Una mirada de Cali, a través de los ojos de 150 niños

Abril 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Una mirada de Cali, a través de los ojos de 150 niños

Además de la lectura de mensajes para un mundo mejor, grupos infantiles participaron con presentaciones musicales en La Sagrada Familia.

En el colegio La Sagrada Familia se llevó a cabo un encuentro infantil que congregó a 22 instituciones. Los pequeños participaron de actividades artísticas e hicieron un llamado por un mundo mejor.

Lo mejor de vivir en Cali, según Mariana Cortés, es tener muchos amigos, jugar en el colegio y saber que hoy no se murió ningún pajarito.Lo peor, confiesa, “es que la gente casi no cuida el planeta, no recicla y tira muchas basuras a la calle”. Así es como esta pequeña de 6 años y estudiante de La Sagrada Familia habla del municipio en que nació. Ella hizo parte de los 150 niños que visitaron ayer las instalaciones de este colegio para compartir y debatir sobre un mundo mejor, un mundo visto con los ojos de los niños.Otro de ellos, Duván García Orrego, quien padece de ceguera y problemas auditivos, subió a la tarima, tomó el micrófono y dijo: “sólo vinimos a traer alegría para el mundo”. El Quinto Encuentro Infantil de La Palabra es un foro que surgió de la iniciativa de las egresadas de La Sagrada Familia, en el cual los más pequeños toman la palabra y opinan sobre los problemas de la ciudad y del país.“Siempre se hacen foros para médicos, especialistas, para adultos, pero no para los niños, no existen espacios para saber lo que nosotros pensamos, y ese es el propósito de este encuentro”, explicó Alexandra Sánchez, estudiante de grado once y monitora del evento.Durante la mañana varios chicos leyeron mensajes sobre la importancia por el reciclaje, la violencia entre las barras bravas y las consecuencias de la temporada invernal.El certamen contó con la participación de representantes de 22 instituciones educativas y fundaciones de la ciudad, quienes a través de danzas, música y poesía hicieron un llamado por un mundo mejor. “El lema de la mesa donde yo voy a estar es: sólo cuando el último árbol haya caído, el último río esté contaminado y el último pez esté atrapado, nos daremos cuenta que no podemos comer dinero”, expresó Alexandra, a quien le preocupan los estragos que la contaminación ha tenido en el medio ambiente.Luz Dálida Alzate, docente y coordinadora del encuentro, explicó que el colegio se prepara durante todo el año para realizar este evento, donde ningún adulto opina, sólo escucha. “La importancia de la actividad radica en dejar huella en los estudiantes, pues detrás de cada niño que miente y agrede, hay un adulto que le enseñó a agredir y a mentir”, complementó. En el encuentro participaron, entre otros, el Instituto para Niños Ciegos y Sordos, la Fundación Boteritos, Samaritanos de la Calle, Plan de Apoyo Familiar y los colegios Lacordaire, Claret, Berchmans y Fray Damián González.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad