Transporte pirata, un mal que toma velocidad en Cali

Enero 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Transporte pirata,  un mal que toma velocidad en Cali

El transporte informal o ‘piratería’, durante el año pasado, dejó 600 vehículos inmovilizados, cifra significativa si se tiene en cuenta que sólo doce agentes de Tránsito están destinados a controlar esta actividad ilegal en la ciudad.

El intento de suicidio de un presunto transportador ilegal que amenazó con arrojarse desde un poste de energía luego de que su carro fuera inmovilizado por un agente de Tránsito puso nuevamente en evidencia un problema que se incrementa con el pasar de los días en la capital del Valle. El transporte informal o ‘piratería’, durante el año pasado, dejó 600 vehículos inmovilizados, cifra significativa si se tiene en cuenta que sólo doce agentes de Tránsito están destinados a controlar esta actividad ilegal en la ciudad.Adalbert Clavijo, jefe de Guardas de Tránsito, señaló que el oriente de Cali es el sector más afectado. “Además, cuando los transportadores informales son sorprendidos, la gran mayoría de ellos emprenden la fuga para que no les inmovilice el vehículo”.Según el funcionario, se trata de una práctica habitual en este gremio. “Después de que son atrapados por segunda vez, el vehículo tiene que inmovilizarse por al menos 40 días y pagar una onerosa multa, de allí la reacción del transportador pirata el pasado viernes”, dijo Clavijo. Según la Asociación Taxistas Unidos, la situación de la piratería es tan grande en la ciudad que el año pasado salieron de circulación 1.985 taxis y de ellos, alrededor de 1.800 se convirtieron en ‘piratas’.“No es justo que personas que no tienen el permiso para realizar carreras estén operando como si nada, cuando nosotros pagamos impuestos y estamos reglamentados ante el Ministerio de Transporte”, dijo Johnny Rangel, presidente de la Asociación de Taxistas Unidos.Las autopistas Simón Bolívar, Sur Oriental y Ciudad de Cali, así como la Calle 70, son los sectores más afectados por este flagelo, según las autoridades de Tránsito. Asimismo, en los sectores de Holguines Trade Center, Carrefour del Sur y La 14 de Calima proliferan pistas de automóviles piratas. “Son automotores en mal estado mecánico y representan un peligro para la comunidad porque la gran mayoría de ellos no tienen los seguros de ley. Un taxi, por ejemplo, debe tener tres”, dijo Clavijo.Así operanLos ‘piratas’ llaman la atención de los potenciales clientes pitando y agitando las manos por la ventanilla. La mayoría de los pasajeros ya conocen las rutas. Sólo bastan los $1.500 de cada carrera, que se pagan en silencio. Esta tarifa, por ejemplo, es cobrada por motoristas que se aglomeran en la Carrera 56 con Avenida Pasoancho. En cada sector existen personas encargadas de buscar pasajeros (playeros), como en la Calle Quinta y otras vías concurridas. Estas se camuflan como vendedores ambulantes. El País pudo constatar que uno de los sectores críticos es la Calle Quinta, entre la Carrera 100 y 105, al llegar a la vía que conduce al corregimiento de La Buitrera, donde existe toda una ‘central de despacho’ en plena calle. Frente a la estación del MÍO de Ciudad Jardín hay ‘piratas’ que también viajan a Jamundí y cobran $2.500 por ser intermunicipales.“Cuando una persona se sube a un vehículo de transporte informal, que no tiene ningún seguro, no se le garantiza ningún tipo de seguridad en caso de un accidente”, advirtió Clavijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad