Vea la historia completa del hombre que amenazó con prenderse fuego

Vea la historia completa del hombre que amenazó con prenderse fuego

Marzo 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Un hombre de aproximadamente 55 años, identificado como Francisco Viveros, amenazócon prenderse fuego para evitar el desalojo del predio en el que vive.

Este fue un día anormal para los habitantes de los barrios Santa Elena y La Libertad, ubicados al suroriente de Cali. Un vigilante, Francisco Viveros, de 55 años, quien amenazaba con quemarse vivo si era desalojado de una vivienda que alega que es de su esposa, alarmó a las autoridades durante cerca de siete horas.El riesgo no era únicamente para él. De haber consumado su amenaza, la tragedia se habría extendido a por lo menos una cuadra de la casa esquinera ubicada en la Carrera 32B con Calle 19, entre los barrios La Libertad y Santa Elena, pues dentro de la vivienda había gasolina que Viveros había esparcido en el piso y en su cuerpo y una pipeta de gas, dos combustibles altamente inflamables.Vecinos, quienes no quisieron ser identificados, dijeron que les preocupa que un problema que es familiar, termine causando daños a otras personas. El asunto que desató la ira del vigilante que trabaja por el sector de El Limonar se remonta al reclamo que hacen los nuevos propietarios de la vivienda, que fue vendida por Aurelio Meneses Llantén, hermano de la esposa del vigilante.Finalmente, gracias a la mediación de entidades como la Defensoría del Pueblo, la Personería de Cali, las secretarías de Salud y Gobierno y el apoyo espiritual del padre José González, el suicida, su esposa y tres hijos abandonaron la vivienda.Según Wilson Pinzón, funcionario de la Defensoría del Pueblo, “se logró llegar a un acuerdo con el ocupante de la casa, luego que se le garantizara asesoría jurídica sobre la reclamación que hace frente a derechos sucesorales que tiene su esposa, Lidia Patricia Bombo”.Otra persona que ofreció servicios fue el padre José González, quien le dijo a la familia que pondría a su disposición un abogado para que les ayude a revisar el caso, “y si tienen derechos sobre la vivienda, que sean reclamados”.Viveros salió de la casa para ser atendido por personal paramédico, ya que debido a la tensión que vivió en esas horas se le subió la presión. Posteriormente fue trasladado a un centro asistencial donde fue estabilizado. El personal médico informó que el hombre sufre de diabetes. La familia, luego de la asistencia profesional, retiró sus pertenencias de uno de los apartamentos que tiene la propiedad. Con ello, las autoridades finalizaron la diligencia de desalojo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad