"Tras el negocio de la pólvora en Cali hay empresarios": coronel Nelson Rincón

Diciembre 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Santiago Cruz Hoyos | Reportero de El País

600 kilos de pólvora ha incautado la Policía de Cali durante lo que va de diciembre. Los controles se realizarán a diario.

El comandante operativo de la Policía de Cali afirmó que la pólvora de la ciudad es importada y comercializada por importantes empresarios de la región, que están siendo investigados.

El coronel de la Policía Nelson Rincón asegura que existe un plan para invadir el mercado de los fuegos artificiales con mercancía que viene desde China. Se han incrementado los controles en el puerto de Buenaventura. Empresarios reconocidos de la región, los responsables. Coronel: ¿Qué están haciendo contra la comercialización ilegal de pólvora? Estamos implementando varias estrategias. La primera tiene que ver con la prevención. Por ejemplo: estuvimos en el sector de El Vallado, haciendo pedagogía con los niños que están expuestos a quemar pólvora. Es uno de los sitios donde más se presenta el hecho. Allí, a través de obras de teatro, los auxiliares de Policía simularon quemaduras en el rostro, en las manos. Eso genera un impacto. Les estamos mostrando a los niños esas imágenes para que conozcan los riesgos de quemar pólvora. Esto también se articula con la Alcaldía. Pero también hay una estrategia operativa. Consta de dos fases: los controles que se están realizando con Policía Fiscal Aduanera, que es la que ejerce los controles en el Puerto de Buenaventura, y los principales ejes viales donde están las fábricas de pólvora: Candelaria, La Cumbre, el Cauca. Desde allí estamos ejerciendo control. Primero que no entre contrabando y segundo, hay información muy seria que indica que quieren invadir el mercado de pólvora de la ciudad con mercancía procedente de la China. Esos controles se están haciendo desde los mismos puertos. Y ya tenemos resultados. En Cali se han incautado 600 kilos de pólvora. ¿Cómo lo han logrado?Estas incautaciones se están realizando, sobre todo, gracias a informaciones que hemos recibido por parte de la comunidad. Quiero agradecerlo. La gente está denunciando expendios clandestinos de pólvora que ponen en riesgo la propia integridad tanto de los que la venden, como de la gente de su entorno. Ya se han presentado explosiones como la del año anterior, que explotó una bodega ubicada en pleno centro comercial. Entonces los mismos ciudadanos están tomando conciencia sobre el peligro de vivir en medio de la pólvora. En Cali, ¿dónde han detectado comercialización y fabricación de pólvora? En el centro, ante todo. En el oriente, barrios como El Vallado, El Diamante. Ahí estamos focalizando la actividad preventiva. En Candelaria, además, hay fábricas de pólvora. Eso ocurre por la la normatividad en esos municipios. Hay fábricas autorizadas. Entonces eso masifica la comercialización y uso de la pólvora. Para evitarlo, la Policía está haciendo controles en el ingreso a Cali para que esa pólvora no pase. Y en esas fábricas de otros municipios, aunque están autorizadas, la Policía debe también hacer controles, verificar que cumplan con las normas de seguridad industrial.¿Quiénes están detrás del negocio? Sabemos que hay unos grupos económicos fuertes que tienen el control. Y están concentrados no solo en Candelaria, sino en los puertos como el de Buenaventura. Son empresarios conocidos de la región. ¿Quiénes son exactamente?Hay unos procesos investigativos abiertos debido a irregularidades que han cometido y no quiero todavía anticiparme a revelarlos. En su momento se tendrán que dar a conocer. También la pólvora se da a nivel artesanal, familiar, pero el grueso del negocio es industrial. ¿Qué pasa si sorprenden a alguien comercializando pólvora? Inmediatamente procedemos a incautarla. Hay un protocolo para el traslado con las medidas de seguridad. Se coordina con Bomberos, para el acompañamiento. También con antiexplosivos. Y se tiene coordinado un sitio lejano, rural, la Escuela de Carabineros, para que allí, de una manera controlada, con los técnicos antiexplosivos, y en presencia del Ministerio Público, se realice la diligencia de destrucción. Los responsables de la comercialización reciben afectaciones pecuniarias (multas) de acuerdo a cada caso. No va a la cárcel pero sí tiene unos efectos pecuniarios. Y será una prioridad nuestra. Durante diciembre vamos a hacer operativos día y noche.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad