Un caleño, detrás de un álbum nominado al Grammy

Enero 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Un caleño, detrás de un álbum nominado al Grammy

Óscar Moncada, productor y músico caleño.

El músico Óscar Moncada fue el productor de un álbum de Reggae postulado a ese galardón.

El joven productor y músico caleño, Óscar Moncada, será uno de los invitados a la entrega de los premios Grammy Anglo, que se otorgarán el próximo 13 de febrero en Los Ángeles. La razón, el álbum ‘Before the dawn’, del artista jamaiquino Buju Banton y producido por Moncada, está postulado en la categoría Mejor Álbum Reggae, que será entregado el 13 de febrero en Los Ángeles.Una casualidad hizo que el talento de este caleño, de 30 años y que ha desarrollado su carrera musical por diez años en la producción musical en Estados Unidos, se cruzara con la de Banton, considerado uno de los grandes exponentes del género en los Estados Unidos y un personaje muy controvertido, por sus opiniones políticas y líos judiciales.El músico es sobrino del desaparecido salsero tulueño, Édgar Moncada, intérprete de éxitos de los 90 como ‘Eres’ y ‘Siloé’ y se graudó como ingeniero musical en Miami Dade Collage. Moncada estuvo en Cali y habló con El País sobre este importante logro. ¿Cómo se conoció con Buju Banton?Hace un año supe por medio de los vecinos que Buju Banton se había mudado justo al frente. Un día él necesitó grabar unos promos (anuncios) para la radio y le ofrecí el estudio que tenía en la casa. Después empezamos a colaborar hasta lo que es hoy en día el álbum ‘Before The Dawn’, el cual llegó al tope de las listas del género en Estados Unidos y ahora está postulado a los Grammy.¿Cuál es la importancia que tiene este músico?Buju Banton es uno de los grandes exponentes del Reggae en Estados Unidos. También ha sido un tipo muy polémico, por el contenido político de sus canciones, pero también por que algunas eran homófobas, lo cual le procuró enemistades en Estados Unidos. El año pasado fue detenido acusado de narcotráfico, aunque ahora goza de libertad, gracias a una fianza que pagó Stephen Marley, el hijo de Bob Marley.¿De qué se trató su colaboración con el músico jamaiquino?Cuando él me propuso trabajar en su proyecto me asusté un poco, porque no he sido un especialista en este género pero fue esa distancia la que me permitió darle al trabajo un toque fresco, en especial con el uso de guitarras. La crítica ha destacado mucho este trabajo. Un reflejo de ello es la nominación al Grammy.¿Qué le dejó esa experiencia?Fue bien especial haber hecho todo el álbum en mi estudio que es pequeño, pero tal vez eso fue lo que permitió que surgiera la magia de esta producción. Sólo fuimos a otro estudio para hacer las mezclas. Entonces lo que aprendí es que para hacer algo bueno no hay que tener un gran estudio sino que lo que importa es hacer algo que tenga significado y en lo que se crea profundamente. ¿Qué recuerda de sus años en Cali?Recuerdo mucho de estar metido en mi cuarto escuchando música metal todo el día. Cuando salía, visitaba mucho ‘Ozono’, un bar donde se presentaban bandas locales de este género y conocía gente que tenía los mismos gustos. Pero a medida que vas creciendo y descubriendo que hay más sonoridades.¿Cómo influyó en usted ser sobrino del salsero Édgar Moncada?En mi caso, tener una familia de muchos músicos fue y ha sido una fuerza que siempre impulsa. En el caso de Édgar las veces que estuve en su compañía se sentía una energía musical que era innegable, y creo que eso es algo que siempre trato de mantener conmigo.¿Qué ha significa hace parte de esta postulación Grammy?Es algo muy especial para mí. Mucha gente trabaja día y noche para esto pero es muy difícil conseguir una nominación. Cuando me enteré yo quedé en shock, pues demuestra que ha valido la pena perseguir mi sueño. Es un orgullo para mí, para mi país, y para mi familia que me ha apoyado siempre incondicionalmente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad