Venta ilegal de pasajes del MÍO es un gran dolor de cabeza: Metrocali

Diciembre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva | El País.
Venta ilegal de pasajes del MÍO es un gran dolor de cabeza: Metrocali

Presidenta de Metrocali, María del Pilar Rodríguez.

María del Pilar Rodríguez, presidenta de Metrocali, habló sobre los retos del masivo para el 2013 y la salida de los buses tradicionales.

El 2012 ha sido un año trascendental para el MÍO. La salida definitiva de los buses tradicionales y el consecuente aumento de pasajeros le han puesto el reto al sistema de transporte masivo de mejorar a como dé lugar frecuencia y cobertura. María del Pilar Rodríguez, presidenta de Metrocali, explica los grandes cambios que se vienen para el sistema en el 2013.Después de casi cuatro años de funcionamiento del MÍO, muchos usuarios se siguen quejando por la irregularidad en las frecuencias y la falta de rutas. ¿Qué cambios se vienen a nivel operativo para el masivo?Estamos trabajando en varios cambios. Algunos implican modificaciones en el contrato de los operadores y por eso demorarán un poco más. El primer gran cambio será poner centros de control satélite en cada estación. Actualmente operamos solo con uno instalado en Metrocali y desde allí se controla todo, lo que a veces es difícil, en especial para los alimentadores. Necesitamos más gente en campo que vigile la operación y por eso vamos a instalar estos centros en las estaciones de cabecera. Así, cada uno hará la revisión de una zona específica: Andrés Sanín, la zona oriente; Menga, el Norte; Cañaveralejo, el Sur y la ladera. ¿Exactamente en qué consiste un centro de control satélite?En el centro de control principal tenemos varios computadores en los que se monitorean todas las rutas. Lo que va a cambiar es que ya no van a ser unos pocos controlando la totalidad del sistema, sino que los vamos a sectorizar para que cada uno se concentre en las rutas de su zona. La persona que está en el centro de control se comunica con inspectores que están en las estaciones principales y viendo directamente lo que está sucediendo en la operación. Otro de los cambios en camino es que los buses comiencen a trabajar por regularidad.¿Qué significa eso?Hoy los conductores trabajan por puntualidad. Tienen que cumplir el itinerario que se les entrega. Por eso, cuando hay algún imprevisto (un accidente o algo) y el de adelante se queda atrasado, el de atrás no hace nada por conservar el intervalo entre los buses, sino que se le pega. Hoy sucede eso porque ellos tienen incentivos por ser puntuales. Vamos a cambiar ese incentivo para que no se esfuercen por la puntualidad, sino por conservar el intervalo entre buses.¿En qué consisten esos incentivos? Se trata de premiar a los diez mejores conductores cada mes. Los ganadores serán los que logren conservar los intervalos entre buses. Así mismo, que no se sancione a los que no llegan puntuales, sino a los que llegan pegados a otro bus. También estamos trabajando en servicio al cliente, no solo con los conductores, sino con las vendedoras de pasajes, a las que les toca aguantar insultos y maltratos todos los días. Metrocali hizo un estudio para evaluar si la flota que tiene es suficiente para satisfacer la oferta una vez salgan todos los vehículos tradicionales. Este reveló que no y por eso van a incorporar al servicio algunos de esos buses del colectivo (pintados de MÍO) ¿Cómo va ese proceso?Se hicieron dos estudios. El primero fue uno interno, muy rápido. Nos dimos cuenta de que aunque tenemos ya 858 buses matriculados y se programan para circular 833 a diario, tan solo salen 790. Eso pasa porque hay fallas técnicas o vandalismo. Nos dimos cuenta de que necesitamos una flota de refuerzo. La idea es comenzar a tener buses en las estaciones grandes, esperando para ser enviados cuando se requieran. Hoy, por la cantidad de flota que tenemos, no es posible hacer esto, sino que cuando se necesita un bus hay que tomar uno que ya está circulando y enviarlo al sitio donde se necesita. Eso gasta tiempo y combustible. Mientras llegan esos buses y los que hacen falta para completar los 911 que debe tener el sistema inicialmente, usaremos los del colectivo tradicional, que serán unos 200. Esos ya están en proceso de adecuación y esperamos que para la tercera semana de enero, cuando vuelvan a clase los estudiantes de universidades, estén funcionando. Para controlar a estos buses, ya que no van a contar con toda la tecnología que tienen los nuestros, también van a servir mucho los centros de control satélite.¿Y el segundo estudio?Aún está en ejecución. Es más detallado y será sustento para pedirle a cada operador la compra de flota.¿Cuándo llegan los 53 buses que hacen falta para completar los 911 que debe tener el MÍO inicialmente?Algunos ya están llegando y durante el primer trimestre de 2013 completaríamos la flota. El caso más complejo es el del operador ETM, al que todavía le faltan 28 padrones. Están consiguiendo el crédito bancario para comprarlos.Otro problema del que se queja la gente es la falta de puntos de recarga. Esto, incluso, ha derivado en la venta de pasajes en las calles de forma irregular. ¿Qué se está haciendo al respecto?Ese es uno de nuestros mayores dolores de cabeza. Estamos trabajando fuertemente con la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología, UTR&T, encargada de ese tema, para poner más puntos de recarga en toda la ciudad. Se está trabajando además en la implementación de tarjetas precargadas que se puedan vender en la calle. Esto se ha tomado más tiempo del que esperábamos porque es una tecnología diferente y requiere de una nueva inversión. En cuanto a la venta ilegal de pasajes, cada vez es mayor y por eso vamos a hacer operativos con la Policía para regularla. Lo que pasa es que esto responde a que hay una demanda insatisfecha. Entonces, podemos hacer los controles, pero también es necesario que le demos al usuario una alternativa para adquirir su pasaje.También se ha hablado de la implementación de timbres en los buses para evitar paradas innecesarias. Sin embargo, el proceso se ha demorado más de lo que usted había pronosticado ¿Qué porcentaje de la flota ya tiene instalados los timbres?Un 60 %. Lo que pasa es que aún faltan dos operadores por instalarlos, que son ETM y GIT, y no puedo habilitar el sistema de timbres hasta que no estén todos instalados. ¿Y cómo van a funcionar?Pues si la persona viene en el bus, cuando se vaya a bajar, presiona el timbre y el bus se detiene en la siguiente parada del sistema. Si la persona está en el paradero, debe hacerle señas al conductor para que sepa que debe detenerse en esa parada.Entonces volvemos al pasado, como cuando había que ponerle la mano al bus colectivo...Eso no tiene ningún problema, no hay nada de malo en tener que ponerle la mano al bus. El problema es que pare en cualquier parte, pero eso ya no va a suceder, porque el vehículo solo se detiene en las paradas establecidas. Por eso estamos trabajando fuerte en la señalización de las paradas: ya el 70% de las 1200 están listas. A finales de enero estarán demarcadas todas. Una vez se acabe con esa tarea, comenzamos con la señalización de los carriles preferenciales para el MÍO en la Avenida Ciudad de Cali, la Simón Bolívar y la Carrera 39. También se construirán paraderos, se pondrán tótems de señalización, se repavimentarán las vías de las pretroncales y alimentadoras. Desde ese punto de vista, también va a haber una gran mejoría. ¿Cuál es el balance de Metrocali para este año? Finalizamos con casi 50 % más de pasajeros de los que teníamos al comenzar 2012. Hoy, con la baja demanda de la temporada de vacaciones tenemos cerca de 480.000 usuarios al día. En los días hábiles de noviembre alcanzamos los 510.000 pasajeros. Ahora tenemos el doble de la flota y el doble de rutas que a principio de año. Se debe hacer ajustes en la operación, pero en general es un balance positivo. Y la situación con los transportadores tradicionales, ¿en qué va?Nos hemos seguido reuniendo. El Municipio cumplió con un acuerdo de pagos para los que tuvieran multas. Se hizo un censo y se están dando beneficios económicos para esos conductores, además de que les hemos hecho ofertas laborales. No obstante, ellos siguen pidiendo algunas cosas que definitivamente no se pueden dar.También se adelantan negociaciones con los camperos para que se integren al MÍO...Sí. Estamos estructurando un esquema de negocio. Ellos ya nos presentaron una nueva propuesta, en la que no requieren un subsidio para operar, como sí lo requerían en la primera. La estamos evaluando y esperamos que para el primer trimestre del próximo año podamos firmar un acuerdo para que ellos puedan pedir los buses nuevos y tenerlos al final del próximo año operando.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad