Trasladarán árboles de la Calle Quinta para abrir paso a centro comercial

Junio 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Trasladarán árboles de la Calle Quinta para abrir paso a centro comercial

Los samanes y la palma payanesa que serán trasladados tienen alturas superiores a los 30 metros. Según obreros del proyecto, los árboles tienen entre 80 y 120 años, pero el Dagma dice que no son tan adultos.

Se trata de cuatro samanes y una palma payanesa que serían reubicados dentro de un predio privado. La intervención cuenta con permiso del Dagma.

Cinco árboles ubicados en un predio privado sobre la Calle 5 con Carrera 94, en la Comuna 22, serán reubicados dentro de ese lote a principios de julio para dar inicio a la construcción de un centro comercial. Lea también: Casi 296 mil árboles le dan sombra a los espacios públicos de Cali

Son cuatro samanes y una palma payanesa que, desde hace veinte días, están siendo intervenidos en sus ramas y raíces para darles un tratamiento técnico que permita que su traslado sea exitoso y puedan continuar viviendo tras la intervención.

Para ello, explica uno de los obreros encargados del traslado, se han inyectado cuatro dosis de fertilizantes en los troncos de cada uno de los árboles, “para garantizar que las hojas continúen recibiendo los nutrientes necesarios y los árboles se fortalezcan de cara a la separación del suelo y posterior reubicación”.

Además de la inyección de fertilizantes, los árboles han sido sometidos a podas de oxigenación (quitar algunas ramas y follaje) y se han hecho excavaciones acordes al diámetro de las copas de los árboles, por lo que éstas oscilan entre 5 y 15 metros de diámetro y 2,5  de profundidad.

 “Después se tiene que hacer un bloque de raíces de sostén, primarias y secundarias, que se envuelven en un costal biodegradable y se deja madurar durante un mes, para que los nuevos cortes de las raíces cicatricen y se empiecen a adaptar a su nueva dimensión, porque algunas raíces se extendían por más de treinta metros y se pudieron reducir a la mitad”, explicó el trabajador, quien dijo que entre los cinco árboles suman más de 350 años y pesan casi 500 toneladas.

Los traslados iniciarían el 5 de julio y los especimenes serían movidos en unas distancias que oscilan entre los 30 y 150 metros. Cuatro de ellos se ubicarán cerca a la ribera del río Meléndez y el restante se reubicará hacia la Calle Quinta.

Ana Carolina Castro, líder del grupo de Arborización del Dagma, dijo que los trabajos cuentan con licencia y autorización por parte de la autoridad ambiental. Para esto se tuvo en cuenta el estado fitosanitario de los árboles, la condición en la que se encuentran sus raíces y el sitio de relocalización.

“Se van a trasladar a muy pocos metros de su ubicación original, por lo que se exigió que se hiciera una reubicación de forma técnica para garantizar el mayor porcentaje de supervivencia de estos árboles en un área espaciosa y sin interferencias. Con las recomendaciones que hicimos, esperamos que los árboles sigan viviendo muchos años más”, comentó Castro, quien dijo que su despacho hace seguimiento al proceso que se adelanta en el predio cercano al Club Campestre.

La funcionaria indicó que “los árboles no son tan adultos y esa fue una de las consideraciones que se tuvo en cuenta a la hora de otorgar el permiso de intervención. De no garantizarse la superviviencia, el representante legal del centro comercial que ahí se construirá tendrá que hacer una compensación muy alta”.

Para el 5 de julio está programado el traslado del primero de los cinco árboles. Los movimientos oscilarán entre 30 y 150 metros, pues cuatro se ubicarán cerca al río Meléndez.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad