Cali, una ciudad que se queda sin andenes

Cali, una ciudad que se queda sin andenes

Marzo 18, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Íngrid Valderruten Peña, reportera de El País 
Cali, una ciudad que se queda sin andenes

Así lucen algunas calles del sector de Granada, como la Avenida 9 Norte con 10. Raíces de árboles han dañado el asfalto.

Oswaldo Páez / El País

Un sube y baja peligroso. Así describe Catherine Dupriez, presidenta de la Junta de Acción Comunal de San Fernando Viejo, lo que significa caminar por los andenes de su barrio, donde gran parte de la población son adultos mayores, que, como ella, cada vez sienten más temor de transitar a pie por el espacio público que les corresponde.

“La Carrera 35 entre 4B y 4A es una obra de arte donde cada negocio o casa está haciendo un pedazo de andén más alto que el otro, entonces nos toca subir y bajar, cuando todo debería estar al mismo nivel para que los adultos mayores y la gente discapacitada pueda pasar sin ningún peligro”, dice Dupriez y cuenta que ella misma ha tenido varias caídas.

A los desniveles en los andenes se suman huecos gigantes, asfalto desintegrado, raíces de árboles que crean sobresaltos, estrechez, vehículos y puestos de ventas ambulantes que obstaculizan el tránsito del peatón por un espacio que “debe ser sagrado”, como asegura Jorge Villegas, líder comunal del barrio Santa Mónica, en el norte.

“El andén es una de las cosas más interesantes que podamos tener, si usted sale de su casa lo primero que pisa es el andén, nadie lo puede invadir, pero aquí en la Calle 27 con Avenida 6B tenemos una clínica que decidió tomarse el andén y parquear todo: carros, motos, ambulancias, entonces usted se tiene que bajar a la vía para poder transitar”, asegura Villegas.

Lea también: Este es el plan para 'resucitar' la Avenida Sexta

El señor añade que en Cali los andenes no cumplen con las especificaciones del Manual de Diseño y Construcción de los Elementos Constitutivos del Espacio Público, Mecep. La Calle 25 entre avenidas 6 y 9, la Avenida 7 Norte entre calles 27 y 25 y la Calle 26 entre Avenida 6 y 7 Norte son algunos ejemplos que menciona Villegas de andenes desastrosos.

“Eso lo hacen a gusto del propietario del inmueble, incluso adoquinan el andén, lo ponen como les da la gana, aquí somos los personajes del desorden, pero tenemos es que cumplir la norma. En la Comuna 22, por ejemplo, no han hecho andenes, me parece insólito que una ciudad crezca sin tener en cuenta al peatón”, señala el líder.

En efecto, la Comuna 22, como lo menciona Villegas, es uno de los sectores de Cali que por años ha reclamado por andenes. En el año 2015, el grupo Polites, de estudiantes de derecho de la Universidad Javeriana, ganó una acción popular que ordenaba construir, en un año, andenes en la Avenida Cañasgordas entre carreras 118 y 122, pero hasta hoy dicha orden se ha quedado en el papel.

“Solicitamos al juzgado (13 Administrativo) que garantizara el cumplimiento de la sentencia, pero para el juzgado el Municipio ha cumplido porque ha estado haciendo unos estudios relacionados con un proyecto de ampliación de la Cañasgordas, pero no se menciona cuándo se van a hacer las obras”, dice Carlos Andrés Echeverry, docente coordinador del grupo Polites.

El académico añade que están evaluando interponer una tutela para garantizar el cumplimiento del fallo. “La gente hace uso de la Cañasgordas para caminar, por lo cual hay una exposición diaria de la integridad y de la vida de las personas”, precisa Echeverry.

En el sur, norte, centro, oeste y la mayoría de sectores de Cali hay quejas por el mal estado de los andenes, incluso en sectores como Granada,
donde ya se han hecho intervenciones para mejorar estos espacios.

“Los andenes quedaron muy incómodos, hay un sector donde hay un árbol grande que está en la mitad del andén, yo no sé cómo fue que programaron eso”, afirmó Trinita Cote de Villamizar, habitante de Granada.

Cali, una ciudad que se queda sin andenes

En San Fernando, además de tener andenes deteriorados, los peatones se encuentran con obstáculos como los vehículos.

Oswaldo Páez / El País

¿Quién responde por el abandono?
Cali, una ciudad que se queda sin andenes

El parque de Acueducto es una de las zonas de la Comuna 3 donde se evidencia el mal estado de los pasos peatonales.

Oswaldo Páez / El País

En febrero pasado, la Alcaldía de Cali realizó una convocatoria a arquitectos para diseñar la intervención de espacio público de los andenes de la Avenida Sexta entre calles 12N y 36N. Este mes Planeación Municipal abrió otro concurso para contratar estudios técnicos para el diseño de andenes en algunos sectores de las comunas 1, 19 y 20, con lo que se busca intervenir 56.830 metros cuadrados de espacio público.

Para Janeth Mosquera, docente de la Universidad del Valle y coordinadora del Observatorio del Ciclista y el Peatón, se debe tener en cuenta a la comunidad para priorizar las obras y estas deberían ir acompañadas de procesos educativos “donde se le diga a la gente que los andenes no son para los carros”.

“Tenemos un atraso en infraestructura grande y hay una confusión sobre la responsabilidad del mantenimiento de los andenes, para muchos lo deben hacer los privados y para otros la autoridad municipal y esa ambigüedad hace que si yo quiero poner mi andén de cierto piso lo puedo hacer y nadie me hace control”, afirma Mosquera.

Según Víctor Raúl Martínez, miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la construcción de andenes tiene un ‘ABC’, pero ninguno se cumple en Cali, o “se empezó a cumplir con la reposición de andenes para el MÍO”.

“Los andenes son espacio público, en todos los lados son manejados por el Estado. La primera regla es que sean de una sola textura; la segunda, que sea un solo nivel, y tercero, que quien haga el esfuerzo sea la máquina (los vehículos), no el ser humano. La dimensión no puede ser como los andenes del centro, que son de 50 centímetros... los caleños violamos todas esas normas mínimas, que entre otras cosas el Municipio debería hacer cumplir a rajatabla”, dice Martínez y destaca que por lo menos en esta Administración ya hay una política que está impulsando el rescate de los andenes.

Entre tanto, Jorge Iván Zapata, director de Planeación Municipal, explica que la responsabilidad sobre los andenes es compartida, y que para el actual gobierno es una prioridad mejorar la movilidad peatonal.

“El propietario de la casa o el inmueble debe procurar porque el andén permanezca en buenas condiciones; sin embargo, desde la Administración, la Secretaría de Infraestructura, dentro del Plan de Desarrollo contempla una serie de proyectos que apuntan a la red prioritaria de andenes”, afirma Zapata.

Por su parte, el secretario de Infraestructura Vial, Marcial Quiñones, asegura que por ahora las únicas obras que ejecutarán en materia de andenes son las ligadas a las grandes obras que se construirán, como la ampliación de la vía Cali - Jamundí.

Proyectos en la mira

Planeación Municipal indicó que tienen programado atender andenes del centro histórico y la red prioritaria (ejes troncales del MÍO y puntos estratégicos que están cerca a los equipamientos urbanos), para lo cual ya se están realizando estudios de diseños.

A corto plazo, es decir, entre 1 y 4 años, se intervendrían 1061 metros lineales de aceras en el centro histórico. Uno de los proyectos en curso es el de los andenes de las carreras 4 y 5.

También se proyecta el mejoramiento integral de 107.512 metros lineales de la red prioritaria estratégica de aceras en las Unidades de Planeación Urbana de Pance y Valle del Lili. La inversión que se estima es de $84.389 millones.

El mejoramiento de andenes en la Av. Sexta y en las comunas 1, 19 y 20, se ejecutaría el próximo año.

4742
kilómetros conforman la red de aceras o espacio para petaones en la ciudad.
83 %
de las aceras en el Centro Histórico de Cali, es decir, 20.193 metros lineales, se encuentra en mal estado, según Planeación Municipal.

Lo que dice la norma sobre los andenes

Según el manual Mecep, la dimensión del andén varía de acuerdo con el tipo de vía o espacio público al que pertenezca.

Sin embargo, la dimensión mínima de la franja de circulación peatonal de los andenes (Decreto 798 de 2010) será de 1,20 metros (ancho mínimo para circulación de peatones y de discapacitados motrices en sillas de ruedas). Por el centro de la franja de circulación debe disponerse la franja táctil, para guía de discapacitados visuales.

Para todos los andenes, se prevé una franja de amoblamiento, entre la franja de circulación y la calzada, dentro de la cual, se debe disponer la vegetación y el mobiliario urbano. Esta franja también varia de acuerdo con la jerarquía de la vía y la dimensión del andén.

La altura de los andenes deben ser entre 15 y 30 centímetros, dependiendo del tipo de vías y su uso.

El Plan de Ordenamiento Territorial señala que los andenes deben ser continuos en sentido longitudinal y transversal, sin generar obstáculos con los predios colindantes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad