Vecinos de Juanambú se quejan por ruido de establecimientos comerciales

Vecinos de Juanambú se quejan por ruido de establecimientos comerciales

Julio 03, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Negocios de diversión nocturna no dejan dormir a esta zona del Oeste. Secretaría de Gobierno dice que adelanta medidas.

A pesar de que el Plan de Ordenamiento Territorial de Cali, POT, indicó que el barrio Juanambú es residencial y que los negocios allí establecidos deben causar bajo impacto de contaminación auditiva, el sector tiene nuevos restaurantes-bar que, según denuncias, no dejan dormir a sus vecinos. Lea también: Exceso de ruido ya ha generado 18.584 quejas en Cali

La presidenta de la Junta de Acción Comunal de Juanambú, Diana Casasfranco, dijo que la situación se está volviendo “insoportable” para los habitantes del barrio, dado que ahora en una misma cuadra (Avenida 9N con Calle 9) no tienen solo un bar sino cuatro, “disfrazados” de restaurantes-bar.

“Tenemos dos clases de problemas: uno relacionado con los negocios que no insonorizan sus establecimientos y además ponen los parlantes en las terrazas con la  música a todo volumen y el otro que tiene que ver con la salida de la gente de los negocios, que por estar con tragos,  hacen bulla, prenden los radios de los carros y hasta se quedan tomando en la calle. La falta de control es total”, asevera la líder comunal.

Casasfranco dice que hay algunos negocios que lograron obtener usos de suelo en años anteriores, a pesar de que la zona es residencial. “Otros locales nuevos no tienen uso de suelo, pero el proceso de cierre que debe adelantar la Secretaría de Gobierno es demasiado demorado”, sostuvo la representante de los habitantes de la zona.

También explicó que algunos de los establecimientos han sido sancionados con multas, pero “eso no sirve para nada porque no pagan y la Alcaldía los tiene en cobro coactivo desde hace meses”.

Vecinos que prefirieron mantener su nombre en reserva indicaron que llaman a la Policía cuando empieza el escándalo en la calle, pero la patrulla no llega y permanece el desorden de gente tomando a las afueras de los establecimientos.

Argumenta Casasfranco que la comunidad ha participado en múltiples reuniones para darle una solución al problema y se quedan en compromisos que “nunca se cumplen”.

Voceros de la Secretaría de Gobierno explicaron que el despacho sí ha realizado controles para garantizar la tranquilidad de los habitantes de la zona.

Según esta dependencia, la mayoría de los establecimientos comerciales de diversión nocturna en Juanambú tienen su uso de suelo y pueden funcionar.

 “Existe un problema con la salida de los clientes, donde debe haber un control policivo y estamos hablando con  el Distrito de la Policía para tener un plan de choque, dado que en las vacaciones estos establecimientos pueden tener mayor afluencia de público”, indicó la Secretaría de Gobierno en una comunicación a El País sobre la falta de controles en este barrio del Oeste.

El mayor John Jairo Vargas Castaño, comandante del Distrito Uno de la Policía Metropolitana de Cali, dijo que ellos atienden las quejas, les piden a las personas que se retiren del lugar y apaguen el radio del carro, pero “ellos no se van porque muchos viven en el mismo barrio, son vecinos de la misma gente que se queja del ruido. Y usted no se imagina como tratan a los policías con la frase de moda: ¿usted no sabe quién soy yo?”.

 Agregó que necesitan colaboración del Tránsito para que multe o inmovilice a los que se quedan en la vía pública con la música a todo volumen.  Adalberth Clavijo, coordinador de Guardas de Tránsito, indicó que no tiene reportes sobre el tema.

El País intentó comunicarse con voceros de los negocios de la zona, pero no los localizó. Sin embargo, Alejandro Vásquez, presidente de Asonod (establecimientos de persión nocturna), dijo que los comerciantes hacen las inversiones para insonorizar y le piden a la gente que se desplace por la zona con tranquilidad, pero “toca trabajar más para que la gente se vaya a su casa a descansar y no genere molestias”.

Sobre los negocios La Secretaría de Gobierno de Cali  informó que de los cuatro negocios que quedan en la Avenida 9N con Calle 9, dos tienen toda la documentación, uno no presentó los papeles y fue multado (el proceso está en cobro coactivo en la Dirección de Hacienda) y un último establecimiento no ha sido visitado por la Secretaría de Gobierno.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad