más guardas?No por ahora, porque soy más amigo de la tecnología.Pese a estar encargado de la Secretaría estos dos meses, primero se consideró a José Nicolás Urdinola y a Ayda Lucy Ospina como titulares del cargo. ¿Qué pensó de no ser la primera opción?Yo sí fui la primera opción. El alcalde sabe que tengo el conocimiento, la preparación, pero me dijo que no me quería perder en Infraestructura. Él si tenía esa preocupación y yo lo entiendo. El lunes de la semana pasada me llamó a pedirme una radiografía de la Secretaría y después me dijo que me iba a quedar ahí. Yo soy un alfil más y estoy donde me pidan que esté.¿Usted va a ser un secretario de Tránsito de esos que salen a la calle como otro guarda más, estilo Hadad?Yo soy guarda de Tránsito. Yo tengo mi gorra y mi pito y cuando estuve en el Ministerio yo participé en operativos, sobre todo en la Vía al Mar. No niego que me gusta el tema, pero no hay el tiempo suficiente, hay un tema administrativo que hay que estudiar mucho, que hay que organizar.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad