Tuberías desde la Salvajina será la solución a cortes de agua en Cali

default: Tuberías desde la Salvajina será la solución a cortes de agua en Cali

CVC y Emcali revelan su apuesta para abastecer del líquido a la ciudad. Costaría U$400 millones.

Tuberías desde la Salvajina será la solución a cortes de agua en Cali

Febrero 19, 2017 - 12:25 p.m. Por:
Elpais.com.co
embalse de Salvajina

La propuesta de Emcali y la CVC es captar el vital líquido del río Cauca, aguas abajo, del embalse de Salvajina y llevarlas por dos tuberías hasta Cali y Jamundí.

Archivo El País

El primer episodio se registró el 6 de mayo de 1998. Una creciente del río Palo, que duró 15 minutos, arrastró sedimentos hasta el río Cauca provocando el corte del servicio de agua en el 80 % de Cali. Hoy, 19 años después, los episodios de turbiedad se prolongan hasta por diez horas. Desde ese entonces a la fecha la conclusión es la misma: la fuente de agua de la que se abastece Cali, el río Cauca, está en franco deterioro y cada vez es menos confiable.

Ante la situación, Inés Retrepo, directora del Instituto de Investigación y Desarrollo en Abastecimiento de Agua, Saneamiento Ambiental y Conservación del Recurso Hídrico; Cinara, sostiene que nadie se quiere dar la pela para buscar soluciones concretas.

“Cada día que pasa el río Cauca está más contaminado y los afluentes que lo surten más deteriorados. Empezamos con episodios de turbiedad de 15 minutos y ahora estamos en diez horas. Ha faltado voluntad política porque ya sabemos qué hacer, sabemos lo que está mal. La situación está sobre diagnosticada”, dice.

Desde los años 90 se plantearon varias soluciones: construir un embalse en Pichindé, traer el líquido desde ríos del Pacífico, captar aguas subterráneas, reforestar los afluentes. A la fecha todo está en estudios y no se concretó nada.

Hoy, cuando la preocupación ataca otra vez por los recientes cortes del suministro de agua en la ciudad, la Corporación Regional Autónoma, CVC, y las Empresas Municipales de Cali, Emcali, coinciden en que la solución es traer el agua hasta Cali por dos tuberías desde la parte alta del río Cauca, cerca al embalse de Salvajina. Esto costaría entre U$280 millones y U$400 millones de dólares. “solo faltan los estudios de factibilidad y diseños”, dice la CVC; “Estamos en capacidad de apoyar este proyecto”, complementa Emcali. Según los cálculos de ambos esta solución estaría lista en el 2022. En cinco años.

El País presenta el avance de este y otros proyectos que buscan dar soluciones a los cortes de agua en Cali.

La solución definitiva

Los resultados previos de los estudios para buscar una solución al abastecimiento de agua para Cali ya fueron entregados a la CVC, en un mes serán socializados. Sin embargo, El País conoció que entre todas las propuestas, la que se llevará a cabo sera la línea de conducción de agua desde Salvajina hasta Cali.
“Queremos captar caudales un poco más adelante del embalse de Salvajina porque allí no hay descargas contaminantes ni aportes de sedimentos de cuencas deterioradas. Esta es una solución a largo plazo para garantizar el agua a 50 años teniendo en cuenta la expansión de Cali hacia el sur, así como de Jamundí”, dijo el director de la CVC, Rubén Darío Materón.

Actualmente faltan los diseños avanzados del proyecto, la CVC estima que esto pueda estar listo en dos años y medio. De allí la obra podría demorarse tres años para ser concluida. “En cinco año podemos tener el proyecto funcionando”. manifesta el Director de la CVC .

El agua se captaría después de Salvajina. Hay tres opciones: una de ellas es tomarla en el Paso de la Balsa y tendría un costo de U$280 millones; el segundo punto sería en La Bolsa con una estimación de U$300 millones. La última opción es tomarla cerca al municipio de Suaréz, con un valor de US$400 millones -ver mapa-, “entre más lejos captemos el agua, mayor será el costo, pero es más pura”, precisa.

Luego de tomar el agua en algunos de estos tres puntos se realizará una derivación en la margen izquierda del río Cauca. Se construirán unos sedimentadores para retener los residuos sólidos, de allí pasaría a un pequeño reservorio que se conecta a una estación de bombeo para impulsar el agua a través de dos tuberías hasta una planta de tratamiento de en Jamundí. “Allí se hace todo el proceso para tener el agua limpia y conectarla a Cali y Jamundí”, explicó el Director de la CVC.

Y añade: “Pero para realizar esto se necesita voluntad de la Alcaldía de Cali. Es un proyecto grande y hay que aunar esfuerzos con Emcali, el Municipio y La Gobernación. Vamos a pasar a la parte de factibilidad y necesitamos irnos preparando para ejecutar un proyecto de esta naturaleza”, concluyó.

Para Emcali esta también es la solución al problema de abastecimiento de agua para Cali a largo plazo.

“La ciudad de Cali es ‘caucadependiente’ y eso no va a cambiar. Venimos trabajando con la CVC en una solución que implica traer aguas abajo de Salvajina. La factibilidad del proyecto nos dirá de dónde saldrán los recursos. Seguramente se tendrá que hacer en varias fases”, explica la gerente de Emcali, Cristina Arango, quien agregó que invertirán dinero en los estudios y diseños de la obra.

En relación con los recursos la ejecutiva añadió que Emcali es una empresa sólida que actualmente tiene capacidad de inversión. “Lo que se necesita es que el proyecto sea rentable para ejecutarlo. Emcali hoy no tiene ningún tipo de deuda, la única deuda que tenemos es con la Nación y ellos nos devuelven ese capital y eventualmente esos dineros podrían usarse para pagar parte de este proyecto. El problema no es de plata”.

Proyectos que se quedaron en el camino
Uno de los proyectos para abastecer de agua a los caleños, del cual se conoce poco, es el de filtración de lecho de río, una iniciativa de Cinara a la que le hace falta $700 millones para concluir sus estudios. su punto a favor es que su costo total sería de S80.000 millones. Una cifra más baja que la conducción del agua desde Salvajina. “Esta es una tecnología que actualmente se aplica en EE.UU. y en Alemania en el río Rin”, dice Inés Restrepo de Cinara.

La filtración de lecho de río estima la construcción de pozos (de 25 metros de profundidad) a orillas de ríos contaminados. En este caso el Cauca. Para Cali serían 12 pozos que tomarían el agua a través de un sistema de tubos filtrándola a través del suelo -ver gráfico-. “De allí pasa a la planta de tratamiento con mínimos costos de potabilización porque es agua muy limpia”, precisa Restrepo. Daniel Posada, gerente de acueducto de Emcali, sostiene que esta es una propuesta arriesgada de la cual no hay experiencia en Colombia. “Además, la composición de los suelos en EE.UU. y Alemania son rocosos, muy distintos a los nuestros”, aseveró. Este miércoles Emcali y Cinara se reunirán para hablar de la iniciativa.

¿Y el río Cauca?

  • Pese a que la solución del suministro de agua para Cali está planteada, no es claro cómo se recuperará el río Cauca. “En los ríos Palo y Desbaratado -tributarios del Cauca- tenemos líos de minería, deforestación y contaminación industrial. Su recuperación cuesta $40.000 millones. Traba- jamos con la CVC. Pero tenemos pocos recursos”, dijo Yesid Gonzáles, director de la Corporación Regional del Cauca, CRC.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad