Un lote en Polvorines es el nuevo foco de los invasores en Cali

Un lote en Polvorines es el nuevo foco de los invasores en Cali

Mayo 28, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
La Pedregosa

En el lote de La Pedregosa aún quedan muchos de los materiales usados por los ocupantes de los predios, quienes intentaron construir cambuches. En el sector yacen guaduas, algunos tablones, polisombra, cabuyas y algunos muebles y electrodomésticos en mal estado.

Raúl Palacios / El Pais

Una colina de seis hectáreas de extensión situada en la parte alta de Polvorines, en la Comuna 18 de Cali, es el nuevo botín que se disputan más de 200 personas que quieren hacerse ilegalmente con una porción de tierra para levantar sus viviendas.

Se trata de un predio privado que pertenece a la fundación Fe y Alegría, donde hasta el año pasado funcionó un colegio que acogía a niños del programa de ampliación de cobertura y que desde finales del 2017 a la fecha ha permanecido desprotegido y a merced de consumidores de alucinógenos y ladrones.

En el sector de La Pedregosa ha habido desde marzo hasta lo que va corrido de abril un total de quince intentos masivos de invasión, por lo que las autoridades han redoblado los esfuerzos para vigilar que no se registren ocupaciones informales que afecten el ecosistema existente y terminen inflando, aún más, la ladera de la ciudad.

Lea también: 'Frustran intento de invasión en predio de la vía al Mar, oeste de Cali'.

La directora del Dagma, Claudia María Buitrago, hace hincapié en que “cuando fue a empezar la campaña política legislativa se exacerbaron los intentos de invasión en Cali. Empezaron por todas partes; la más fuerte fue la del cerro de La Bandera pero en los últimos meses se ha dado la invasión de Polvorines y estos han sido intentos violentos y organizados de toma que no vamos a permitir”.

Según la Secretaría de Vivienda Municipal, actualmente hay 136 invasiones en la ciudad, las cuales están ubicadas en las comunas 1, 2, 4, 6, 7, 13, 14, 15, 16, 18, 20 y 21.

Lo que está en juego

El lote de La Pedregosa se sitúa en la Calle 4 Oeste con Carrera 93, en el filo de un cañón que divide a Alto Polvorines de Alto Jordán. El sitio hace parte de la Reserva Municipal de Uso Sostenible del río Meléndez, la cual cuenta con una extensión total de 650 hectáreas y que, por decreto municipal, goza de protección especial por ser una zona colindante con el afluente del mismo nombre.

Explica uno de los integrantes de la Unidad de Reacción Inmediata contra las Invasiones que en el sector predomina el bosque seco tropical, un ecosistema característico de la ciudad que está cada vez más en peligro de desaparecer, según el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, por la minería informal y el desarrollo urbano.

“El predio está totalmente degradado, porque allí estaba el único relicto de bosque nativo que quedaba y que era un ecosistema productor de agua; ahora solo quedó el suelo desnudo y el sitio tienen un aspecto similar al de un paisaje lunar”, advierte el miembro del escuadrón anti invasiones, quien prefiere omitir su nombre por seguridad.

En este sitio, según cálculos del Dagma, han sido talados más de 50 árboles de distintas especies y que tenían entre cinco y quince metros de alto. A lo largo y ancho de estas seis hectáreas de la montaña se han realizado trabajos de banqueo y se han quemado dos hectáreas de vegetación.

En el lote aún quedan restos de pasto quemado que desnudan la tierra color ladrillo, hay polisombra, tubos de PVC clavados en la tierra y amarrados con hilos amarillos que delimitan cuatro lotes de tres metros de frente y cinco metros de fondo. Más abajo en la loma también hay cercos con guaduas y tres construcciones artesanales que, con solo trece pedazos de guadua cada una, simulan lo que podría convertirse en un par de días de poco esfuerzo en una casa más del paisaje.

Según explica el funcionario de la Unidad de Reacción Inmediata contra las Invasiones, el predio es muy difícil de controlar y es extremadamente vulnerable a la invasión, porque por allí hay dos servidumbres que comunican de Altos de Polvorines a Altos de Jordán y a La Buitrera.

“Ese es un sitio muy estratégico porque es un corredor ecológico que hay en la cuenca del río Meléndez y, curiosamente, la misma organización que estaba intentando tomarse el cerro de La Bandera en febrero de este año, creemos junto con los organismos de inteligencia, que es la misma que ha venido intentando invadir en Polvorines”, afirma Buitrago.

La Pedregosa

Las construcciones que se erigen en el lote de La Pedregosa son rudimentarias, pues en ellas se utilizan palos de bambú o guaduas para formar las estructuras de las casas. En el lote yacen tres de estas construcciones.

Raúl Palacios / El Pais

Según Corpocerros, las invasiones en los cerros (Menga, Cristales, Terrón Colorado, Tres Cruces, La Bandera, Cristo Rey, Los Chorros) ya han ocupado 2000 hectáreas.

¿Cómo son las invasiones?

Cuentan vecinos de Alto Polvorines que las noches y las madrugadas son los momentos en los que varias personas ingresan con pedazos de madera, guaduas, serruchos, martillos, palas y puntillas a realizar pequeñas explanadas en la montaña para intentar montar construcciones artesanales.

“Hay gente que tiene casa en Los Chorros, Alto Jordán o Polvorines y viene aquí a lotear para vender un terreno de cuatro metros de frente y cinco metros de fondo a $3 millones. Hay personas que, necesitadas, les han comprado y al otro día la Policía viene y las saca; uno no puede decir nada ni quienes son porque se ‘calienta’”, comenta un residente de la zona, quien prefirió omitir su nombre.

Por su parte, el integrante de la Unidad de Reacción Inmediata contra las Invasiones señala que “allí hay una mafia de cinco personas que está organizando la invasión constantemente, porque incluso han traído gente del Cauca en buses. Esta es una cosa sistemática y bien manejada, porque los lotes no son como usted los quiera tener sino que le dicen que los lotes son de cinco metros de frente por diez de fondo, por un lado pasa la vía y ese pedazo vale tanto. Allí nadie llega gratis, hay personas encargadas de lotear y otras suministran los materiales para construir; esta no es una invasión de gente pobre que no tiene dónde vivir”.

Por su parte, David Popó, tesorero de la JAC de Alto Polvorines, señala que la ocupación ilegal de este predio “le ha causado un perjuicio grande a la comunidad, porque se generó mucho vandalismo, se dañó el transporte y varios negocios de la zona sufrieron por la invasión. Allí no se ve que haya seguridad para cuidar el lote, porque la Policía para dos minutos, mira y se va; así es muy posible que siga entrando gente”.

Según los registros de la Unidad de Reacción Inmediata contra las Invasiones, durante los quince operativos que se han realizado en este predio en los últimos tres meses se han capturado veinte personas, pero la mayoría fueron dejados en libertad porque no se les pudo comprobar cargos. Sin embargo, tres personas han sido judicializadas por agresión a servidor público, dado que durante los operativos de desalojo hirieron a funcionarios del Dagma o a policías.

La Pedregosa Polvorines

Las instalaciones del antiguo colegio Fe y Alegría, en la parte alta de Polvorines, se encuentra abandonada y, según vecinos, es foco de consumo de alucinógenos y robos. Es un paso obligado para pasar a Alto Jordán.

Raúl Palacios / El Pais

Unidad anti invasiones

Este organismo fue conformado en febrero de este año y está conformado por 250 hombres, especializados en diferentes asuntos. 70 de ellos son soldados del Batallón de Policía Militar Número 3, otros 50 son obreros de las cuadrillas de la Alcaldía y otros 100 son policías.

La Unidad de Reacción Inmediata contra las Invasiones tiene una línea Avantel disponible las 24 horas en la que se pueden denunciar las ocupaciones ilegales de terrenos 350-315-0849.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad