Vecinos de dos obras del MÍO denuncian perjuicios causados por retraso

Vecinos de dos obras del MÍO denuncian perjuicios causados por retraso

Abril 02, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Líderes comunales de los barrios Belalcazar, Julio Rincón y Manuel María Buenaventura reclamaron celeridad en las adecuaciones del hundimiento de la Troncal de Aguablanca y la Terminal intermedia Julio Rincón. Metrocali respondió a reclamos.

Los retrasos en las obras de infraestructura del MÍO continúan causándole inconvenientes a los habitantes de varias zonas de Cali.Esta vez las quejas provienen de los ciudadanos residentes en las inmediaciones del hundimiento de la Troncal de Aguablanca, en la Carrera 18 con Calle 25, y la Terminal intermedia Julio Rincón, en la Avenida Simón Bolívar con Carrera 28, quienes contactaron a Elpais.com.co para expresar sus inquietudes sobre la demora en la ejecución de tales obras.Luis Alberto Yepes, presidente de la JAC del barrio Belalcazar, en el centro de Cali, aseguró que la inseguridad y las dificultades en la movilidad se han convertido en "pan de cada día", debido a que las obras complementarias del hundimiento de la Troncal de Aguablanca, en la Calle 25, quedaron paralizadas hace ya varios meses y no fueron concluidas.“Con la obra nos dejaron 'embotellados': ahora para ir al centro, que nos queda tan cerca, nos toca ir hasta la Autopista y subir por la Calle 15”, dijo el señor Yepes, quien agregó que "nos la pasamos de reunión en reunión y Metrocali no define nada".Nestor Lasso, presidente de la JAC del barrio Manuel María Buenaventura, también aledaño a esa obra, afirmó que "el problema de inseguridad en los alrededores del hundimiento es “gravísimo y no sabemos hasta cuándo vamos a tenerlo”.“Todos los habitantes de la calle del barrio Sucre tienen este sector azotado. Los ladrones pululan, se duermen en los andenes, en el polideportivo; se pierden las tapas de los contadores, de las alcantarillas, de los medidores de agua; esto es algo serio”, sostuvo el comunero.Elpais.com.co trasladó la preocupación de la ciudadanía a la presidenta de Metrocali, María del Pilar Rodríguez, quien reconoció que la obra se encuentra detenida, pero anunció que en “cuestión de semanas” se reiniciarán los trabajos, gracias a una adición presupuestal que fue solicitada desde hace más de dos meses a la Nación.“La obra en su totalidad está en un 99%. Lo que está haciendo falta son unas obras complementarias que no estaban presupuestadas en el diseño. Por eso tuvimos que pedir unos recursos adicionales, y tramitar la no objeción al Ministerio de Transporte”, explicó la funcionaria.“Una vez aprobados esos recursos, nos demoraremos tres semanas en arrancar. Y una vez arranquen, en cuestión de unos dos meses estarían culminados los trabajos. Realmente, allí no es mucho lo que hay que hacer”, resaltó la señora Rodríguez.Según explicó Francisco Ortiz, director de Construcción y Obras Civiles de Metrocali, los recursos adicionales que se solicitaron para esta obra suman unos $2.995 millones.“Esos recursos se gestionaron para todo lo que tiene que ver con señalización, demarcación vial, estructuras en los puentes y el deprimido, adecuaciones en el espacio público y amoblamiento urbano”, dijo Ortiz.El funcionario agregó que con parte de los recursos también se realizarán obras de alcantarillado en las zonas aledañas del barrio Belalcazar, para evitar futuras inundaciones que puedan afectar al hundimiento.Cabe recordar que el hundimiento de la Troncal de Aguablanca, cuyo costo se estimó en unos $17.000 millones, fue habilitado el 24 de septiembre del 2012. Desde entonces, según estima Metrocali, el recorrido entre el oriente y el centro de la ciudad se disminuyó en al menos diez minutos. El lío de la estación Julio RincónPor otro lado, los vecinos del barrio Julio Rincón, en el oriente de Cali, se encuentran igualmente preocupados por los retrasos en la construcción de la estación del MÍO que lleva el mismo nombre.Roque Alberto Olaya, presidente de la JAC de dicho barrio, aseguró que la terminal intermedia tiene un retraso de casi cuatro años y la obra tiene “muchos problemas”.“Han cambiado el diseño trece veces, no han hecho la restitución de zonas verdes en la zona y, como si fuera poco, aún hay predios que no han sido adquiridos para culminarla. Además de esto, la construcción ha causado problemas de movilidad, por lo que hemos enviado en reiteradas ocasiones derechos de petición que no han sido respondidos”, aseveró Olaya.Al respecto, la presidenta de Metrocali, María del Pilar Rodríguez, aseguró que siempre se responden los derechos de petición e informó que, según el cronograma, la estación intermedia Julio Rincón sería terminada en noviembre de este año.Según indicó la funcionaria, actualmente se encuentran pavimentando la calzada oriental de la vía, justo al lado de la plataforma central, lo que permitiría que el contratista pueda ingresar a la misma y continuar con las obras de la estación.“La obra estuvo suspendida por un tiempo por los retrasos en la aprobación de los diseños de redes de servicios públicos. Pero ya la obra reinició y estamos pavimentando el costado oriental de esas vías. Una vez eso esté terminado, dirigiremos el flujo vehicular por ese costado para intervenir el occidental”, informó Rodríguez.La terminal intermedia Julio Rincón, donde se estima que se han invertido unos $28.000 millones, servirá para conectar a los usuarios del MÍO de la Simón Bolívar con la Troncal de Aguablanca.Cabe recordar que la estación Julio Rincón no es la única que se encuentra aplazada o que presenta demoras. Otras tres terminales intermedias del MIO, además de tres terminales de cabecera y dos patios para buses, aún no están listos. El incumplimiento en la finalización de las obras de infraestructura es, según argumentan los operadores del Masivo Integrado de Occidente, la causa por la que el sistema no ha alcanzado su punto de equilibrio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad