Una polémica que levanta vuelo por viaje a Shangai

Una polémica que levanta vuelo por viaje a Shangai

Septiembre 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Una polémica que levanta vuelo por viaje a Shangai

Municipio comprometió casi $300 millones para participar en Expo Shangai 2010. La delegación que viajó estuvo conformada por nueve personas, entre ellas siete funcionarios de la Alcaldía de Cali. Concejales y veedores critican el gasto y los resultados.

Una fuerte controversia suscitó el desplazamiento de una delegación de nueve personas, entre ellas siete funcionarios de la Alcaldía de Cali, a la Feria Comercial Internacional de Shangai. Los costos que implicó la participación, cerca de $300 millones, y los resultados aún inciertos de dicha gestión, son los puntos más cuestionados de este desplazamiento. La comitiva viajó entre el 23 de agosto y el 8 de septiembre pasados con el fin de promocionar a Cali ante el mundo y buscar nuevas inversiones, perspectivas urbanas e intercambios culturales.Además del alcalde Jorge Iván Ospina, viajaron su esposa, Marcela Patiño; la secretaria General, Nigeria Rentería; el jefe de protocolo y relaciones públicas, Harold Caicedo; la jefe Jurídica, María del Pilar Cano; el secretario de Cultura y Turismo, Argemiro Cortés; el subdirector de Planeación, David Millán; la directora del Teatro Municipal, Nhora Mondragón y su esposo Vladimir Valenzuela.La participación de Cali en Expo Shangai 2010 costó alrededor de $270 millones. La ciudad fue incluida por el Gobierno Nacional en la comisión de ciudades y entidades que debía participar en el evento. Esto lo hizo el entonces presidente Álvaro Uribe mediante decreto 2138 del 8 de junio del 2009. Los entes participantes debieron suscribir un convenio de adhesión con la Nación para participar y hacer un aporte a la bolsa general para el montaje del pabellón de Colombia en la feria exposición. A Cali le correspondió aportar US$90.000, esto es $177.499.800 al cambio de enero de este año.A ello se agregan cerca de cien millones de pesos en viáticos de los funcionarios, material promocional de Cali en la feria y otros gastos.El viaje con estadía de dos semanas en Shangai tuvo un costo de $13,5 millones para cada funcionario, de los cuales el 70%, nueve millones de pesos, fueron sufragados por el Municipio a seis funcionarios y el 30% restante fue asumido por cada uno de ellos. Tres personas más se financiaron el 100% de sus gastos.El alcalde Jorge Iván Ospina aseguró que su esposa, Marcela Patiño pagó totalmente su viaje y estadía. Nhora Mondragón, directora del Teatro Municipal, indicó que ella asumió la tercera parte del valor de su desplazamiento y estadía y su esposo Vladimir Valenzuela se financió todos sus gastos ya que no es funcionario público e iba como particular.El subdirector de Planeación, David Millán, señaló que pese a ser funcionario público el Municipio no gastó ni un peso en él. “Yo me pagué mis gastos con recursos propios, con un préstamo que hice y tomé el tiempo haciendo uso de mis vacaciones”, expresó Millán.Argemiro Cortés, secretario de Cultura dijo que asumió seis millones de pesos adicionales a los viáticos que le dieron y la secretaria general de la Alcaldía Nigeria Rentería, dijo que su aporte personal sumó $4 millones más.Rentería explicó que, además, se invirtieron $20 millones en pendones y material logístico y de promoción de Cali durante la semana que tocó exponer la ciudad en el pabellón de Colombia. Aseguró que el Municipio no se gastó toda la partida de $300 millones para esta participación que había sido aprobada por el Concejo en octubre del año pasado, dentro del presupuesto del 2010.Advirtió que, incluso, el gasto fue inferior al del departamento del Valle que le correspondían $400 millones y a Medellín, Bogotá y Cundinamarca, que invirtieron sumas mayores, llevaron delegaciones de entre seis y ocho personas y enviaron funcionarios de avanzada para preparar la participación.Paralela a la delegación oficial de Cali, viajó una comitiva regional de empresarios y directores de cámaras de comercio de ciudades del Valle, de Pasto y Tumaco para hacer contactos comerciales. Ellos asumieron todos sus costos.Frente a la participación de Cali, algunos veedores y concejales consideraron que el número de delegados fue exagerado y, por tanto, también el gasto.El concejal Jorge Eliécer Tamayo se declaró a la espera del informe que presente la administración porque otras veces no lo ha hecho.Milton Castrillón señaló que para vender una imagen se necesitan dos o tres personas y no tantas como las que viajaron, gastándose cerca de cien millones. “Esa plata equivale al 10% de lo que le cuesta la educación especial al Municipio en un año”, advirtió.Criticó no sólo el costo económico, sino también el costo laboral que implica para la administración, porque “la cuarta parte del Gobierno se va cuando la ciudad tiene tantos problemas”, anotó.La veedora ciudadana Luz Betty de Borrero, consideró “exagerada” la delegación que desplazó Cali, cuando hay otras urgencias sociales por resolver.Aseguró que “no nos sirve de nada un intercambio entre colombianos y chinos para que aprendan el idioma; luego se nos quedan asentados aquí y tenemos que darles atención cuando nuestra gente reclama soluciones de empleo, salud, medioambiente y servicios básicos”.Sin embargo, el alcalde Jorge Iván Ospina consideró, por el contrario, que la Feria de Shangai sirvió para posicionar a Cali como un espacio para la internacionalización de nuestra economía.“Debemos comprender que como principal ciudad al lado del puerto de Buenaventura tenemos que rediseñarnos para asumir todos los retos que nos depara el Siglo XXI, en términos de que Cali sea un cluster de servicios, de valor agregado para productos importados desde Asia, de soporte logístico al puerto y de espacios de comercio”, expresó Ospina. Proyectos e intercambioEl alcalde Jorge Iván Ospina dijo que además de vender a Cali como capital del Pacífico colombiano, otro logro del periplo tiene que ver con los intercambios académico y cultural así como la invitación a inversionistas a que participen del desarrollo de la ciudad. En principio vendrían 30 niños chinos a perfeccionar su español y otros tantos del Plan Talentos de Cali irían a China a aprender mandarín.Adicionalmente, indicó que se interesó a inversionistas de ese país para que participen en la licitación internacional para construir la Avenida Bicentenario y eventualmente en el proceso de capitalización de Telecali.David Millán, subsecretario de Planeación, sostuvo que fue muy importante conocer experiencias de países como Canadá y Australia en soluciones de movilidad urbana y regional, gestión de residuos sólidos, sostenibilidad ambiental y economía productiva, lo mismo que los derechos ciudadanos a la vivienda, el espacio público, la salud y la educación. Eso ayudará en la revisión del POT, dijo.Argemiro Cortés y Nhora Mondragón indicaron que a los chinos les interesan las industrias culturales de Cali como generadores de empleo y el intercambio con escuelas de baile de salsa que irían a Shangai.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad