Trancón detiene el tráfico en la Avenida 4 N, barrio Centenario

Diciembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
Trancón detiene el tráfico en la Avenida 4 N, barrio Centenario

Buses, taxis y carros particulares se parquean a ambos lados de la avenida y le dejan un solo carril (de los tres que tiene la calzada) a los conductores que van hacia el Oeste.

Buses, taxis y carros particulares se parquean a ambos lados de la avenida y le dejan un solo carril (de los tres que tiene la calzada) a los conductores que van hacia el Oeste.

Un enorme trancón detiene el tráfico en la Avenida 4 N con calles 5 N y 6 N del barrio Centenario.Buses, taxis y carros particulares se parquean a ambos lados de la avenida y le dejan un solo carril (de los tres que tiene la calzada) a los conductores que van hacia el Oeste.La congestión, según residentes, la ocasiona la Casa de Funerales La Ermita, con sede en dicho sector. “Allí parquean varios buses, además de los carros particulares, los cuales se encargan de colapsar la calle y a duras penas queda libre el carril del centro. Los que no caben se estacionan a la vuelta, en la Calle 5N, formando un trancón en L”, señaló Luis Ochoa, uno de los preocupados moradores.Para algunos dirigentes comunitarios, además del caos vial que se forma, está el problema de la contaminación auditiva, pues “los conductores de los buses pitan por todo”. “Es una situación crítica, por eso tocamos las puertas de la Alcaldía hace 20 días. Ésta trasladó la queja a la Secretaría de Tránsito y a Infraestructura Vial (porque además necesitamos que reparen las calles que están deterioradas), sin que hasta el momento nos hayan resuelto nada”, contaron los líderes.Sin embargo, algunos habitantes reconocen que no es sólo Funerales La Ermita la que causa el embotellamiento. Otros vehículos se suman a la congestión: “los de Caracol, un gimnasio y un negocio de venta de licor frente a la funeraria (en la Avenida 4N), así como un hotel, una inmobiliaria y la Notaría Primera, ubicados en la zona”.También contaron que antes, en el mismo sitio, existía otra funeraria, “pero esa no generaba tanto atasco”.Adalberth Clavijo, coordinador de agentes de Tránsito de la Secretaría del ramo, respondió que al caso ya le están dando tratamiento: “Uno entiende que los dolientes deben asistir a la velación, pero a veces dejan sus carros mal estacionados y por esta causa hemos tenido muchos inconvenientes”. Esperanza de Ramírez, gerente de Casa de Funerales La Ermita, manifestó que “no queremos afectar a la comunidad, estamos prestos a atender sugerencias. Hemos tenido muchos contratiempos, uno de ellos fue cuando tuvimos que dejar nuestra sede en el Sur para dar paso a la Manzana del Saber, pero estamos en conversaciones para tomar un parqueadero cercano”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad