Trámite de cédulas deja muchas dudas, Registraduría extiende horarios de atención

Trámite de cédulas deja muchas dudas, Registraduría extiende horarios de atención

Julio 29, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Este jueves continuaban las largas filas de usuarios en la Registraduría de Cali y las antiguas bodegas de Licores del Valle, con el afán de renovar, reclamar o simplemente preguntar por su nueva cédula. Siguen los reclamos respecto a los trámites para obtener el nuevo documento.

La registradora de Cali, Carmenza Lores, indicó que entre ayer y hoy se han tenido que extender los horarios de atención para trámites de cédula, una hora más de lo previsto (9:00 p.m.), teniendo en cuenta la gran afluencia de usuarios que se han acercado a la Registraduría y las antiguas bogedas de Licores del Valle con el afán de renovar, reclamar o simplemente preguntar por su nueva cédula antes que se termine el plazo, el próximo 1 de agosto, para que el viejo documento de identidad deje de ser válido. Muchos son los reclamos de los ciudadanos respecto a los trámites para sacar el nuevo documento. Unos se quejan por errores en la nueva cédula, otros denuncian que en la página de la Registraduría aparece que la cédula nueva está lista pero al ir a reclamarla a las bodegas de la Licorera encuentran que no ha llegado y otros aseguran que la han solicitado hace mucho tiempo y aún no tienen noticias del documento.Ante las quejas, Lores pidió paciencia e indicó que "el propósito de la Registraduría es entregar el mayor número de cédulas lo más rápido posible y si alguna presenta algún error, éste se corregirá después de vencido el plazo sin inconveniente".Por otra parte, la Registraduría informó que la renovación de la cédula es gratis. Además, los documentos que no sean reclamados al 31 de julio, cuando se cumple el tiempo reclamentario, no serán devueltas y se seguirán entregando sin problema. El inconveniente es que si no se reclama en el tiempo pevisto, el ciudadano no podrá cumplir con sus trámites, pues quedará como indocumentado. Puntos de atenciónLa Registraduría de Cali señaló que la atención se brindará en las bodegas de la antigua Licorera del Valle. En la sede principal de la institución, en la Carrera Primera con Calle 24, sólo se atenderá a ancianos, mujeres embarazadas y personas discapacitadas. Según la registradora municipal, Carmenza Lores, el cambio en el servicio obedeció al caos y a la congestión que se ha presentado desde el lunes pasado con motivo de la expiración de las cédulas blancas o amarillas sin holograma.Sin embargo, esta decisión produjo indignación en algunos usuarios que llegaron ayer muy temprano a hacer el trámite, pero se encontraron con las puertas cerradas y con un letrero que anunciaba el servicio en las bodegas de la Licorera.El caos en este procedimiento también se ha reportado en Palmira (ver recuadro) donde las filas han terminado en turbas. “Hicimos este cambio para ofrecer más comodidad y tranquilidad. Hasta el sábado próximo vamos a atender en jornada continua, entregando cédulas y renovando otras”, manifestó la señora Lores.En los últimos dos días la Registraduría entregó seis mil cédulas nuevas, de las 188.000 que estaban sin reclamar. Asimismo, tramitó para renovación otros cinco mil documentos. Aunque no se tiene una cifra oficial, unas 30.000 personas faltarían por renovar su documento de identificación en Cali.Igualmente, a raíz de la emergencia en el proceso, la Registraduría tuvo que suspender de manera temporal (hasta el 2 de agosto) el trámite del registro civil y la tarjeta de identidad en su sede principal. Otro proceso que se ha visto alterado es el de la duplicidad debido al extravío o hurto del documento de identificación.Sin embargo, hasta este viernes la tarjeta de identidad se podrá diligenciar en las registradurías auxiliares, ubicadas en el Cali 19, La Casona, La 14 de Calima y Pasoancho y en la antigua sede del centro de salud del barrio Los Álamos.De acuerdo con los resultados obtenidos en la entrega de las cédulas amarillas, la señora Lores señaló que el plan de contingencia en el servicio se podría extender unas semanas más. Incluso agregó que estudian la posibilidad de en quince días llevar el servicio a los barrios y hacer jornadas especiales. “Desde hace seis años estamos informando del cambio en la cédula. Cuando salió el decreto de aplazamiento la gente no volvió y ahora que falta una semana ha venido todo el mundo”, afirmó la funcionaria, quien reiteró que el trámite de renovación es gratuito. Igualmente, advirtió sobre los tramitadores y estafadores. “Están vendiendo el puesto aprovechando esta situación, la gente no tiene que pagar tramitador, los que se han detectado han sido informados a las autoridades”, añadió.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad