Vecinos relatan los momentos más angustiantes del incendio de fábrica en El Porvenir

Septiembre 08, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Incendio del lunes en almacén de químicos dañó las casas de 14 familias. Investigan causas del hecho.

Es un milagro que nadie haya muerto en  ese incendio. Lo dice  Juan Carlos Chamorro, quien se cayó desde un tercer piso cuando la onda de  una de las dos explosiones que provocó el incendio de el lunes en un  almacén de químicos,  lo empujó al vacío mientras intentaba ayudar a sofocar las llamas en un techo cercano al de su casa. Lea también: Catorce viviendas afectadas por incendio en fábrica de químicos en Cali

El hombre, de 47 años,  hizo hace tiempo un curso de rescatista en la Fuerza Aérea. Eso, según él, le dio licencia para aventurarse a ayudar a los 34 bomberos de Cali que trabajaban para sofocar el infierno que provocó a las 5:30 a.m. la combustión de más de 30 químicos que se albergaban en el local de  la Calle 34 entre carreras 5 y 6, del barrio El Porvenir.

    ¿Por qué se trepó al edificio para ayudar a apagar el incendio? Porque el humo y el fuego estaban tan cerca que quiso hacer cualquier cosa para no perder ni a su familia ni la casa en la que viven hace 12 años.

Chamorro es el único lesionado de consideración que tuvo el incidente, según el censo levantado por el grupo de Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades, Edan, de la Defensa Civil Seccional Valle.

“Ayudamos a evacuar a la gente de la cuadra. Me subí a ayudar, era mi deber, pero me tumbó la onda. No me pasó nada grave. En el antebrazo izquierdo se me abrió una herida de 20 centímetros, me cogieron 20 puntos. También me reventé el mentón y la espalda la tengo morada de los golpes. Pero bueno, estoy bien, ahora hay que recuperar todo, los techos de los tres cuartos, la cocina, el patio, todo lo que se dañó”, dijo Chamorro.

En ese censo también quedaron registradas 14 viviendas catalogadas como afectadas. Cuatro de ellas, en estado muy grave, con paredes rajadas, techos caídos, vidrios rotos.

Está incluida la vivienda de Alejandra Solano, de 20 años, a la que se le desplomó parte del techo mientras dormía. El milagro es que ni ella ni su niña, de dos años, que dormía en una cama auxiliar junto a la cama de la madre, resultaran con un rasguño.

 “Solo me acuerdo del ‘pum’, durísimo. Mi reacción fue tirarme sobre mi niña para protegerla y en medio de ese humero negro que se metió a la casa, la saqué. Mi mamá se cortó los pies por salir corriendo de la casa, con todo ese poco de vidrios rotos que quedaron tirados”, cuenta la joven mamá.

También fue censada la casa Darío Orejuela, vecino del almacén que se quemó. 

“Quedé sin nevera, sin lavadora, sin televisores, sin camas, sin nada, porque una pared y parte de la plancha de arriba se cayó sobre todo. No sabemos quién nos va a responder, el dueño del local dice que la póliza que tiene no cubre a terceros. Imagínese, ahí quedamos jodidos”, se lamenta el señor, de 48 años, trabajador en una pizzería del Norte.

Homero Chabur, coordinador del Edan de la Defensa Civil, aseguró que en el censo solo quedaron inscritas las viviendas más dañadas de la cuadra en la que ocurrió el hecho (viviendas sobre las carreras 4B y 4C).

Por eso, Claudia Nelly Lame, quien hace ocho días acababa de mudarse al apartamento que compró a la vuelta del sitio de la emergencia, no quedó en la lista. Solo se le cayó parte de las molduras que mandó a poner sobre la ventana de la sala, a la que también se le rompieron los vidrios. “Aún así, esto cuesta. No sabemos si alguien nos va a responder”.

El coordinador de la Oficina Municipal  de Gestión del Riesgo, Rodrigo Zamorano, recordó que en materia de ayudas “nosotros como Estado, no podemos entregar recursos para invertir en predios de carácter privado”.

[[nid:461201;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/incendio-fabrica-galeria.jpg;full;{La emergencia se originó en la fábrica Velquímicos ubicada en el barrio Porvenir y motivó la evacuación de varias viviendas cercanas. La explosión dejó daños en tejados y ventanales. Fotos: Bernardo Peña | El País}]]

En una semana podrían conocerse las causas que provocaron el incidente del barrio El Porvenir,  aseguró el comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cali, teniente Roberto Duque. El oficial explicó que la investigación tendrá un grado de complejidad debido a que se necesita establecer qué tipo de sustancias y en qué cantidades se almacenaban en el local comercial.

“Lo que pasó en esta emergencia es que tuvimos la presencia de muchos químicos, que al combinarse resultaban generando más reacciones, como las explosiones. Afortunadamente, en 20 minutos logramos contener las llamas”, explicó Duque.

El sitio donde ocurrió el hecho se llama Velquímicos y, de acuerdo al registro mercantil ante la Cámara de Comercio,  se dedica al comercio al por menor de productos farmacéutico y medicinales, cosméticos y artículos de tocador.

 Personas cercanas al propietario del negocio dijeron a El País que el local funciona hace 20 años y que cuenta con pólizas y revisiones técnicas que corroboran la seguridad con la que se realiza la actividad.

“Estamos tan sorprendidos como los vecinos. La verdad no sabemos qué pasó, el negocio se abrió por última vez el pasado sábado hasta la 1:00 p.m. Uno podría pensar que el temblor de ese día hizo que se cayera algún químico y se regara. Pero eso es apresurado, esperamos a que las autoridades nos digan qué fue lo que pasó”, dijo un familiar del dueño.

Igualmente, el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo realizará este martes una evaluación estructural al sitio en el que ocurrió el incidente para determinar si debe ser demolido.

Preocupa falta de seguridad  Menos del 10 % de los negocios comerciales, e industriales  registrados en Cali cumplen con la inspección anual de seguridad exigida para su óptimo funcionamiento. Dicha inspección debe solicitarse  al Cuerpo de Bomberos de Cali, con el fin de obtener el certificado de seguridad que por ley deben tener los establecimientos comerciales. ”Cuando se solicita la inspección, los expertos hacen recomendaciones  para que se garantice la seguridad de empleados y clientes”, dice el teniente Roberto Duque, comandante de  Bomberos  Cali. Si desea solicitar una visita,  llame al 8821252, ext: 34-35.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad