Total rechazo generó el anuncio de posible venta del Centro Cultural de Cali

Total rechazo generó el anuncio de posible venta del Centro Cultural de Cali

Mayo 31, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Total rechazo generó el anuncio de posible venta del Centro Cultural de Cali

El edificio tiene catorce mil metros cuadrados. De ellos, diez mil son para uso público.

Concejales, promotores culturales y la ciudadanía mostraron su descontento contra la posibilidad de que el inmueble sea vendido.

Rechazo por parte de concejales, entidades culturales y la ciudadanía, causó el anuncio de la Alcaldía Municipal acerca de poner en venta el Centro Cultural de Cali.La venta del inmueble, de cinco pisos y construido entre las décadas del 80 y 90, implicaría el trasteo de por lo menos 30 oficinas administrativas que funcionan en el lugar, entre ellas la Secretaría de Cultura y Turismo y Corfecali, además de por lo menos doce servicios culturales instalados en él.Este panorama provocó que concejales como Clementina Vélez defendieran con vehemencia la posición de no vender el predio, que es patrimonio cultural de Cali, ya que así fue definido por acuerdo municipal y Plan de Ordenamiento Territorial."Le pido al gobierno municipal que revise esa decisión, porque sería una vergüenza si nosotros, por no tener el dinero para mantenerlo, tengamos que vender el único centro histórico cultural que tiene Santiago de Cali", dijo Vélez.Aseguró que se debe pasar un presupuesto para el mantenimiento del lugar, que según la Secretaría de Cultura actualmente cuesta $3.000 millones anuales, y asimismo hacer llegar, al Concejo de Cali, estudios financieros, jurídicos e históricos para replantear la propuesta de venta, porque "tiene que haber otra salida"."Si los ingresos no alcanzan para mantener el centro, tiene que haber alguna forma de producir y ser creativos, pero no puede ser que al quinto mes de gobierno la única alternativa sea vender", expresó la edil.Vélez dijo que es necesario revisar cuál es el funcionamiento que se le está dando al inmueble y se cuestionó sobre cuál será el destino de todas las oficinas y servicios que allí se encuentran, por ejemplo, el archivo histórico de la ciudad, el cual aloja documentos que datan del siglo XVI.Por su parte, la directora ejecutiva de Proartes, Beatriz Barros, rechazó la puesta en venta del Centro Cultural de Cali, cuyo avalúo aproximado es de 45 mil millones de pesos, pues indica que no soluciona las finanzas del Municipio."Esa venta se podría demorar de dos a cinco años, pero en lugar de eso, debemos propiciar el diálogo para enriquecernos con miradas de otras ciudades de América Latina para rescatar un bien que es referente y genera sentido de pertenencia", indicó Barros, al agregar que en este proceso deben intervenir no solo los gestores culturales, sino la academia.Además, la directora sostuvo que en este momento no existen argumentos más allá del patrimonio cultural y los problemas económicos para vender el centro.Sin embargo, anotó que no está de acuerdo en que se asegure que su venta va en contra del sector, pues en primer lugar un nuevo propietario debe ser una entidad del estado y segundo "no se sabe cuál lo compraría y qué condiciones de uso serían determinadas en la negociación".De otro lado, los caleños también se mostraron en contra de una eventual venta del Centro Cultural de Cali, el cual, según la Alcaldía, también podría ser arrendado a largo plazo para darle continuidad a los procesos culturales que allí se desarrollan.A través de Facebook, Dora María Chamorro Gonzalez calificó de desatino la venta del inmueble y expresó que los caleños deben darle "un abrazatón al centro cultural, pues no solo se trasladan oficinas, se pierden muchas otras posibilidades que brinda el espacio".Entretanto, David Webb cuestionó a través de la misma red social que por qué no se venden tantos edificios viejos, feos y abandonados que son propiedad del Municipio, así como los bienes de la mafia."Mientras en Medellín y Bogotá se hacen más parques bibliotecas, acá le quitan espacios culturales a la ciudadanía", escribió David, al enfatizar que vender el centro sería "un atentado y un delito" contra el progreso de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad