Viviendas gratis traerán beneficios a la región: Presidente Camacol Valle

Noviembre 28, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | El País
Viviendas gratis traerán beneficios a la región: Presidente Camacol Valle

Alberto Gaviria, presidente de Camacol Valle.

El presidente de Camacol Valle, Alberto Gaviria, defendió el programa de las casas gratis. “A los beneficiarios se les va a hacer un acompañamiento social”.

El programa de las cien mil viviendas gratis que promueve el Gobierno Nacional no ha sido bien recibido en Cali por las familias que serán vecinas de los programas habitacionales.El presidente de Camacol Valle, Alberto Gaviria, aseguró que la iniciativa pública traerá muchos beneficios a la región. El dirigente gremial invitó a quienes rechazan los programas a que exijan a los gobiernos el acompañamiento social, en vez de pedir que no pongan a los pobres en su vecindario. ¿Cuál es la posición de Camacol Valle sobre el programa de viviendas gratis?Nosotros como gremio indudablemente apoyamos la iniciativa del Gobierno Nacional porque consideramos que todos los esfuerzos encaminados a permitir que las familias más pobres del país abandonen esa situación son bienvenidos. ¿Qué opina de la resistencia de las comunidades de tener como vecinos a los beneficiarios de estos programas?Creo que ha faltado más información del Gobierno, tanto del nacional como del municipal. Es que las familias que van a llegar allí no son recogidas al azar, ellas vienen en un programa de formación desde hace dos años, traen un proceso de transformación de su vida, sus integrantes están buscando empleo, vienen con otra visión, con un cambio de mentalidad. Yo hago un breve llamado a la reflexión: no puede ser que en un país que está en medio de un proceso de paz, en el que todos los colombianos aspiramos a vivir en tranquilidad, y que por primera vez tiene un programa de inclusión social lo rechacemos. Es decir, yo ya tengo lo mío, el pobre que se joda. Eso no es una visión de compromiso social de los colombianos, a las familias pobres no las podemos tratar como familias de leprosos, no podemos formar guetos donde ustedes los pobres se van a vivir allá y nosotros los que tenemos algo de plata irnos a vivir a otro lado, como ya resolví mi problema, no quiero pobres cerca de mí.Yo me quedo sorprendido, nosotros fuimos constructores de la urbanización Morichal conjuntamente con la Caja de Compensación Comfandi. Yo conocí de primera mano cómo llegaron las familias al Morichal, muchas en condiciones de pobreza, que haciendo un enorme esfuerzo y con el subsidio de la Caja pudieron hacerse a su casa. Con ellos se hizo acompañamiento social durante dos años, se buscó ayuda del Municipio. ¿Cómo es posible que quienes estaban en condición de pobreza hace unos años, hoy rechacen a las familias pobres? ¿No le parece distinto el caso? Porque las familias de Morichal y de Ciudad Córdoba están pagando unas cuotas de un crédito hipotecario, sus casas no fueron regaladas...A los beneficiarios de las viviendas gratis también les costará, pero de una manera diferente. Ellos tienen que responder con los compromisos de la Red Unidos. Hay algo en lo que yo sí estoy de acuerdo y es en comprometer a los gobiernos nacional y local para que hagan el acompañamiento social. Eso es lo que la gente debería estar exigiendo, pero no diciendo: no me pongan a los pobres como vecinos.La gente teme que se den problemas de seguridad en sus barrios por la llegada de esas familias...Es que no se tratará de familias que para subsistir tengan que salir a atracar a la esquina. Además, el Gobierno Nacional tiene que continuar el apoyo a través de la Red Unidos y lo mismo las secretarías sociales de los municipios, e inclusive nosotros como constructores estamos en la obligación de asumir una parte de la gestión social, si bien es cierto no es nuestra responsabilidad, estamos comprometidos a que estas personas se integren y puedan estar en convivencia pacífica con sus vecinos y con ellos mismos.En Cali hay experiencias negativas. Los quejosos ponen de ejemplo a Potrerogrande, donde hay problemas tan graves como de no poder circular en el mismo barrio con tranquilidad...Hay que reconocer que lo que pasó en Potrerogrande es cierto. Allí hubo un gran esfuerzo, falló la gestión social.¿Cómo se garantizará que no va a pasar algo igual en estos programas?Porque esta experiencia muestra que es necesario profundizar el acompañamiento social. Y el presidente Santos ha sido claro, le ha encargado al Departamento de Prosperidad Social que focalice su esfuerzo en estas familias. De otro lado, los municipios tendrán que comprometerse con esa asistencia y lo mismo las constructoras que participamos de las iniciativas privadas que aplicaron al programa de las viviendas gratis. De hecho, muchas firmas tenemos áreas de trabajo social, siendo un poco exótico que haya trabajadoras sociales y sicólogos donde hay ingenieros y arquitectos. Esto también se trata de la sostenibilidad de nuestro negocio, porque es claro que si el proyecto que vendemos se deteriora va a afectar la comercialización posterior de otros programas similares.Los beneficiarios de Barrio Taller, uno de los tres programas de vivienda gratis en Cali, se sienten inconformes con las casas que les entregaron...Allí hay un problema más complejo. Barrio Taller fue una iniciativa socialmente muy loable, pero desafortunadamente no está totalmente financiada, con gran esfuerzo se logró hacer la vivienda, pero la porción que tenía que ver con la generación de empleo no se desarrolló. Entonces volvemos a que nos queda faltando siempre los cinco centavos para el peso y los programas que empiezan con muy buena intención, por falta de recursos, los rematamos mal y ocurren esas situaciones. Por eso le estamos pidiendo al gobierno que se haga el acompañamiento social porque sino en dos años vamos a tener otro fracaso.¿Por qué no se entrega toda la casa construida? En el caso de Barrio Taller, las familias están exigiendo más subsidios para terminar de edificarlas...En un programa de vivienda se deben entregar prioritariamente el espacio público y las redes de servicio públicos. Las familias pueden tener una solución de vivienda básica y terminarla de construir, pero no es posible hacerla mediante subsidios y por eso, con iniciativas como la construcción de vivienda se está generando empleo que servirá para que las familias tengan ingresos y puedan terminar de edificar sus casas. Las casas que se entregan son de una habitación, pero las familias más pobres generalmente son de seis personas o más. ¿Qué tan digna es una vivienda de ese tipo?Como le expliqué, lo que se entrega es una solución básica y la familia debe encargarse de su ampliación. La ley no permite entregar subsidios de mejoramiento a quienes ya recibieron subsidios de vivienda nueva. Pero estas familias tampoco pueden esperar a que todo se los regalen, ellas ya recibieron un subsidio, ahora tienen que ubicar un empleo y poder hacer el mejoramiento de sus casas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad