Un Salsódromo para festejar la paz: diez momentos clave del desfile

Un Salsódromo para festejar la paz: diez momentos clave del desfile

Diciembre 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Un Salsódromo para festejar la paz: diez momentos clave del desfile

Una serie de escenas y coreografías dedicas a la paz fueron el tema del Salsódromo 2016.

Más de mil bailarines participaron del evento de apertura de la Feria que estuvo dedicado a la reconciliación, la solidaridad y la paz. Estos fueron algunos de los momentos más destacados.

Dos kilómetros de salsa dedicada a la paz fue lo que vivieron los caleños y turistas durante el Salsódromo, el evento de apertura de la 59 Feria de Cali que se realizó en la noche del domingo.

Fueron 1.150 bailarines los que ofrecieron una descarga de salsa caleña sobre la Autopista Suroriental, en un recorrido que tuvo 600 metros adicionales a los 1.5 kilómetros de años pasados, iniciando en la Carrera 66 y culminando en la Carrera 39.

El desfile fue además toda una rumba caleña, acompañada de los grandes éxitos de la salsa que todas las tribunas coreaban sin cesar, mientras entre aplausos los bailarines hacían giros y saltos típicos del estilo que los diferencia de otros bailarines del mundo.

En las carrozas, Yuri Buenaventura, Clandeskina Orquesta y la Sonora Ponceña le dieron al Salsódromo el golpe de la música en vivo que también lo caracteriza.

La convivencia familiar como muestra de unión, la reconciliación para resolver los problemas de pandillas, y la solidaridad del tendero de barrio fueron algunas de las escenas cotidianas que recreó el desfile al hacer referencia a la forma en que en los barrios de Cali se construye la paz. 

Estos fueron los momentos clave del desfile de apertura:

El Salsódromo estuvo encabezado por una comparsa en la que participó la Banda Militar del Ejército, soldados y policías. Al ritmo de 'Oiga, mire, vea' de Guayacán Orquesta, los uniformados hicieron homenaje a los símbolos patrios y a la salsa caleña. Su energía fue tal que los asistentes se pararon en las tribunas a aplaudirlos. Dos policías se robaron la atención por su destreza para bailar.

[inline_video:kaltura:0_6s1dryo2:11603041:null]

Si el año pasado el bailarín Camilo Zamora dejó con la boca abierta a los asistentes al desfile por su gran traje de luces y telas coloridas, este año no se quedó atrás. Con un vestuario mucho más grande, cargado de plumas y luminarias, el bailarín abrió oficialmente el recorrido. Su vestuario llevaba en la parte superior el símbolo de la paz y estaba decorado con colores alusivos a la paz, la bandera de Cali y la de Colombia.

[inline_video:kaltura:0_t3otkg4u:11603041:null]

Que el Salsódromo fuera más extenso este año significó un gran reto para los bailarines, quienes entregaron lo mejor de sí para hacer de la Autopista la rumba más grande de Cali. Una muestra de ello fue esta bailarina, quien tuvo un problema con sus tacones y pese a ello siguió bailando descalza por toda la Avenida, sin interrumpir su coreografía. Su tenacidad fue captada en la mitad del recorrido al ritmo de un clásico de Michael jackson.

[inline_video:kaltura:0_e4qqkqnr:11603041:null]

El cantante vallecaucano y su orquesta fueron los primeros artistas en desfilar a bordo de una carroza decorada con las olas del mar. Yuri encendió el Salsódromo con una impecable interpretación de 'No estoy contigo', entre otros de sus éxitos.

[inline_video:kaltura:0_spzl79ji:11603041:null]

Por primera vez la orquesta caleña dirigida por David Gallego debutó ante miles de personas en la Autopista Suroriental. Después de darse a conocer con su éxito 'Sonando el Tambor', la orquesta se ha ganado a pulso el reconocimiento de ser una de las apuestas más novedosas de la salsa caleña, razón por la que fueron elegidos para seducir con sus trompetas y tambores al público que los acompañó en los coros de sus canciones.

[inline_video:kaltura:0_rjcjb7rs:11603041:null]

Camila se define como mitad colombiana y volvió desde Nueva York, donde vivió parte de su vida, para cumplir su sueño de participar en un Salsódromo. Ella era una de las bailarinas de la comparsa integrada por varios extranjeros que han llegado a la ciudad para aprender el particular estilo de los caleños y que fueron invitados a participar del desfile.

 

Viajaban a bordo de pequeños trenes saludando por doquier y cuando en los bafles cambiaba la canción se lanzaban de los vagones para demostrar por qué en Cali la salsa se lleva desde que se es niño. “Si yo llego a saber que el perico era sordo, yo paro el tren”, dice la canción de Ismael Rivera que los niños bailaron sin cesar. Sus cortos pies no fueron excusa para seguirle el paso a las revoluciones de la música.

 

Una de las útlimas etapas del desfile, estuvo ambientada con la calle del barrio, donde el tendero pasa de ser un hombre gruñón que no le fía a sus vecinos, para luego convocarlos a una verbena como símbolo de solidaridad. Los bailarines le imprimieron toda una coreografía a este escena, que posteriormente se complementó con los típicos bafles de las fiestas populares.

 

 

Las fusiones de salsa con ritmos urbanos y del Pacífico que le han dado vida a la tendencia conocida como 'salsa shoke', no es solo un nuevo ritmo musical, sino toda una nueva forma de bailar en la que los caleños se han vuelto expertos, por eso ese estilo no podía faltar en el Salsódromo de este año. Vea aquí esta particular forma de bailar.

 

 

Edwin Chica, director de la escuela Salsa Viva & Tango Vivo, dijo que este año los bailarines entregaron su talento con mayor emoción para festejar que el desfile tuvo mayor espacio de acceso gratuito. Explicó por qué los caleños bailan diferente al resto del mundo.

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad