Voces y murmullos: "Ponga la otra mejilla", la respuesta de Armitage que causó risas

Julio 24, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

En el recorrido que el alcalde Maurice Armitage hizo el viernes en la ruta E27 del MÍO, escuchó las reclamaciones de los presentes. Una de sus respuestas causó curiosidad.

[[nid:558880;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/07/ep001154200.jpg;full;{Foto: Bernardo Peña | El País}]]

En el recorrido que el alcalde Maurice Armitage hizo el viernes en la ruta E27 del MÍO, del centro al sur de Cali, uno de los reclamos más curiosos que recibió fue el de un conductor de Unimetro que se quejó porque los pasajeros los tratan mal, muchas veces los insultan y hasta los han golpeado. Pero la respuesta del Alcalde, quien se declara ateo,  fue más especial: “Haga como hizo Jesús: ponga la otra mejilla”. 

 La respuesta del Mandatario no dejó para nada contento al reclamante, a lo que Armitage le agregó: “¿Entonces qué quiere que le aconseje, que lo levante a puño?”. 

La risa fue general.

Los acompañantes del Alcalde  y los periodistas creían que la sola presencia del Mandatario haría el milagro de subirlos gratis al articulado. Pero los funcionarios de Metrocali exigían a cada pasajero su ingreso con tarjeta y en el CAM no hay donde recargarlas. La sorpresa para todos es que  el único que tenía su tarjeta recargada era Maurice Armitage. 

La que salvó la situación fue una funcionaria de Comunicaciones de la Alcaldía que tuvo que descuadrarse en sus viajes del mes para que sus colegas pudieran cubrir la visita de su jefe al MÍO.

La concejal Patricia Molina es reconocida porque no le gusta nada que provenga de la Administración Municipal, sin importar el gobernante de turno. De hecho, muchos de sus compañeros en la Corporación están en desacuerdo con su postura. Pero el martes pasado logró lo impensable, que todos los concejales de la Comisión de Presupuesto le aprobaran con un sí unánime  la proposición que exigía el estudio técnico que hizo Metrocali al subsidio de $340 para el sistema. Sus compañeros le reconocieron esta vez tener la razón.

La original protesta contra los malos manejos en las comidas escolares llevada a cabo por importantes  chefs del país, en Cali, Bogotá y Cartagena fue un éxito. Sin embargo, a los chefs caleños casi se les agua la sopa debido a la falta de permiso para hacer un gran atollado en el Bulevard del Río. A punto de empezar a repartir el suculento plato tuvieron que trastear sus ollas y mesas para el Parque de los Poetas, en donde 2000 personas comieron y de paso, protestaron.

Bien dicen que después de las grandes victorias, siguen las pomposas celebraciones, y eso será lo que hará el líder Lgbti Luis Felipe Rodríguez, a quien ya le sonaron las campanas de boda. Este pionero en la lucha por la aprobación del matrimonio igualitario, recientemente avalado en Colombia, contraerá matrimonio con su pareja el próximo 10 de septiembre en el sur de Cali.

Con la celebración, Rodríguez le pone el anillo a más de tres años de disputas legales para conseguir la aprobación. Pero los secretos no terminan allí. A la boda fueron invitados varios periodistas de la región que respaldaron esta lucha, quienes ya están preparando el traje de gala para el protocolo.

Muy efusiva se ha visto la familia del ciclista  Járlinson Pantano, que hizo un  papel en el Tour de Francia que finaliza hoy y en cual el caleño ganó una etapa y quedó de segundo en dos.

 El miércoles pasado, sus allegados se reunieron en la casa de uno de los tíos del pedalista, en el barrio El Ingenio, para degustar un suculento sancocho de gallina, el plato que más disfruta Pantano.

Con ese mismo plato  lo recibirán su esposa y sus padres cuando regrese en agosto a Cali.

A propósito de Pantano, el domingo pasado se habló mucho en las redes sociales de su verdadero origen, luego de triunfar en la etapa 15 del Tour de Francia.

 Muchos aficionados, inclusive la prensa, decían que había nacido en El Cerrito (Valle).

 Sin embargo, doña Olga, su mamá, aseguró que Járlinson Pantano vino al mundo en el Hospital Carlos Carmona,  por lo tanto, que el ciclista es más caleño que un pandebono.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad