Venezolanos que llegan a Cali tendrán comedor comunitario

Venezolanos que llegan a Cali tendrán comedor comunitario

Marzo 21, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Comedor Venezolanos Cali

El comedor comunitario surgió como solución a las peticiones que ciudadanos venezolanos hicieron a la Arquidiócesis de Cali y la Alcaldía. Se espera que con esta iniciativa se le pueda prestar ayuda a lo más de 100 migrantes que llegan por semana.

Bernardo Peña / El País

Los ciudadanos provenientes de Venezuela podrán acceder a alimentación gratuita en un nuevo comedor que la Arquidiócesis y la Alcaldía de Cali esta adecuando cerca a la terminal de transportes.

El comedor comunitario será implementado en las instalaciones de la Corporación al Adulto Mayor ubicado en la Avenida 2 Norte #32A-05.

La iniciativa busca brindarle a los migrantes del vecino país un plato de alimento mientras solucionan su situación en la ciudad, esta iniciativa hace parte del programa ‘Cali sin hambre’.

El padre Francisco Murillo, director de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Cali, manifestó que después de buscar espacios para el comedor, se decidió hacer a dos cuadras de la terminal de transporte de Cali, “porque no pudimos encontrar un espacio en la terminal. Se intentó muchísimo, pero no hubo dónde prestar este servicio”, explicó.

Lea también: 'El Sisbén, una 'bendición' para inmigrantes venezolanos en Cali'.

Además agregó que este lugar es estratégico por su cercanía a la terminal e indicó que se prestará un servicio alimenticio adecuado.
“No queremos poner una carpa en la calle, la gente merece dignidad, la comida en Cali no puede estar dándose en cajitas, hay que brindarla con dignidad por eso se tienen las mesas, asientos, platos, cubiertos”, dijo.

Por su parte, la Coordinadora de la Pastoral para Migrantes de la Arquidiócesis de Cali, Lina María Rojas, aseguró que, “este comedor se creó como una urgencia porque los migrantes llegaban con mucha hambre, nosotros podíamos dar un refrigerio, pero ahora unimos fuerzas interinstitucionales con la Alcaldía y otras entidades que nos ayudaron para poder abrir el comedor”, aseguró.

Rojas también explicó cómo los migrantes venezolanos pueden acceder a este beneficio alimenticio, “tenemos un capilla en la terminal de transportes donde los recepcionan, se estudia el caso según la necesidad que presenten. Exigimos que presenten su documentación, sin embargo, hay casos donde han sido víctimas de hurto entonces tratamos de hacer una ruta de atención dependiendo la necesidad sea de salud o alimentación y con la oficina de migrantes de la Gobernación, tratamos de direccionar esto”, aseveró.

La Coordinadora expresó que desde la Pastoral de Migrantes de la Arquidiócesis se está realizando el proyecto de crear un hogar de paso de migrantes que lleguen a la ciudad y no tengan dónde pasar las noches.

Durante esta semana se estará haciendo el ensayo del comedor comunitario con el objetivo de evaluar el cómo operará con la llegada de más migrantes.

La travesía en busca de oportunidades

Durante los últimos días son más de 100 ciudadanos venezolanos que arriban a Cali en busca de mejores oportunidades y huyendo de una crisis que los hace cruzar fronteras.

Daniela Salazar tiene 23 años, es abogada de profesión y se desempeñaba como asistente jurídica en el Estado de Cogedes, en Caracas. Llegó el martes a la terminal de Cali con su hermano y dos amigos, y está de paso en la ciudad, pues si intención es cruzar frontera para llegar a Perú, el país que según ella le brindará nuevas oportunidades.

“En Perú nos aceptan sin pasaporte, en mi país todo está muy difícil, todo se colapsa, no nos dan nada, hay gente que lleva hasta ocho meses esperando un pasaporte y no se los dan para que no salgan”, dijo.

Lea también: 'Ingreso de venezolanos a Colombia se redujo 30 % con nuevas restricciones en la frontera'.

La abogada relató que lo más difícil de salir de su país fue dejar a su hermana y su hija de cuatro años de edad, con cara de nostalgia expresa, “yo tengo la esperanza que mi país se acomode, que todo cambie y yo pueda ir por mi hija”.

Y es que la crisis que vive Venezuela no distingue edades, “realmente allá hay niños que se mueren hasta por una acetaminofén. El hijo de una amiga tenía una fiebre y por no tener una este medicamento, se le murió de 10 meses”, relató.

Manifestó sentirse afortunada por la ayuda que recibió en la cuidad, y espera seguir con su viaje hasta llegar a su destino y encontrar mejores condiciones de vida.

Carlos Lugo también es un venezolano que pisó suelo caleño, es oriundo de Caracas, la capital. Durante 12 años trabajó como chef en un restaurante de esa ciudad, y por la falta de oportunidades y las pocas condiciones para vivir, decidió salir de su ciudad hace un mes.

“Venezuela es un país muy rico en todo, se ganaba bien el sueldo alcanzaba para todo. Ahora no hay alimentos, uno se ve en la necesidad de migrar porque prácticamente me estaba muriendo de hambre”, dijo.

Además, comentó que de nada sirve tener dinero en las cuentas, “si tienes plata no te dejan sacarla, no importa la cantidad que tengas, eso es duro”.

Carlos al igual que Daniela está de paso en Cali, su destino final es Ecuador, por ahora recibe ayuda por parte de la Arquidiócesis y espera poder conseguir los tiquetes que lo lleven a este país, pues le robaron su maleta con los ahorros que llevaba.

Como estos dos venezolanos, la ciudad recibe a diario a más de 20 que buscan oportunidades en países vecinos y que mantienen la esperanza intacta de que su país mejore de la crisis que atraviesa.

La terminal de transportes de Cali se unió a esta iniciativa, presentando las estadísticas de venezolanos que arriban a la central de transportes municipal.

Tenga en cuenta

Los ciudadanos provenientes de otros países tienen la posibilidad de recibir ayuda humanitaria en las principales parroquias o iglesias que se encuentren en la ciudad.

La Arquidiócesis de Cali, cuenta con el área de Migración Pastoral que se encarga de prestar ayuda inmediata a ciudadanos de otros países que tengan una necesidad alimentaria, de salud o económica.

La Alcaldía de Cali, a través de la dependencia de Bienestar Social, presta ayuda a psicosocial a los migrantes.

Los ciudadanos extranjeros tienen derecho a atención inmediata en el sistema de salud , asimismo, quienes tengan planes de residir en la ciudad, podrán solicitar ser registrados en el Sisbén.

Según Planeación Municipal, en Cali existe un total de 574 ciudadanos venezolanos que han sido registrados en el Sisbén.

A diario funcionarios del Sisbén reciben entre 50 y 60 solicitudes de resistro en el Sisbén, de las cuales 15 son de ciudadanos provenientes de Venezuela.

Los ciudadanos extranjeros que requieran ayuda podrán solicitarla en las oficinas de la terminal.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad