Usuaria relató el caótico día que vivió con las marchas y bloqueos de buses en Cali

Usuaria relató el caótico día que vivió con las marchas y bloqueos de buses en Cali

Agosto 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Víctoria Bolívar | Elpais.com.co
Usuaria relató el caótico día que vivió con las marchas y bloqueos de buses en Cali

Así se encontraban las estaciones de Manzana del Saber, San Bosco, San Pascual, San Pedro y Torre de Cali durante la protesta de transportadores de servicio público en Cali.

Esta es la experiencia de una usuaria del transporte MÍO que contó cómo fue el recorrido de su casa al trabajo en el caótico día de protesta encabezada por transportadores del MÍO en la mañana del 29 de agosto.

Caos total, desesperación y agonía. Son las únicas palabras con las que yo, como usuaria constante del MÍO, puedo describir el recorrido de mi casa al trabajo en la mañana de este miércoles. Recorrido que duró una hora y diez minutos, cuando usualmente me toma menos de la mitad de este tiempo.La T31, justo la única ruta que me sirve para llegar a mi trabajo, no estaba pasando. Sólo las rutas T57, E27 y E37 eran las que paraban en la estación Manzana del Saber.Cada segundo que pasaba la estación se iba llenando más y más de usuarios; el calor y el sofoco eran insoportables. Las personas no podían ocultar la rabia y la desesperación que tenían al estar retrasados y no poder llegar a tiempo a sus destinos. Después de 40 minutos pasó el T31 y como era de esperarse llegó repleto. Ya dentro del bus, la situación era peor, sólo se escuchaban susurros de los demás usuarios, no se podía hablar, no se podía respirar, era imposible moverse al menos un sólo centímetro entre ese río de gente.Cada vez que se hacía una parada en una estación la gente gritaba: ¡No hay espacio! ¡No se suban más! ¡Esperen el otro!. En el bus abordaban más personas que las que se bajaban.Mi única esperanza era llegar a la estación Torre de Cali, pues es una de las principales estaciones de la ciudad y donde más se bajan los usuarios para hacer trasbordo, pero al llegar allí habían por lo menos unos 20 vehículos del MÍO represados en el semáforo. La opción: continuar la travesía por la ciudad. Cada minuto, sólo nos movíamos unos pocos centímetros. Desde la estación de San Pedro hasta Torre de Cali, nos demoramos unos 30 minutos más.He tratado de querer y soportar al MÍO con todas sus complicaciones, he tratado de olvidar los retrasos, los trancones, los cierres de las puertas en la cara, los buses repletos, pero con lo ocurrido este miércoles me pregunto: ¿Cómo será la ciudad cuando el transporte público salga en su totalidad de Cali?Es la primera vez que veo a la gente gritando por tratar de respirar, de salir ... Puedo decir que en esa ruta en la que iba y que tiene capacidad sólo para 140 pasajeros habían unos 200 o quizás más.Cuando logré bajarme del bus y había terminado mi destino por fin pude tomar una bocanada de aire que me devolvió la vitalidad. Mi destino final: la estación de Piloto, norte de Cali, donde por lo general sólo se bajan unos cuantos, fue el punto de llegada de decenas de pasajeros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad