Vegetación de Cristo Rey podría tardar hasta 30 años en recuperarse

Agosto 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

En lo corrido del año se han presentado 673 incendios forestales en la ciudad que han consumido 323 hectáreas de vegetación. Las autoridades alertan por el grave daño ambiental.

[[nid:445272;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/07/incendio-cristo-rey.jpg;full;{Vea las imágenes de la montaña de Cristo Rey, un día después del incendio que arrasó con 40 hectáreas de pasto el pasado mes de julio. Las llamas se llevaron todos los pequeños árboles que se sembraron durante pasadas jornadas de reforestación.Fotos: Jorge Orozco}]]

 

Hasta 30 años puede tardar la recuperación del ecosistema de un terreno que ha sido consumido por el fuego en un incendio forestal, según indicaron expertos de las autoridades ambientales locales y departamentales. Lea también: Cali es la primera ciudad de Latinoamérica con cámaras para detectar incendios

De acuerdo con Fabio Calero, coordinador del área de Gestión de Riesgo de Incendios Forestales de la CVC, el tiempo de restauración del terreno depende de cada ecosistema. Sin embargo, este proceso solo se puede concluir sino se presenta de nuevo una conflagración en el lugar.

"Muchas de las zonas afectadas en la cuales se inicia un proceso de restauración se vuelven a presentar quemas y toca reiniciar. Si siguen quemando nunca se va a poder recuperar", afirma el funcionario.

Para Calero un ejemplo de esta situación es Cristo Rey en donde hasta el mes de julio se habían presentado 17 incendios, y en lo corrido del año en el corregimiento de Los Andes - donde se encuentra el cerro- fueron  32 las emergencias atendidas.

Sin embargo, esta situación se repite en otros puntos de la ciudad como los corregimientos de Golondrinas, Montebello y La Buitrera donde las actividades humanas y las ocupaciones no permiten que se realice la recuperación.

Y es que según las estadísticas del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, en el 2015 se han presentado en Cali un total de 673 incendios forestales de los cuales 506 fueron en la zona urbana y 167 en la zona rural.

Estas emergencias han ocasionado la quema de 323 hectáreas de vegetación, cifra 4,4% mayor a la presentada en el mismo lapso del año anterior en el que 309 hectáreas fueron consumidas por las llamas.

El coordinador de la CVC explicó que para una adecuada reparación del terreno, después de que se presenta el incendio se debe encerrar la zona para que no exista ningún tipo de intervención en el lugar y luego proceder a plantar vegetación específica de la zona.

"Con esta nueva vegetación se intenta generar arreglos o distribuciones que sirvan de barreras 'cortafuegos' con especies que sean más resistentes al fuego y al estrés hídrico (falta de agua)", aseveró.

Sandra Lorena Franco, del grupo de Ecosistemas del Dagma, indicó que tras el trabajo de campo se ha determinado que tras dos años de producirse el incendio, se logra un estado incial de regeneración de la maleza y arbustos de las zonas afectadas.

"Gracias a las siembras de especies de flora arvense y arbustiva estamos logrando generar el movimiento del ecosistema que se encuentra estancado", indicó.

Los tipos de plantas más utilizados en estas siembras son las de crecimiento rápido como: dragos, árbol loco, yarumos, mano de oso, aguacatillos, mortiños y mantecos. 

La funcionaria del Dagma advirtió que hace falta cultura ciudadana en el cuidado del medio ambiente, especialmente en los cerros de Cali. 

Por su parte, el comandante operativo de los Bomberos, teniente Alberto Hernández, indicó que la capa vegetal de pasto tarda entre tres y cuatro meses para rebrotar, pero el daño en árboles y arbustos tarda mucho en repararse. "Para una recuperación completa se tiene que resembrar y esperar que estos árboles crezcan y generen sombra y humedad, lo cual necesita mucho tiempo", enfatizó.

El bombero recuerda que a principio de año se presentó un gran incendio forestal en el sector de Bataclán, cercano al cerro de Las Tres Cruces, en el cual se puede observar "una manta verde" de pasto pero lleno de árboles "chamuscados". "Ese terreno no se ha recuperado", precisó.

 

Asimismo, resaltó la importancia de medidas de mitigación de incendios como 'cortafuegos' (franjas de terreno sin vegetación para evitar que el fuego se propague), pero advierte que en muchas ocasiones son las mismas personas las que no permiten adelantar estas tareas. "La comunidad cree que adecuar estos senderos va en contra del medio ambiento", contó.

Tanto la CVC como el Dagma tienen proyectos de intervención en las zonas afectadas en las cuales se incentiva a la misma comunidad para que ayuden en las labores de recuperación.

El instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, mantiene la amenaza alta de ocurrencia de incendios forestales en Cali y 19 municipios más del Valle del Cauca debido al fuerte verano.

Entre ellos se encuentran Buga, Bugalagrande, Caicedonia, El Darién, Sevilla, Candelaria, El Cerrito, Florida, Ginebra, Guacarí, La Cumbre, Palmira, Pradera, Restrepo, San Pedro, Tuluá, Vijes, Yotoco y Yumbo.

A pesar de las fuertes temperaturas de la temporada de verano y la influencia del Fenómeno de El Niño, en Cali el mes pasado se presentaron 183 incendios  forestales, cifra 24% menor al 2014 con 242 conflagraciones. Lo mismo sucedió con el área afectada que pasó de 1.764.093 metros cuadrados el año pasado a 1.065.846 metros cuadrados este año (reducción de 44%).

Sin embargo, Fabio Calero, coordinador del área de Gestión de Riesgo de Incendios Forestales de la CVC, aseguró que en el Departamento el clima es un factor bajo para la generación de incendios forestales. "La amenaza nuestra es permanente porque obedece a actos de origen humano", afirmó.

Al respecto, el teniente Hernández, manifestó que la temporada seca crea unas condiciones propicias para la expansión de un incendio. "Todo el material vegetal se seca y se convierte en material combustible, entonces al estar seco si cualquier persona prende una fogata o quema basuras se genera un incendio", añadió.

[[nid:455778;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/incendiochipihome.jpg;full;{Fueron necesarias tres máquinas de bomberos y 12 unidades para controlar las llamas, en la loma que se encuentra ubicada detrás del hotel Spiwak. Incendio arrasó con 15 mil metros cuadrados de pasto. Foto: José Luis Guzmán | El País}]]

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad