Viceministra de Mintic afirma que antenas de telefonía no causan cáncer

Viceministra de Mintic afirma que antenas de telefonía no causan cáncer

Agosto 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva | Reportera de El País
Viceministra de Mintic afirma que antenas de telefonía no causan cáncer

Según Viceministra de las TIC, Carolina Hoyos, Cali necesita más antenas para mejorar la calidad de la telefonía celular.

La viceministra de las TIC aseguró que Cali no tendrá una buena calidad de telefonía celular si no se instalan antenas en los barrios.

Al llamar al celular de la viceministra de las TIC, María Carolina Hoyos, para entrevistarla, hubo que hacer tres intentos seguidos, pues la comunicación se entrecortaba o se caía. Esto es quizás una muestra de lo que ella asegura: que en Cali la calidad de la telefonía celular debe mejorar. Entre otras razones, la funcionaria explica que esto se debe a que en Cali la reglamentación exige que solo haya antenas en las vías principales. Para ella “debe haber antenas en los barrios, respetando una distancia mínima entre una y otra”. Sobre los riesgos para la salud que puedan producir estos aparatos, la Viceministra asegura que es un mito y que la Organización Mundial de la Salud ha demostrado mediante estudios que las antenas no hacen ningún daño.Usted habla de que con las condiciones de infraestructura tecnológica que hay en Cali hoy no se puede lograr una buena calidad en el servicio de celular ¿Cómo es eso?El problema de calidad tiene varias aristas. Una es la necesidad de infraestructura, otra son los bloqueadores e inhibidores y otro es la propia gestión de la red. En materia de espectro, este es el Gobierno que más ha hecho gestión para entregar espectro para 4G y servicios de última generación para Internet móvil. Pero para mejorar la calidad uno de los asuntos más importantes es la inversión en infraestructura para la red.Regionalmente el problema que hay es por la dificultad de los permisos y la reglamentación para poner las antenas. Los operadores saben que deben hacer millonarias inversiones en infraestructura en las ciudades. Ahora, la norma dice que cada ciudad hace su reglamentación para la instalación y alojamiento de las antenas. Es fundamental que Cali haga su parte. ¿Cuál es el problema puntual de Cali?De Cali recibimos muchas quejas por falta de calidad de la telefonía celular. Eso es porque hoy la normatividad dice que solo se pueden poner antenas en corredores principales. Te cuento: Cali no podrá tener una telefonía móvil celular de calidad óptima si solo tiene antenas en los corredores viales. Se debe permitir infraestructura como lo hacen en todas partes del mundo: Inglaterra, Estados Unidos, Argentina, Brasil. Es decir, Cali debe permitir la instalación de antenas en zonas de uso residencial y sobre todo en donde está el mayor número de usuarios. Por ejemplo, el Centro es una de las zonas que más demanda el uso de celulares, pero como no hay tantos corredores viales, hoy las pocas antenas que atienden esa área hacen imposible que haya un servicio adecuado.Pero, ¿cuáles son los límites? Es decir, ¿yo puedo poner una antena en el patio de mi casa si quiero?Claro. El único límite es mantener una distancia mínima entre antena y antena. Lo que queremos es que se pueda instalar la infraestructura necesaria porque eso trae beneficios a una ciudad como Cali en materia de seguridad y de productividad. Con la llegada del 4G se van a disminuir problemas como el tráfico en la ciudad. En materia de productividad es importante porque da la posibilidad de acceder a Internet móvil, diez veces más veloz de lo que es hoy en día. No se le puede condenar a Cali a no tener una buena prestación del servicio de telefonía celular. Con la normatividad de hoy no se pueden lograr ni un buen servicio, ni buenas tarifas, ni tampoco va a llegar el 4G.Usted habla de que se deben instalar antenas en zonas residenciales, pero a la gente le da miedo desarrollar enfermedades por la radiación que producen estos dispositivos... Resulta que hay un mito sobre que las antenas de celulares dañan la salud y por eso las normas locales tratan de prevenir la instalación, así sienten que van a tener menor riesgo en materia de salud. lo cierto es que la Organización Mundial de la Salud, OMS, que es el ente rector internacional en el tema de salud, dice lo siguiente: no hay ninguna evidencia de que las antenas móviles celulares tengan incidencia en los seres humanos, los animales o el medio ambiente.Hay estudios que muestran cómo a 30 centímetros de una antena, la medición de radiación no ionizante fue de 1, mientras que a esos mismos 30 centímetros pusieron un secador de pelo (un elemento común en el hogar) y midió 95 veces más de potencia. Pusieron una nevera, que también está en todas las casas, y medía 143 veces más. Esto demuestra que tiene más efecto en el cuerpo humano un microondas, un secador o una nevera, que una torre celular.De todas formas, no puede haber antenas demasiado cercanas, como lo estipula el decreto 195 de 2005. Es más, dentro de la distancia mínima permitida, Colombia estableció unos mínimos muy conservadores si se comparan con los de otros países.A pesar de lo que usted argumenta, a la comunidad le genera mucha desconfianza este tema. En Cali muchos se quejan constantemente de enfermedades que habrían sido producidas por antenas... ¿Cómo se va a convencer a la gente de lo contrario?Repito: eso es un mito. Yo no soy experta en radiaciones no ionizantes, pero sí te puedo decir que tengo los documentos y conozco a los expertos en el tema. Yo también tengo hijos, también temo por mi salud y la de ellos... es decir, yo también hago parte de este mundo y no tendría razones para decir algo que no es: la OMS dice que ninguno de los estudios que se han hecho ha demostrado que las señales de radiofrecuencia tienen efectos adversos a corto o largo plazo. En el Reino Unido se hizo un estudio el año pasado que dice que la evidencia hasta ahora no demuestra un riesgo de tumores cerebrales o neuroma acústico dentro de los quince años de uso de teléfonos móviles. El principal mito es que las antenas producen cáncer o tumores en el cerebro. El Concejo Sueco en julio de 2012 hizo un estudio y señaló: “en general los datos sobre tumores cerebrales y telefonía no son compatibles con un efecto del uso de teléfonos móviles en el riesgo de tumor, especialmente cuando se junta con las estadísticas de cáncer en el mundo”.A la gente también le preocupa el tema paisajístico. A pesar de que en Cali hoy no se puede tener antenas en zonas residenciales, son muchas las casas donde estas se han instalado y son bastante invasivas... Ese es un tema muy importante: la mimetización. En el mundo entero se ha avanzado en técnicas para esconder las antenas y los operadores tienen que hacer inversiones para traer las antenas mimetizadas. En el mundo las antenas se esconden o en una palmera o en un arbusto; hacen parte de la columna de un edificio o del techo de una edificación y simplemente no te das cuenta.Pero hoy las antenas se ve en muchos lugares residenciales de la ciudad, a pesar de que están prohibidas. Es frecuente ver antenas gigantes en el techo o en el patio...Lo que sucede es que cuando se instalaron esas torres la tecnología las estrategias de mimetización en el mundo no habían avanzado tanto. Hoy la nueva tecnología ha cambiado. La industria de antenas hoy sí permite que no se vean. Es como los celulares: antes eran grandes y pesados, ahora son pequeños y más funcionales. Lo mismo pasa con estos aparatos.Pero entonces, esas antenas deberían ser cambiadas por otras de nueva tecnología...Eso no te lo puedo decir. Esa sería una buena pregunta para los operadores, sobre cómo es su plan de renovación tecnológica y cuál es la vida útil de esos dispositivos.¿El Ministerio debería exigirles ese cambio?Hoy hay toda una reglamentación en esta materia y uno de los temas que más hemos trabajado es el de los centros históricos, para que las antenas no dañen el paisaje, como en Popayán o en La Candelaria, en Bogotá.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad