Trece años de festival de jazz en Cali, todo un 'Ajazzgo'

Trece años de festival de jazz en Cali, todo un 'Ajazzgo'

Agosto 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Trece años de festival de jazz en Cali, todo un 'Ajazzgo'

Diego Pombo, director de Ajazzgo.

Diego Pombo, director artístico del Festival Ajazzgo, hace un balance de lo que han sido trece años de este experimento cultural.

Lo que empezó como un evento que se desarrollaba en dos fines de semana, “con conciertos sueltos” de algunas agrupaciones locales que mostraban su trabajo musical en el escenario del Teatro Salamandra, y con un aforo que no superaba las 60 personas por función, fue la semilla de lo que hoy los caleños conocen como Ajazzgo. Han pasado trece años de ese experimento cultural al que el pintor Diego Pombo decidió abrirle las puertas animado por Antonio Arnedo y Barry Wedgle. Primero fueron cinco grupos, luego fueron nueve, “y a la tercera versión apostamos por una figura internacional como Alfredo ‘Chocolate’ Armenteros. Lo llevamos al Teatro al Aire Libre Los Cristales y ahí nos dimos cuenta de que el Festival era para crecer porque pasamos de 60 personas en Salamandra a 15.000 en el teatro”, dice Pombo. Hoy Ajazzgo, el Encuentro de Creadores de Jazz Fusión y Experimental, se da el lujo de tener programación en varios escenarios de la ciudad como el Teatro Estudio de Telepacífico, el Centro Cultural Comfandi, el Teatro Salamandra, el Teatro Municipal y por supuesto, Los Cristales. Y hoy su público se estima en unas 28.000 personas que disfrutan de clases magistrales, conciertos pagos y gratuitos.“El festival creció solo y casi que sin darnos cuenta. Hoy, trece años después, no me arrepiento de nada, estoy muy satisfecho y orgulloso de haber logrado sostener un festival de esta categoría”, explica Pombo, director artístico de Ajazzgo.Dice, con mucha tranquilidad y seguridad que, gracias a esta propuesta, que generalmente se realiza en las primeras semanas de septiembre, “hemos elevado el nivel musical del público porque una de las premisas era reivindicar el gusto musical de los caleños, que hoy saben mucho más de música y han cualificado su musicalidad. También hay un público cautivo que espera con ansias la programación y asiste aún sin conocer los músicos porque Ajazzgo es garantía de gran nivel artístico”. Pero el efecto de Ajazzgo, según Pombo, no solo se aprecia en la respuesta positiva del público caleño, también en la disposición de los músicos. “Está en alta estima. Ha empujado un poco el nacimiento de grupos y artistas dedicados a las fusiones con el jazz y este, se ha vuelto un género más importante para los músicos”. Y eso en gran parte se debe a que anualmente se abre una convocatoria que permite a grupos locales y regionales, concursar y ganar el derecho de hacer parte de la programación. Además, se ha convertido en el Festival de grandes hallazgos musicales que permite conocer talentos del mundo como el pianista cubano Harold López Nussa, quien ha estado en Cali dos veces. Dice que han logrado abrir el espectro y permitir que en el gusto musical de los locales, no todo sea salsa. “El jazz se ha ganado un lugar respetable porque los músicos son los primeros en asumir la jerarquía de esta música”.Por eso dice que si hay algo indispensable es mantener las clases magistrales para que los invitados compartan experiencias y saberes con músicos, estudiantes y gente del común. “Los músicos necesitan ese espacio, ese es uno de los componentes fundamentales. Es un privilegio tener el conocimiento de estos maestros de primera mano, verlos tocar, hacerles preguntas y eso solo ocurre aquí”. Pese a que por cuenta de este Festival figuras como Aldo López Gavilán, Eddie Palmieri, Giovanni Hidalgo, Toquinho, Larry Harlow, Habana Report, Omara Portuondo, Michel Camilo, Diego ‘El Cigala’, han pasado por Cali, no todo ha sido color de rosa. “Hemos querido tirar la toalla porque a veces nos montamos en la nube para lograr buenos artistas y cuando ya tenemos todo listo nos bajan el presupuesto”.Por eso el sueño de Pombo es que el Festival no sufra por falta de recursos. “Ojalá que tenga un Acuerdo Municipal que establezca unos fondos anuales para que los funcionarios de turno no nos cambien las reglas de juego y que sepan a conciencia lo que significa Ajazzgo como formación pedagógica como para el público y para los artistas locales”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad