Una tutela impidió el ingreso de más vehículos del MÍO

Mayo 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Los buses del MÍO seguirán compitiendo con los antiguos vehículos del transporte colectivo en la Avenida Pasoancho y la operación del sistema seguirá en riesgo. Habría demanda de operadores.

Los buses del MÍO seguirán compitiendo con los antiguos vehículos del transporte colectivo de pasajeros en la Avenida Pasoancho y la operación del sistema seguirá en riesgo.Ello pese a que Metrocali anunció que en abril ingresaría una nueva flota de vehículos del MÍO y se reduciría la oferta de buses urbanos en esa vía. Además, se mejorarían los tiempos en el servicio del sistema de transporte masivo.Según el secretario de Tránsito de Cali, Alexánder López, la decisión tuvo que ser modificada debido al fallo en segunda instancia de una acción de tutela interpuesta por un pequeño transportador, la cual ordena la suspensión de la declaratoria de la operación regular.El demandante alegó que Metrocali no ha cumplido con los requisitos legales para pasar a la segunda fase del MÍO. Además, dijo que “lo que quiero es que me den lo justo por mi bus; no se justifica que un carro que vale $80 millones lo paguen en $30 millones”, explicó al criticar el proceso de chatarrización.Esta declaratoria permitía el ingreso de nueva flota que reclaman los caleños, la implementación de las troncales de Aguablanca, de la Tercera Norte y de Las Américas, además de hacer efectivas las pólizas de cumplimiento por parte de los operadores del sistema.López explicó que la Administración está esperando que la Corte Constitucional estudie los recursos que le fueron presentados para revertir el fallo. Entre tanto, Metrocali debe cumplirlo.Hace algunos días, Luis Eduardo Barrera, presidente de Metrocali, dijo que la entidad estaba “utilizando todos los recursos para evitar este grave problema”.Pero Víctor Hugo Vallejo, abogado experto en Tránsito, aseguró que la tutela no tiene ninguna implicación sobre la ejecución de otros contratos del MÍO. “Únicamente ampara a la persona que se sintió vulnerada y sus derechos. Los contratos no fueron demandados y ello sólo se haría ante el Consejo de Estado, razón por la cual la operación regular no se vería afectada”, explicó el especialista.En ese sentido, César Vergara, gerente de GIT, indicó que los retrasos en la entrada de 130 buses que se anunciaron desde marzo no tiene nada qué ver con el fallo de la tutela.“Los carros ya están en los patios, faltan algunos de ellos. Lo que necesitamos es que la Secretaría de Tránsito y el Municipio firmen un decreto que permita la reestructuración de las rutas de buses urbanos (por la Avenida Pasoancho)”, indicó el empresario.Agregó que ya hay 20 vehículos disponibles para ser utilizados, pero insistió que únicamente falta la firma del documento. “Luego podríamos ir incluyendo a la operación de a doce carros cada semana hasta cumplir la cuota de 130”, precisó Vergara.Sin embargo, se conoció que aunque no lo ha hecho público, a Metrocali no le quedó otro camino que suspender la operación regular del MÍO para cumplir el fallo de tutela, pero habría eximido al operador GIT de dicha suspensión, lo que podría generarle demandas por parte de los demás operadores.Tenga en cuentaEn marzo pasado, El País conoció que los operadores del sistema de transporte masivo y que son propietarios de buses del transporte urbano colectivo no habían cumplido con la cuota de chatarrización de vehículos.En Cali todavía circulan 2.350 buses viejos, lo que pone en riesgo la expansión del MÍO.La segunda fase del MÍO prevé la eliminación del 48% de los buses del anterior sistema para que ingresen los nuevos carros articulados, padrones y alimentadores del MÍO. Con esta situación, cada operador tendría que sacar en promedio 500 y 700 vehículos, pero todavía no lo ha hecho.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad