Violencia verbal, tan fuerte como los golpes

Abril 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Un estudio de la Secretaría de Educación reveló que los insultos son lo que más afecta a los estudiantes. Cuenta un joven de un colegio público del sur de Cali que si alguien no es físicamente agradable, es suficiente para ser el blanco de las burlas.

Cuenta un joven estudiante de un colegio público del sur de Cali que si alguien no es físicamente agradable, es suficiente para que se convierta en blanco de las burlas. “En mi salón hay un niñito que es demasiado feo y además es como tonto, siempre dice cosas que no tienen que ver con nada, por eso todo el mundo lo mantiene cogiendo de recocha”, aseguró el adolescente de catorce años, con tono de lástima, pero consciente de que todos los días él le recuerda a su compañero lo poco agraciado que es.“Siempre le decimos ‘feo’, ‘narizón’, ‘peliapretado’, o le preguntamos ‘¿por qué sos así?’, ‘¿por qué tenés que ser tan bruto?’”, comentó otro estudiante del mismo salón de clase, que ha visto cómo el agredido se ha abalanzado a golpes sobre aquellos que le lanzan improperios para ver si así dejan de molestarlo.Agresiones como éstas son cada vez más frecuentes en las aulas de clases de los colegios de Cali. Así lo mostró un informe sobre violencia escolar revelado por el Observatorio de la Secretaría de Educación de la ciudad.De acuerdo con el informe, en el 2010 se registraron 563 casos de agresiones verbales en las instituciones educativas, cifra que superó las agresiones físicas, de las que se reportaron 444 casos el año pasado.El 44% de los estudiantes encuestados para el informe resultó siendo víctima de este tipo de malos tratos. El 52% de ellos son hombres y el 47%, mujeres. Perfil para una burlaComo ‘nerdos’, ‘calladitos’, o con algún defecto físico describen los participantes de este estudio a las víctimas de burlas, ofensas y rechazos. Quienes tienen orientación homosexual, adolescentes y jóvenes autistas, incluso los que son considerados como ‘buenos estudiantes’, también hacen parte de la lista.‘Bobo’ o ‘Gay’ son las palabras más utilizadas para agredir a este tipo de estudiantes, indica el estudio.“Si uno llega de malas, con que lo miren mal a uno, es suficiente para comenzar”, le dijo uno de los adolescentes agredidos a los funcionarios que realizaron la encuesta, refiriéndose a la poca tolerancia que hoy impera en los colegios. Según los expertos, “ofender o insultar brinda estatus”, reconocimiento y respaldo a los jóvenes que lo hacen. Pero las consecuencias para las víctimas son intolerables. “El que ofende se siente más grande”, asegura el estudiante de catorce años. “Hemos tenido casos de estudiantes que no soportan las agresiones verbales y tienen que cambiar de institución educativa. Aunque pasa en menor proporción, no deja de ser preocupante”, explicó Gustavo Rodriguez, coordinador del Observatorio de la Secretaría de Educación de Cali.Rodríguez aseguró, además, que una mala palabra es el detonante para una pelea porque “en la mayoría de los casos cada agresión verbal termina convirtiéndose en física”.“El feo de mi salón un día se ‘aletió’ y se encendió a puños con uno de mis amigos porque lo estaba recochando mucho. Es que ese día todos en el salón lo tenía azarado y ese man se paró a frentiar a ver si así lo dejaban quieto”, contó el adolescente de catorce años sobre su compañero de clase, que según él y sus amigos, no encaja dentro de los parámetros de belleza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad