"Turistas deberían ir a Cali, antes que a Medellín": periodista del NY Times

"Turistas deberían ir a Cali, antes que a Medellín": periodista del NY Times

Enero 14, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fabián Ramírez, reportero de El País.

Para Lionel Beehner, Delirio es uno de los espectáculos que los turistas deben observar, pues dice que es mitad salsa y mitad Circo del Sol (Cirque du Soleil).

Elpais.com.co logró contactar a Lionel Beehner, quien escribió la reseña sobre Cali para el artículo del New York Times sobre los 41 lugares para visitar en 2011. Contó su experiencia en la ciudad.

A propósito del artículo publicado en la presente semana por el New York Times sobre los 41 lugares para visitar en el 2011, entre los que figura Cali, Elpais.com.co logró establecer contacto con Lionel Beehner, quien escribió la reseña sobre la Sultana del Valle.Beehner es candidato a un Ph.D. en ciencias políticas en la universidad de Yale, así como colaborador de la sección de viajes del New York Times, y ha publicado artículos de opinión en diarios como Los Angeles Times, Chicago Tribune, el Russia Journal, y la versión web del The Guardian. Además, es miembro temporal y ex redactor sénior del Consejo de Relaciones Exteriores, una organización independiente que ayuda a entender mejor el mundo y las políticas exteriores de varios países. Este máster en asuntos públicos e internacionales, que también hace parte de la junta de contribuyentes del USA Today, estuvo el año pasado en Cali, lo cual le sirvió para destacar a la ciudad como uno de los 41 destinos del 2011, y le contó a Elpais.com.co su experiencia en la capital del Valle del Cauca.¿Cuándo y por qué vino de visita a Cali?Yo había querido visitar Colombia desde hace tiempo. Hace más o menos diez años uno de mis estudiantes era colombiano, el cual siempre destacaba que las playas de su país, las ciudades, y su gente eran lo mejor de Suramérica.Él estaba en lo cierto. El año pasado, viajé a Colombia para escribir un artículo sobre Santa Marta. Cuando llegué al país, turistas y colombianos que conocí mantenían hablando sobre Cali. Además, yo quería tomar clases de salsa. Por eso, decidí visitarla.¿Qué sabía usted sobre Cali antes de visitarla?No sabía nada sobre Cali, excepto que era una ciudad conocida por los carteles de la droga y violencia en ese entonces.¿Cómo cambió Cali con su visita?La pasé muy bien y me encantó la ciudad. Tuve una experiencia muy agradable con la comida en San Antonio. Tomé unas clases de salsa privadas en la escuela de Jovita, donde mi instructor fue genial y muy paciente.Luego, ensayé los movimientos aprendidos en La Fuente, aunque fui un poco tímido al bailar. Sin embargo, me divertí al conocer algunos estudiantes de la ciudad, así como andar por las calles.¿Su vida cambió con su visita a Cali al igual que su concepto sobre la ciudad?Mi vida no cambió pero tuve una mejor apreciación sobre la ciudad. Incluso, conocí a una adorable joven de Cali en mi vuelo de regreso a Nueva York, quien también habló muy bien sobre su ciudad. De hecho, ella era magnífica. ¿Qué es lo que más le gustó de la ciudad?Me gustó su valentía, las calles donde los niños juegan, la vista desde las montañas, los cafés tradicionales, y su vida nocturna. Recuerdo el recorrido que hice por varios barrios y sonrío con solo pensar lo bella que era la ciudad.Otro aspecto que me gustó mucho fue el hecho de que la ciudad tiene ciclorruta. Tras quedarse por pocos días en Cali, ¿qué opina sobre su gente, la forma como fue tratado y los lugares que visitó?Solo tuve buenas experiencias en Cali. La gente que conocía fue lo máximo, especialmente en el hotel donde me hospedé.¿Qué impresión le dejó su contacto con la salsa?Nunca pensé que fuera tan difícil. Para bailarla se requiere de muchísima paciencia, pero es un baile súper sexy y muy divertido para verlo, cuando se hace bien. En general, ¿Cómo le pareció Cali después de visitarla?Sencillamente, me encantó! Yo le diría a los turistas que vayan a Cali, antes que a Medellín.Según la lista que publicó el NY Times, ¿por qué cree que Cali es un buen destino para los turistas en el 2011?Los americanos apreciarán la gran variedad en la gastronomía, tanto los restaurantes más elegantes, como los más sencillos que se ven por la calles, así como la vida nocturna que ofrece desde teatro, hasta salsotecas.También me encantó la aerolínea Avianca, la cual supera a la mayoría de las americanas en términos de calidad en el servicio y aeronaves. Además, el aeropuerto de Cali es agradable.Cuando habla con sus amigos, compañeros de trabajo, familiares, etc. ¿qué les dice usted sobre Cali?La mayoría de ellos nunca han oído algo sobre la ciudad, infortunadamente. Aunque, tengo la esperanza de que eso cambiará. ¿Cree usted que cali de ser promocionada como un sitio turístico especializado en salsa?Creo que así debe ser.¿En algún momento se sintió en peligro cuando estuvo en Cali?Yo había escuchado que Cali era peligrosa. Nunca me sentí amenazado, pero sí escuhé que no era conveniente ir a Juanchito solo en las noches.¿Qué le recomienda a los turistas para que vengan a Cali?Recomiendo definitivamente a Wilber Quintero como instructor de salsa. También pienso que los nuevos hoteles de Cali son muy bonitos. Mi única queja fue el taxímetro de los taxis, pues no pareció muy claro. Pensé que fui estafado al llegar, pero no pude estar seguro.La Posada de San Antonio fue donde me hospedé y me encantó. En este lugar, los turistas que visiten la ciudad encontrarían una gran opción para quedarse. La gente es muy amigable, los desayunos cada mañana son calientes y frescos, y además el sitio tiene un patio muy bonito y es barato.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad