Cali vivió miércoles de tensión por caos y vandalismo en protestas de transportadores

Cali vivió miércoles de tensión por caos y vandalismo en protestas de transportadores

Marzo 20, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Transportadores mantuvieron bloqueo en vía al mar hasta la media noche. Buses del MÍO no lograron ingresar a sus patios por bloqueos. ¿Qué le espera hoy a Cali? Balance de la jornada.

Cali despierta este jueves en medio de un clima de tensión después de un intenso día de parálisis de la movilidad, disturbios y vandalismo durante el gran paro de transportadores de buses tradicionales.Sólo hasta la media noche del miércoles la Policía logró desbloquear el último de los cerca de 15 puntos viales que estuvieron taponados con buses. En la vía a La María en el oeste de la ciudad, los transportadores movieron sus buses voluntariamente y posteriormente las autoridades retiraron escombros con los que se impedía el paso vehicular.El último informe oficial de Metrocali anuncia que sólo las estaciones Troncal Unida, Amanecer y Nuevo Latir del sistema MÍO no prestarán servicio durante este jueves debido a los daños ocasionados por vándalos durante las protestas. Sin embargo en las últimas horas del miércoles crecía en las redes sociales la versión de que serían más las estaciones afectadas, pero Metrocali confirmó que el MÍO funcionará con normalidad en el resto de sus estaciones y paradas.Voceros de la empresa ETM, una de las operadoras del MÍO, confirmaron que muchos de sus buses no pudieron ingresar al patio de la empresa ubicado en el barrio Pízamos del oriente de la ciudad, debido a que la glorieta que dista a unos 500 metros del mismo se mantuvo bloqueada por los manifestantes.Los buses de ETM fueron parqueados en patios autorizados por el sistema MÍO, ya que no se podían guardar en patios privados por que podrían atentar contra los mismos.A su vez Eduardo Bellini, gerente de la operadora Blanco y Negro, anunció que 45 buses de la empresa habrían sido dañados durante la jornada, la cual terminó con más de 140 buses averiados.Como medida de contingencia, la Secretaría de Tránsito anunció que durante todo este jueves se levantará la medida de pico y placa para particulares cuyas placas terminan en 5 y 6.Desde el miércoles la Policía Militar realiza patrullajes en sitios críticos de la ciudad. Hoy apoyará a agentes de tránsito y uniformados de la Policía Metropolitana de Cali que continuarán con la vigilancia desde las 5:30 a.m.La jornada culminó con un muerto, nueve personas heridas (entre policías, agentes de tránsito y civiles) y más de 140 buses del MÍO dañados.Por lo menos 15 puntos de la ciudad, entre ellos las salidas de Cali hacia Buenaventura, Jamundí, Candelaria, Palmira y Yumbo fueron taponados por cientos de busetas y conductores que exigieron garantías para su salida definitiva y atención por parte del Gobierno nacional.Sobre el balance de la jornada, Alberto Hadad, secretario de Tránsito de Cali, indicó que “inmovilizamos 14 vehículos y 11 personas fueron judicializadas. Cobardemente, quemaron dos buses del MÍO y otro bus de transporte especial. Rechazamos enérgicamente estos hechos vandálicos que manchan el progreso de la ciudad”, dijo.Al respecto, el presidente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval dijo que “la entidad ofrece excusas a los usuarios por los inconvenientes que puedan generarse en sus recorridos, entendemos los percances que puedan tener los usuarios con el cierre temporal de estas estaciones, las cuales estarán en evaluación técnica buscando a la mayor brevedad, restablecer el servicio; trabajamos para ofrecer una pronta solución, segura y confortable, para nuestros usuarios”.Arvey Hurtado, líder de los transportadores y dueño de varios buses de la empresa Recreativos, le dijo en exclusiva a El País que las protestas continuarán “pacíficamente”.“Estamos verificando la situación de los detenidos. Pero la decisión ya está tomada: vamos a seguir haciendo actos de protestas pacíficas”, indicó.A pesar de que Hurtado hizo énfasis en que las reclamaciones serían pacíficas, el empresario aseguró que no puede garantizar que no haya respuesta a agresiones por parte de la Fuerza Pública.“Estamos protestando por el derecho al trabajo. Es una indolencia con el pueblo caleño quitarles el servicio que durante más de 20 años los ha servido, más cuando el MÍO no está funcionando bien”, explicó Aristides Moreno, uno de los voceros de las manifestaciones.Un muerto tras protestasÓscar Mauricio Rodríguez, de 34 años y quien trabajaba como pregonero de la empresa Coomoepal, recibió un disparo en su cabeza en las inmediaciones de la estación Nuevo Latir, en el oriente de Cali, uno de los puntos más afectados por los problemas de orden público.La víctima llegó al Hospital Universitario del Valle, remitida del hospital Carlos Holmes Trujillo hacia la 1:15 p.m. en estado delicado. Rodríguez fue declarado con muerte cerebral horas después, hasta que falleció.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad