Trabajo infantil: más de 42.000 niños son explotados en Cali, revela estudio

Trabajo infantil: más de 42.000 niños son explotados en Cali, revela estudio

Junio 08, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Trabajo infantil: más de 42.000 niños son explotados en Cali, revela estudio

Trabajar en los semáforos vendiendo dulces o ejerciendo mendicidad son algunas de las formas del trabajo infantil que se vive en Cali. Preocupa el abuso en oficios domésticos que sufren algunos niños.

El fenómeno del trabajo infantil en Cali, lejos de solucionarse, parece tender a agravarse al punto de que los niños que laboran comienzan a hacerlo a una edad más temprana.

El fenómeno del trabajo infantil en Cali, lejos de solucionarse, parece tender a agravarse al punto de que este jueves los niños que laboran comienzan a hacerlo a una edad más temprana.Aunque estudios recientes aseguran que la edad promedio en la que los menores comienzan a laborar es entre los 12 y 14 años, en la capital del Valle algunos niños desde los 5 años ya ejercen alguna actividad.Estas son algunas de las conclusiones que entrega el informe ‘Trabajo Infantil en Santiago de Cali’, realizado por el Observatorio Social de la ciudad, en el que, a través de una muestra de población infantil trabajadora, se busca entender cómo y en qué condiciones laboran los más de 42.000 niños explotados en Cali.Se trató de una encuesta realizada entre 526 niños, niñas y adolescentes trabajadores, que permitió determinar, entre otras cosas, que los niños trabajadores de la ciudad laboran, en promedio, de seis a ocho horas sin devengar ni siquiera la mitad de un salario mínimo.Las ventas ambulantes y servicios domésticos encabezan la lista de oficios realizados por los menores. Las comunas 14, 15, 18 y 21, zonas de ladera y oriente son los puntos de Cali en los que residen más niños trabajadores. Sin embargo, Carlos Humberto Ospina, miembro del Comité de Erradicación del Trabajo infantil y Protección al Joven Trabajador, Cietit, de la Secretaría de Bienestar de Cali, aseguró que “este es un problema que se ve en toda la ciudad, incluso en estratos 3 y 4”.De los 526 menores encuestados, un 20% recibe pagos en especie, como comida, ropa y zapatos, “artículos que por derecho deberían recibir”, reza el estudio.Su remuneración es menor a $30.000 diarios, según la encuesta. El 54.5% de los niños indagados entrega todo o parte del dinero a sus padres. El 17% compra artículos de hogar y un 12% útiles escolares.Que no dejen de estudiarAnte este panorama, que para los expertos se ha mantenido constante durante los últimos dos años, la ciudad se prepara para participar de la campaña mundial ‘Una Hora contra el Trabajo Infantil’, en el marco de la conmemoración del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, decretado por la Organización Mundial del Trabajo, OIT y que se celebrará el próximo 12 de junio.Su objetivo, según Alejandro Franco, subsecretario de Educación de Cali, será establecer diálogos, así como crear conciencia entre docentes y estudiantes caleños sobre las consecuencias negativas que tiene dicha actividad.Además de las secuelas físicas y psicológicas, otro de los problemas que desencadena el trabajo infantil es la deserción escolar. De acuerdo con el estudio, el 13% de los 526 niños trabajadores encuestados abandonó el colegio por múltiples razones.“Que los niños no puedan ir a clase por ayudar con los gastos del hogar es una clara violación de sus derechos”, expresó Franco.Según José Barreto, coordinador del colegio República de Argentina, localizado en el barrio Obrero de Cali, cada año entre 30 y 40 niños dejan de ir a clase para dedicarse a vender dulces, ropa e incluso drogas, para ayudar con los gastos del hogar.Por su parte, Hugo Lozano, rector de la Ciudadela educativa Nuevo Latir, manifestó que “tenemos muchachos que después de clase trabajan como empacadores e incluso malabaristas en los semáforos. Este trabajo tiene una influencia negativa en el rendimiento académico de los alumnos”.Según Lozano, gracias a la campaña se podrá detectar con mayor efectividad dichos casos, para su intervención.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad