Tres historias que conmovieron a los corazones de los caleños

default: Tres historias que conmovieron a los corazones de los caleños

Las historias que se contaron en este tiempo, tocaron muchos corazones. Y así entonces, puertas que parecían cerradas, se abrieron para sus protagonistas.

Tres historias que conmovieron a los corazones de los caleños

Julio 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Tres historias que conmovieron a los corazones de los caleños

Las historias que se contaron en este tiempo, tocaron muchos corazones. Y así entonces, puertas que parecían cerradas, se abrieron para sus protagonistas.

Las historias que se contaron en este tiempo, tocaron muchos corazones. Y así entonces, puertas que parecían cerradas, se abrieron para sus protagonistas.

Cali es una ciudad que piensa en los suyos. Las historias que se contaron durante los tres meses de campaña tocaron muchos corazones.

Y así entonces, puertas que parecían cerradas, se abrieron para sus protagonistas. Aquí tres buenos ejemplos de lo que podemos lograr cuando trabajamos unidos.

En Siloé hay una fundación que recibe con brazos abiertos a los niños que en otros lugares les cierran las puertas. Se llama Fundación Jesús de Nazareth y se sostiene y sobrevive, básicamente, gracias al milagro cotidiano de una mujer: ‘Mamá Cristo’.

-El 30 de junio fue un día de muchas emociones fuertes,  estaba muy triste porque el día anterior habíamos tenido un evento y los resultados económicos no habían sido los que esperábamos.

Leidy Oliveros, la joven periodista que escribió un artículo sobre la Fundación Educativa Jesús de Nazareth que dirijo, para  la campaña Por Cali lo Hago Bien, me había entrevistado y nuestra ilusión era que la nota saliera antes de la chocolatada  para convocar a más personas, pero no fue así.

Sin embargo, me dije: Dios sabe por qué. Desde las 6:00 a.m. me llegó el primer mensaje de una persona que vive fuera del país, en él  me decía que me había visto en el periódico. Corrí a comprar el diario y  empecé a llorar de alegría, pero también de angustia por todo lo que me esperaba por resolver.

Al mediodía me llamó un colombiano que vive en España con deseos de  ayudarnos en julio. Al finalizar la tarde me llamó el hijo de una amiga muy especial. Fue el primero en ayudar: nos donó $300.000. Recibí también  una llamada de un periodista de Colmundo Radio y se quiso unir haciéndome una entrevista ese mismo día en directo, desde Bogotá.

En la noche decidí empezar a reenviar la nota a todos los benefactores y pedirles que la reenviaran, en especial a unos amigos de EE.UU. Les conté sobre las necesidades que estábamos viviendo y se solidarizaron haciéndonos una donación muy representativa. Esta gran noticia la recibí el domingo.

Ese mismo día otro benefactor me invitó a almorzar con los niños internos y la profe de la entidad, y nos donó un mercado y dinero en efectivo. El miércoles siguiente me llamó otra persona interesada en conocernos motivado por la nota y nos hizo una donación en efectivo.

Yo me sentía maravillada por todo lo que a través de esta nota se había podido lograr. El fin de semana nos llamaron unos jóvenes de las universidades Javeriana e Icesi y nos donaron mercado y juguetes. Gracias a la nota, la gente donó $5.410.000. Quisiera invitarlos a que nos sigan apoyando llamando al 3952970 y 3165346733-.

Maritza Arizala abrió la escuela en 1999 en París. Invitada a la Semana de América Latina, es la exportadora de la  salsa y alegría caleñas.El reportaje en la página de ‘Por Cali lo hago bien’,Como a un padre, así quieren los 51 muchachos que viven en la Fundación para el Desarrollo de la Educación, a Julián Becerra. Historia de un amor infalible.la nota publicada por El País

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad