Trabajadores y estudiantes de Cali volvieron a rechazar reforma a la salud

Noviembre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Trabajadores y estudiantes de Cali volvieron a rechazar reforma a la salud

Trabajadores y estudiantes de la salud en Cali, junto con miembros de la Central Unitaria de Trabajadores y del Sena, protestan el 28 de noviembre del 2013 contra la reforma a la salud.

Este jueves se realizaron marchas que partieron desde tres puntos de la capital del Valle del Cauca con destino la Gobernación.

Más de cinco mil trabajadores y estudiantes de la salud en Cali realizaron este jueves una nueva marcha por las calles de Cali en rechazo a la reforma a la salud en Colombia.La movilización comenzó hacia las 9:00 de la mañana desde el Hospital Psiquiátrico del Valle y la sede de Univalle en San Fernando, sur de Cali, así como Comfandi El Prado, suroriente de la ciudad, y terminó hacia el mediodía en la Gobernación del Valle del Cauca.Según la Central de Tránsito de Cali, la marcha que comenzó en Comfandi del Prado avanzó por la calle 34, carrera 15, calle 15 y carrera 4 para finalmente llegar a la Plazoleta de San Francisco.Entretanto, el otro grupo de manifestantes recorrió la calle 5, carrera 10 y calle 9 hasta el punto de concentración en el centro de la ciudad.La manifestación impactó el servicio de transporte masivo de Cali, MÍO, por lo que, según informó Metrocali, se desviaron las rutas T40-T42-T47A-T47B y se suspendió la atención en las estaciones Belalcázar, Floresta, Atanasio y Chapinero.En un comunicado distribuido por los estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad del Valle en octubre pasado, se asegura que "la reforma a la salud en el campo académico y laboral es tan nefasta para los estudiantes de pregrado y posgrado, como lo es para los trabajadores"."Esta ley estatutaria por medio de los artículos 47 y 52 fractura de manera lesiva las relaciones docente asistencial que existen entre los hospitales universitarios y las universidades, en particular con la formación de las especializaciones que realizan los residentes, y peor aún, le quita la exclusividad a la academia al permitirle a los hospitales universitarios formar sus propios especialistas. Situación esta que conllevará a la pauperización y mediocridad de la práctica médica", dice el documento.Los trabajadores de la salud consideran que el Gobierno debe reformar la Ley 100, de diciembre de 1993, que creó el sistema de seguridad social integral pero transfirió los servicios de atención médica a Empresas Prestadoras de Salud (EPS), que hacen de intermediarias entre el usuario y los hospitales y son las que reciben el mayor beneficio económico, en detrimento del personal sanitario.El proyecto presentado por el Gobierno al Congreso incluye la reforma de la Ley 100, pero, según las asociaciones médicas, en vez de corregir el modelo vigente, lo profundiza. "Esta propuesta mantiene y fortalece el negocio de salud, empeora la Ley 100, permitiendo la transformación de las EPS en Gestoras de Salud, otorgándoles un papel dominante en el sistema, legalizando la apropiación de recursos públicos de la salud a manera de utilidades", advirtió la Asociación Nacional de Internos y Residentes (Anir), que agrupa a profesionales del área médica.No obstante, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dicho que el Gobierno tomará medidas efectivas para resolver los problemas de la deuda que tienen las EPS con los hospitales y solicitado a la Cámara de Representantes discutir la reforma a la salud con todos los actores del caso.Por su parte, el vicepresidente Angelino Garzón ha afirmado que "estas marchas son un llamado de alerta para el Presidente y el Ministro de Salud para que revisen la reforma y escuchen a los médicos y estudiantes sobre sus críticas a la reforma".La marcha de este jueves tiene lugar un mes después cuando cerca de cinco mil médicos, enfermeros, auxiliares y personal laboral de la salud en Cali realizaron una protesta con el mismo objetivo.Cinco mitos del sistema de saludEn octubre pasado, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo que en el país hay una tendencia a desinformar con respecto a los alcances y efectos de la iniciativa que se está discutiendo en el Congreso, según él, el Gobierno pudo identificar cinco mitos al respecto: Primero: el jefe de la cartera de Salud desmintió que se le quiera colocar un tope a los salarios de los especialistas, “eso no se ha dicho, nunca estuvo así y en el proyecto eso no está contemplado”. Segundo: Gaviria aclaró que en el proyecto no se quiere acabar con la tutela, pues eso sería imposible a través de una ley ordinaria. “Hay una mala interpretación, no queremos que la tutela se use para acceder al servicio de salud, porque este estará completamente garantizado”. Tercero: el ministro dijo que no se limitará el plan de beneficios antes “se le incorporarán muchos bienes y servicios que han sido recobrados. Sumamos el no POS con el POS, no estamos recortando nada, quienes dicen lo opuesto están mintiendo de manera descarada”. Cuarto: Gaviria dijo que no se busca dar más poder a las EPS sino que ahora el “Estado tendrá más control de los recursos que fluyen hacia el sistema. Quinto: el funcionario aseguró que no se quiere acabar con los hospitales públicos, por el contrario “estamos buscando aplicar un programa de sostenibilidad financiera, para sanear a los hospitales. Lo que queremos concluir es qué recursos tenemos que dar de manera directa, en ningún momento se quiere acabar con los hospitales”. Finalmente, el ministro señaló que no va a haber ningún punto inamovible en la discusión que se hará con todos los sectores interesados.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad