Vecinos piden más atención para el Lago de la Babilla

Agosto 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Junta de Acción Comunal pide mantenimiento del humedal. Dagma dice que adelanta descolmatación desde febrero pasado.

 

[[nid:455952;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/babilla-ciudad-jardin.jpg;full;{Por estos días la babilla de Ciudad Jardín, en el sur de Cali, volvió a asomarse para tomar un poco de sol. El animal, que mide un metro y medio, se alimenta de tilapias y fue captado nadando tranquilamente en el lago.Videógrafo: Carlos Salinas | El País.}]]

Ecosistemas como el humedal Lago de la Babilla hacen de Cali la segunda ciudad de América Latina con mejor calidad de aire, después de Salvador de Bahía, en Brasil, según un reciente  estudio del Dagma, la autoridad ambiental del Municipio.

Pero el exceso de basuras, asentamientos humanos, la expansión urbanística, los vertimientos de aguas residuales y otros problemas, están poniendo en alerta este importante pulmón ambiental  y otros tantos humedales de Cali.

Las consecuencias pueden ser devastadoras: según documentos publicados por la Personería de Cali,  humedales como el de la babilla son claves no solo para suministrar agua, sino  que también sirven como medida de choque frente al tratamiento de aguas contaminadas, son hogar de gran número de especies de flora y fauna, y ayudan a recargar las  aguas subterráneas.

Los humedales también evitan inundaciones por ser zona de amortiguamiento.  

Por eso, desde el pasado 1 de febrero, Día Internacional de los Humedales,   la Personería  está alertando sobre esta problemática. Según la entidad, hay amenaza de extinción de los 50 humedales con los que cuenta el municipio.

Para Andrés Mauricio Zapata, ingeniero ambiental de la Universidad del Valle, el lago de la babilla es un espacio que “genera sensibilidad ambiental en quienes lo visitan, a la vez que es un lugar que favorece la diversidad de fauna y flora en la ciudad”. 

“Más necesitamos nosotros del lago, que él de nosotros”, enfatizó el profesional, quien resaltó el aporte de ecosistemas como este a la calidad del aire en este sector de la ciudad  .

 Los residentes del barrio Ciudad Jardín han emprendido acciones para que el humedal reviva. Amparo de Arana,  coordinadora de la comisión ambiental de la JAC de la Comuna 22, afirma que desde hace varios meses los residentes de la zona han venido gestionando con sus propios recursos los servicios de mantenimiento que requiere el lago, puesto que desde el año el año 2013, según dijo, no hay ninguna empresa encargada del mantenimiento de este pulmón ambiental.  

La empresa Vox Coulber fue la última entidad en tener contratación para el humedal. Según el contrato, Vox tenía, entre otras, la responsabilidad de limpiar el fondo del humedal, proceso que se conoce como descolmatación. 

Pero el contrato  sólo se cumplió en un 23% por negligencia del contratista, según dijo Hugo Salazar, ingeniero y quien es actualmente asesor en el tema para  la JAC de la Comuna 22. Salazar asegura que, si bien el contratista no cumplió con el 40% de las obras y por lo tanto no hubo pérdidas de dinero al no pagársele nada, sí hubo afectación en el lago porque se dejó al abandono y a la suerte de quienes deseen recuperarlo por cuenta propia.

A casi mil millones de pesos  asciende el contrato pendiente para terminar con las mejoras del humedal. Hasta el momento, según la comunidad, la zona verde sigue a la deriva y las acciones del Dagma no son suficientes.

El Dagma piensa lo contrario. Según  Sara Johana Quiñónez, la funcionaria de esta entidad encargada de los humedales y lagos de Cali, en conjunto con las comunidades, sí se están adelantando tareas para la mejora, no solo del humedal lago de la babilla, sino también de todos los humedales de la ciudad.

Entre esas mejoras está la descolmatación  del lago, obra que se adelanta desde febrero pasado. Enfatiza que desde el Dagma son conscientes del inconveniente contractual que hubo, pero que desde la entidad dan el tema como resuelto y esperan que los residentes de la zona vean los cambios en el humedal a finales de este año, época   en la que se tiene planificada la culminación de las mejoras.

Otros humedales  que están en situación de riesgo según la Personería son: Lago Verde, el ecoparque de las Garzas, Santa Elena, los del Campestre, La Aldovea y El Estero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad