Una montaña de escombros afecta instalaciones de centro recreacional de Cali

Una montaña de escombros afecta instalaciones de centro recreacional de Cali

Febrero 26, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción Q’hubo | Elpaís.com.co
Una montaña de escombros afecta instalaciones de centro recreacional  de Cali

La cantidad de residuos sólidos arrojados en una escombrera ilegal en el barrio Petecuy en el nororiente de Cali está afectando las rejas y piscinas del centro recreacional del sector.

Por escombrera ilegal se cerró el acceso al centro recreacional del barrio Petecuy en el nororiente de Cali. Habitantes reclaman atención al espacio público y condiciones dignas de salubridad.

Los habitantes del barrio Petecuy I, al nororiente de Cali, se quedaron sin su espacio de recreación y esparcimiento por culpa de una escombrera. El motivo: el pasado viernes, a las 3:00 p.m. la malla que separaba al polideportivo de la montaña de escombros no aguantó más y se vino abajo ante la pesada carga.Según el presidente de la JAC, Gustavo Gutiérrez, “esta escombrera lleva dos años formándose y nadie ha hecho nada por cambiarla de lugar porque no hay donde tirar estos desechos. Hoy en día mide más de una cuadra de largo y tiene cuatro metros de altura”.Antes que ocurriera este percance, que por suerte no dejó ningún herido, el montículo de escombros ya le estaba trayendo dificultades a este barrio del nororiente de Cali, en especial con la calidad del agua de las piscinas. Según la comunidad, cada vez era más difícil hacerle mantenimiento por culpa de la cantidad de polvo que caen en ellas. A esto se le sumaba que algunos inescrupulosos le lanzanban rocas, basuras e incluso animales muertos a las albercas.“Todos los días esas piscinas tenían el agua verde por culpa de esa escombrera, siempre le hacen mantenimiento pero es inútil y por eso ya ni nos gustaba que nuestros hijos bañaran ahí”, dijo una habitante del sector. Otro factor que agrava esta problemática es que los carretilleros continúan su actividad de vertir todos los días desde las 9:00 a.m. estos desperdicios de construcción.Con respecto a esto, la presidenta del grupo de carretilleros, Amalia López, expresó que “yo reconozco que estamos perjudicando a la comunidad, pero tampoco nadie nos dice donde realmente podemos tirar los escombros y no le puedo decir a ellos (carretilleros) que no trabajen”.A esta crítica situación se le agregan las dificultades de salud, como dengue, problemas respiratorios y de la piel que sufren los residentes del barrio, los cuales son provocados por la invasión de plagas, como ratas y mosquitos junto a los fuertes olores y fumarolas que provienen de las quemas de basuras.Adriana Urresty, subdirectora de Participación Ciudadana de la Personería, dijo que “esta situación con las escombreras de la ciudad se la han estado ‘peloteando’ de Secretaría en Secretaría; lo que sucedió en Petecuy puede suceder en otro lugar, pero nadie se está haciendo responsable, este problema está en el aire”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad