Veinte colegios públicos de Cali están en crisis por falta de personal

Veinte colegios públicos de Cali están en crisis por falta de personal

Junio 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Veinte colegios públicos de Cali están en crisis por falta  de personal

Docentes y estudiantes del Colegio Isaías Gamboa, sede la Inmaculada, manifestaron en el CAM, exigiendo personal de aseo y seguridad. Hace cuatro meses no tienen docente de español.

La Secretaría de Educación se comprometió a resolver el problema a la brevedad posible. Asegura que los recursos para cubrir la gratuidad escolar ya han sido girados.

Olores fétidos y barro en el piso. Los baños de la sede La Inmaculada del colegio Pedro Antonio Molina no han sido limpiados desde el 15 de mayo, día en que el rector tuvo que despachar a la mujer que se encargaba del aseo. La cantidad de polvo es tal, que los pequeños se han comenzado a enfermar. Salud pública anunció que la semana entrante cerraría la institución educativa. El Colegio Gabriela Mistral ya cesó actividades por causas similares.La razón: desde que se implementó la gratuidad escolar, los colegios públicos ya no pueden recibir dinero de los padres, quienes se apropiaron de la tarea de pagar las aseadoras. Porque, a pesar de que la contratación del personal de aseo y vigilancia es responsabilidad del Municipio, al Pedro Antonio Molina, en diez años, nunca le han asignado esos empleados. Tampoco a las otras siete sedes de esta institución que, en total, albergan 7.000 niños.Otro caso, el del colegio Isaías Gamboa, sede La Inmaculada, fue el detonante, ya que los estudiantes protestaron este viernes enfrente del CAM, pidiendo que se les solucione esta situación, pues desde hace cuatro meses no tienen docente de español. Tampoco tienen portero y ya se han entrado a robar dos veces.La situación es crítica. De acuerdo con la denuncia de la Personería, al menos 20 colegios pasan por esta situación, originada en problemas con el proceso licitatorio para asignar el personal.Ana Cecilia Collazos, personera (e), aseguró que en algunos colegios, como la Ciudadela Nuevo Latir, los alumnos están dejando de asistir a clases por esta situación. “El rector está tan preocupado que hasta se enfermó. El problema puede trascender y convertirse en una crisis”.En el caso de la Institución Educativa República de Israel sólo tienen dos aseadoras para un colegio que alberga al menos 1.200 alumnos en tres jornadas. Las otras tres están incapacitadas porque, según sus compañeras, hay exceso de trabajo y no han sido reemplazadas por el Municipio. Los padres de familia y hasta los niños ayudan a hacer las labores de aseo en la sede de dos pisos.A estas peticiones, el subsecretario Administrativo de la Secretaría de Educación, Alejandro Franco, aseguró que ya concluyó el proceso licitatorio para el personal de aseo y desde el miércoles se proveerá el servicio. “Frente al tema de docentes, revisaremos caso por caso para asignar los profesionales. En cuanto a vigilantes, en quince días culminaremos la licitación”, señaló. No obstante, los colegios reclaman que los recursos para cubrir la gratuidad escolar no son suficientes. El coordinador del Colegio Pedro Antonio Molina, Eduard Mena, asegura que ahora reciben la mitad de los ingresos de antes, “lo que se traduce en carencias y trabajo con las uñas”. Señala que, además de este problema, poseen necesidades en infraestructura y materiales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad