Vecinos del Sur de Cali piden ayuda a las autoridades para salvar los parques

Vecinos del Sur de Cali piden ayuda a las autoridades para salvar los parques

Septiembre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Vivian Jaramillo O. | Reportera de Vivir Limonar

Los vecinos de Ciudad Capri, Cataya, La Hacienda, EL Limonar y Gran Limonar denuncian que el estado de las zonas destinadas a su recreación es “lamentable”. Piden que el Municipio los recupere.

Hace menos de diez años Carmenza Cuervo solía ir al parque ubicado en la Carrera 65 entre calles 12 y 13 para ejercitarse, pero el deterioro de este pulmón verde la obligó a desplazarse a otro parque.Para esta habitante del barrio Cataya se volvió imposible caminar por los senderos porque “están extremadamente levantados, es como si hubiera pasado un huracán, sin exagerar”.Lo mismo opina Vanesa Luján, quien anotó que “la plazoleta central también está fatal, porque las raíces de los árboles son muy grandes”.Ambas acuden ahora al Parque Javier Abad, localizado en la Carrera 67 con Calle 11, que, aunque no está en las mejores condiciones, cuenta con una cancha de fútbol que les sirve de pista para caminar o trotar.Sin embargo, Pedro Nel Ospina, quien a diario entrena en este último a 35 futuros futbolistas, diciente de ellas.“Los muchachos no tienen un espacio bueno para entrenar, la grama está prácticamente como un peladero y las mallas de las porterías están dañadas. Necesitamos que el Municipio invierta en estos escenarios para abrir más lugares deportivos”, asegura.De igual forma, Victoria Eugenia Motoa, presidenta de la Junta de Acción Comunal de El Gran Limonar II y III, indica que los dos parques que rodean estos barrios necesitan “una remodelación total”.Según ella, el ubicado entre las carreras 66 y 66A con calles 11 y 12 necesita que le poden los árboles y que la zona para caminar sea restablecida, al igual que la del parque de la Carrera 65 entre calles 11 y 12”. Pero lo más urgente en estos dos pulmones verdes es la instalación de luminarias, puesto que, según la líder, allí la oscuridad se convierte en un aliado de los ladrones.Otros vecinos sostienen que cuando la Carrera 66 se convirtió en ‘zona rosa’ se aumentó la presencia de jíbaros en el sector. “Estamos siendo invadidos por muchachos que vienen a vender y a fumar marihuana acá”, comenta José Antonio Vélez, quien desde hace 30 años vive en Gran Limonar.En el parque de Nuevo Rey, ubicado en la Calle 11A con Carrera 70, el panorama no es mejor. “A pesar de tener unas lámparas súper potentes, que fueron instaladas para presenciar partidos de fútbol, así que cuando no hay partidos permanecen apagadas y el lugar queda muy oscuro, entonces pasar de noche por ahí es un peligro”, cuenta un residente que pidió no revelar su nombre.A su vez, los vecinos de La Hacienda denuncian que los parques ubicados entre las calles 15 y 15A con carreras 67 y 68 siguen en poder de viciosos durante las horas de la tarde.“Más o menos a partir de las 5:00 nos vemos perjudicados para transitar por ellos porque esas personas son peligrosas”, asegura un habitante del sector.Ahora bien, el triángulo de parques que rodea a Ciudad Capri ha tenido algunas mejoras en los último meses. Sin embargo, hay inconformidad porque el estado de los juegos infantiles “deprime”.“Los niños no tienen cómo jugar, tocó poner unos letreros con cinta amarilla para prevenir que no se lastimen”, comenta Cristina Rojas, moradora en el sector.La suciedad también atormenta a algunos vecinos, como a Idalia Córdoba, quien todos los días barre el parque de la Calle 10 con Carrera 77A, ante la falta de una entidad que lo haga.Así, los residentes de estos barrios del Sur esperan que la Administración Municipal se decida a recuperar estos espacios concebidos para hacerle más amable la vida a sus vecinos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad