Venta irregular de pasajes del MÍO, conducta prohibida en manual de convivencia

Venta irregular de pasajes del MÍO, conducta prohibida en manual de convivencia

Febrero 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Venta irregular de pasajes del MÍO, conducta prohibida en manual de convivencia

En algunos puntos la venta de pasajes es el complemento de otros negocios, como venta de frutas o chicles. Comerciantes argumentan que prestan un servicio que Metrocali no brinda por la falta de sitios de recarga.

Con Policía, decomisarán tarjetas a vendedores. Usuarios piden más puntos de recarga.

La venta irregular de pasajes del MÍO (por fuera de las estaciones y sitios autorizados) quedó prohibida en el nuevo manual de convivencia de este sistema. De acuerdo con el artículo séptimo del decreto 0784 de 2013, no se puede “practicar la comercialización ilegal de pasajes, tarjetas y/o de los diversos beneficios de integración del SITM-MÍO”.Según el presidente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval, en enero “firmamos un convenio con Policía para que nos haga acompañamiento en los operativos a quienes venden pasajes de forma ilegal y para reforzar las estaciones con más personal”. Aseguró que al declarar conducta prohibida esta acción, “el Policía ahora va a llegar al punto de venta de pasajes ilegales y le dirá al vendedor que suspenda la comercialización. Luego podrá decomisarle las tarjetas”. Agregó que “si tienen avanteles, motos u otros objetos que utilizan para este negocio, también les podrán ser decomisadas”. Algunos usuarios del masivo opinan que para que se aplique esta prohibición es necesario que primero se instalen más puntos de recarga oficiales. “A veces hay que caminar muchísimo para encontrar un punto de recarga. El señor que vende pasajes en el paradero es el que lo ‘desvara’ a uno”, señaló Maritza Betancourt, usuaria del sistema.Metrocali informó que hay 226 puntos de recarga externa (es decir, tiendas o puntos Gane) y 29 máquinas automáticas en las estaciones. Para el 31 de marzo se proyectan 100 puntos más y en diciembre 31 deben estar funcionando 800 en total, lo que está en manos del concesionario Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, Utryt. Vendedores argumentanSonia* vende frutas bajo el puente peatonal de Chipichape. Pero también aprovecha y comercializa pasajes del MÍO, “porque es mucha la gente que llega sin recarga y busca pasaje. Hay quien anda solo con lo del día y no puede estar cargando la tarjeta permanentemente”. Ella vende el pasaje a $1800, es decir, le gana $200 a cada uno. “Yo cargo entre $6000 y $8000 por tarjeta al día. Soy madre cabeza de familia y con esto completo lo de la comida”. Al preguntarle por la prohibición asegura que no está haciendo nada malo y que considera que quitarle la tarjeta es un irrespeto. Sin embargo, afirma que si le piden no volverlo a hacer, se acogerá a la sugerencia. Jonathan*, quien se hace frente al CAM, explica que vende el pasaje a $1600, porque utiliza la integración que brinda el sistema (beneficio de cambiar de una ruta a otra sin pagar de nuevo el pasaje). “Con eso pago la universidad. Me preocupa que nos vengan a quitar las tarjetas, porque yo tengo diez y las cargo con mi propia plata. Además, el reintegro es un beneficio, no le veo lo malo”.*Nombre cambiado a petición de la fuente

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad