Vandalismo, el dolor de cabeza de estaciones del MÍO

Enero 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Vandalismo, el dolor de  cabeza de estaciones del MÍO

Las estaciones del MÍO, como esta, no tienen algunos vidrios de la estructura de metal que está a un lado de las puertas de abordaje.

Puertas y pasarelas metálicas dañadas, algunos males del sistema.

A pesar de que el año pasado Metrocali invirtió $2079 millones en el mantenimiento de las estaciones del MÍO,  el deterioro  en estos sitios  se mantiene, según las quejas de los usuarios del sistema. Lea también: así reportan los usuarios el deterioro de las estaciones del MÍO.  Puertas que no abren o que se cierran antes de tiempo golpeando a la gente, accesos a los buses dañados (pasarelas en metal), torniquetes de ingreso a las estaciones que no leen las tarjetas, baños públicos en terminales que están fuera de servicio y pantallas informativas que no funcionan, son algunas de las denuncias hechas por los usuarios.De acuerdo con una consulta web realizada en las redes sociales de El País tanto en Facebook como en Twitter, las estaciones que registran más problemas son las del centro. Enrique Cárdenas (@enriqueis) dijo que una de las que está en peores condiciones es la de San Bosco. Igual percepción tiene Nora Isabel Giraldo (@isabelgiraldo21), quien agrega que otra estación con mala presentación es la de San Pascual.  Usuarios como Juan David Moreno denunciaron que la pasarela metálica que permite el acceso a los buses lleva “meses dañada”. Dijo  que esos huecos “son un peligro” y que solo están esperando “que haya un accidente bien grave para hacer el arreglo”. En un recorrido hecho por El País se pudo evidenciar que la mayoría de las estaciones tiene las puertas automáticas de las estaciones  dañadas, bien sea porque están siempre abiertas o cerradas, porque  el vidrio está roto o porque se zafaron del enganche. Jorge Vélez, de la Liga de Estudiantes Usuarios del MÍO, dijo que también hay un problema grave con los torniquetes para ingresar a las estaciones.  “No hay estación que tenga todos los torniquetes buenos, siempre hay alguno dañado. De hecho, en la estación Popular no tiene sentido recargar la tarjeta, porque no las lee, todos los días los usuarios de allí deben comprar la tarjeta monoviaje, generando congestiones en las horas pico”. También denuncian que las máquinas de recarga (las que reemplazan a las taquilleras) no funcionan. “En Tequendama pusieron una de esas máquinas a la entrada para que la gente recargue, pero no sirve y las colas que se hacen son impresionantes”, denunció Vélez. Charlie Brown, usuario de la Fan Page de El País, indicó que los baños de la estación Calipso están fuera de servicio. Llamado al buen uso La vicepresidenta de Metrocali, Sandra Liliana Ángel, dijo que todos los años se destinan recursos para hacerle mantenimiento preventivo y correctivo a la infraestructura del sistema.  “El año pasado se ejecutó un contrato durante cuatro meses, por $2079 millones, que se terminó de ejecutar el 31 de diciembre. Se atendieron los temas más críticos, entre ellos el arreglo de las puertas que permiten el acceso al bus”. Según Metrocali, se repararon las 540 puertas automáticas de las estaciones y se pintaron algunos módulos de las taquillas que estaban en mal estado por el paso del tiempo o por el vandalismo (grafitis). Además, se pintaron los módulos donde la gente espera los buses, se cambiaron algunas puertas de cierre de las estaciones y  repusieron las cintas polarix (elementos amarillos ubicados en las pasarelas metálicas a las afueras de las estaciones, que amortiguan la llegada del bus a estos lugares). “Pero si a las puertas se les bloquea el cerrado poniendo el cuerpo, los pies o las manos, el sistema se daña. Por eso hacemos un llamado al buen uso de la infraestructura del sistema”, anotó.  La ingeniera Ángel informó que algunas de las puertas automáticas de las estaciones son víctimas de grupos de personas que pasan en motos o carros a la medianoche (cuando el MÍO está fuera de servicio) y que les disparan  con pistolas de balines. “Hemos reportado esta situación a la Policía, pero son personas que pasan en carros polarizados o motos con las luces apagadas, que tienen la intención de dañar la infraestructura”, agregó. También explicó que las pasarelas metálicas de las estaciones San Bosco, Fray Damián y San Pedro serán arregladas en el primer trimestre. El arreglo está a cargo de la UTR&T (operadora del recaudo y los operadores del MÍO). Con respecto a las pantallas y torniquetes dañados, Metrocali informó que esto es responsabilidad de la UTR&T. Pero, a su vez, voceros de la UTR&T indicaron que las respuestas a estos problemas solo podrían ser dadas por Metrocali.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad