Vea los riesgos y peligros de realizarse cirugías estéticas en sitios ilegales

Noviembre 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Vea los riesgos y peligros de realizarse cirugías estéticas en sitios ilegales

De cada diez pacientes que acuden para practicarse cirugías plásticas con profesionales, siete son mujeres y tres son hombres. La mayor demanda de cirugías son corporales y faciales, según expertos.

Se acerca la temporada de fin de año y los miembros de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica lanzaron una voz de alerta para Cali, toda vez que para las fiestas decembrinas aumentan hasta en un 45% la solicitud de procedimientos quirúrigicos estéticos.

Con la llegada de la temporada decembrina la oferta y demanda de cirugías plásticas en Cali puede aumentar hasta en un 45%. Es en este tiempo que las denominadas ‘clínicas de garaje’ intentan ganar más clientela, ofreciendo procedimientos invasivos irregulares. Esa es la razón por la que miembros de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica en la ciudad lanzaron una voz de alerta para evitar que pacientes que quieran lucir bellas este fin de año terminen con problemas delicados de salud.La alerta se enciende especialmente por la reducción en precios que dichas clínicas ilegales ofrecen para realizar procedimientos estéticos como liposucciones, lipectomías, aumento y disminución de glúteos y senos, cirugías de párpados, nariz y rejuvenecimiento facial. Todos estos son los que se practican con mayor frecuencia en época decembrina, según lo explicó Darío Salazar, cirujano plástico y maxilofacial, miembro de la Sociedad.Y es que los ‘gangazos’ en procedimientos estéticos pueden conseguirse en Cali por precios que los especialistas consideran irrisorios. “Mientras una liposucción, con toda la infraestructura necesaria, acompañamiento de anestesiólogo y demás, puede costar $4 millones, los ilegales las cobran a en $1.200.000 o $1.500.000”, explicó Fabián Hernández, cirujano del Hospital Universitario del Valle.El precio puede ser menor. Así lo corroboró El País al contactarse con una clínica estética, considerada clandestina por las autoridades de salud de la ciudad, donde se ofrecen cirugías desde $800.000. La explicación a los precios bajos, según Hernández, es que este tipo de clínicas irregulares hacen ahorros en toda su operación. “No pagan por un quirófano adecuado o personal idóneo. Tratan a los pacientes con anestesia local y con eso se ahorran al anestesiólogo, que es quien debe monitorear el comportamiento del dolor y le ponen cualquier medicamento a la gente sin importar si no tiene registros, porque son más baratos”, indicó.Además, según Juan Fernando Pedroza, del área de Salud Ambiental de la Secretaría de Salud de Cali, “este tipo de procedimientos y otros como el engrosamiento de labios y la aplicación de sustancias para relleno de líneas de expresión, las practican personas que no son cirujanos plásticos sino médicos generales o ‘médicos cosméticos’ o ‘estéticos’, profesiones que ni existen”.“Ahora en diciembre también aparecen los que ofrecen aumentar la cola en media hora, quitar las arrugas en el menor tiempo, fácil, rápido y sin cirugías. Esto es muy peligroso porque seguramente son biopolímeros y estos traen complicaciones para toda la vida”, alertó Darío Salazar. Frente al tema, la Secretaría de Salud del Valle reveló que diez prestadores de servicios estéticos en IPS o independientes han sido sancionados hasta la fecha con multas y clausura de servicios. Otros dos procesos se encuentran en manos del Tribunal de Ética Médica del Valle.“Hay otras tres IPS en proceso investigativo por quejas de fallas en el servicio e intervenciones mal hechas”, explicó Mónica Guerrero, del grupo jurídico de la Secretaría. Por su parte, la Secretaría de Salud de Cali prepara un operativo en la ciudad para vigilar a quienes practican procedimientos invasivos en sitios no autorizados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad