'Toma y dame' de acusaciones entre el Municipio y Emcali por daños en obras a redes de servicio

Diciembre 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
'Toma y dame' de acusaciones entre el Municipio y Emcali por daños en obras a redes de servicio

Reposición. En el barrio San Fernando se ha hecho reposición de tuberías obsoletas de acueducto y alcantarillado y la subterranización de redes aéreas de energía y telecomunicaciones, pese a la lentitud de los trabajos.

El Municipio reclama $21 mil millones más a Emcali y esta pide justificar $50 mil millones ya entregados. Las redes afectan los proyectos.

El teléfono de Eliécer Castillo dejó de sonar hace dos semanas, luego de que una retroexcavadora hundiera su pala en el piso de la Carrera 39 con Calle 14 y, entre la tierra extraída, se llevara por delante un cable con 2.400 pares telefónicos. Ese sector del barrio El Guabal quedó incomunicado y aún hoy no ha sido posible reestablecer el servicio a todos los afectados.En ese lugar avanza la reconstrucción de la Carrera 39 entre la Avenida Simón Bolívar y la Avenida de los Cerros, una de las megaobras que se construyen en Cali.También en el norte de la ciudad, miles de abonados, incluidos bancos, clínicas y hoteles, se han quedado sin servicio de teléfono, internet y transmisión de datos porque otro constructor ha roto en dos ocasiones el cable de fibra óptica que comunica las centrales telefónicas de Versalles y el Centro de la ciudad. Ese es el corazón financiero e institucional de Cali que depende de esa fibra.Y, en Granada, ha ocurrido lo mismo. Los restaurantes no sólo se han quedado sin clientes, sino también sin tono y a veces sin agua y energía. Cientos de daños generados por máquinas y perforaciones que hacen contratistas en el asfalto y en la tierra para anclar puentes, afirmar vías o meter redes de servicios públicos, han terminado averiando tuberías de acueducto, alcantarillado, energía y teléfonos. Los contratistas sostienen que la culpa es de Emcali porque no tiene un registro preciso de sus redes de servicios; es decir, no hay planos que ubiquen exactamente por donde van los cables y tuberías, y por eso las máquinas se topan a veces con ellas y las dañan. Por el contrario, Emilio Corrales, jefe de ingeniería de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, sostuvo que eso no es así, que el 95% del catastro de servicios de Emcali es confiable y por eso, en su criterio, el 90% de los accidentes provocados por los contratistas a las redes de servicios es culpa de ellos y sólo el 10% de los casos es imputable a Emcali.El contrapunteoPero más allá de las averías causadas a las redes que le generan millonarias pérdidas a Emcali y a los clientes afectados por el lucro cesante que eso significa, hay una puja en la parte de servicios de las megaobras entre Emcali y la Alcaldía por los dineros necesarios para financiar su reposición en las zonas donde se están construyendo los nuevos proyectos.Emcali y el Municipio hicieron un convenio por medio del cual la empresa se compromete a dar los recursos para que se haga la reposición de redes de acueducto, alcantarillado, energía y telecomunicaciones en el área de las megaobras donde sea necesario hacer modificaciones. El convenio no tiene valores establecidos, sino que está abierto a que el Municipio justifique las necesidades de reposición para que Emcali entre a financiarlos.De ese convenio, Emcali ha transferido alrededor de $50.000 millones al Municipio en este año y medio. Sin embargo, el pasado 28 de noviembre, el gerente interventor de Emcali, Ramiro Tafur, dijo públicamente que no le transfería un peso más al Municipio para redes de las megaobras, hasta tanto le sustentaran claramente en qué había invertido los dineros que la empresa de servicios ya le ha entregado a la Alcaldía.La declaración fue una respuesta a una exigencia que había hecho el alcalde Jorge Iván Ospina de que requería $21.000 millones más para terminar las redes de servicios de las megaobras, que se verían afectadas por la falta de eso recursos.También el secretario de Hacienda Municipal, Juan Carlos Botero, dijo la semana pasada en un debate en el Concejo que Emcali había dejado de girar $21.396 millones por concepto de reposición de redes para las megaobras. Y añadió que si esos recursos no llegan a las arcas locales se estaría incumpliendo el acuerdo que permitió la planeación y ejecución de las 21 megaobras.Aunque el convenio no tiene montos establecidos, Botero dijo hace unas semanas que el aporte de Emcali a las redes de servicios era de $160.000 millones. El ingeniero Emilio Corrales, de Emcali, consideró más que exagerada esa cifra, si se tiene en cuenta que las inversiones anuales de Emcali en acueducto y alcantarillado que son altas no sobrepasan los $15.000 millones.Y que en siete años que lleva de construcción el MÍO -un megaproyecto que ha intervenido toda la ciudad-, sólo se han invertido $74.000 millones en todas sus redes de servicios públicos y Metrocali ha presentado actas de cobro por $49.000 millones, incluida la Troncal de Aguablanca.“En año y medio no se pueden invertir $80.000 millones ni menos $160.000 millones en esas redes de servicios”, concluyó Corrales. Más aún, el ingeniero Jorge Eduardo Martínez, jefe de ingeniería del área de Telecomunicaciones de Emcali, recordó que el convenio de redes con Metrocali es de $149.000 millones y que los requerimientos a su área sólo llegan a $4.755 millones, de los cuales sólo se han conciliado $1.781 millones. Para el caso de las megaobras, el estimativo de inversión en la parte de Telecomunicaciones no sobrepasa los $600 millones, anotó por su parte, Juan Manuel Sánchez, jefe del Departamento de Implementación.En el área de energía, las inversiones tampoco son muy altas y tienen que ver con la reubicación y subterranización de redes en áreas de puentes y túneles, de acuerdo a los diseños del Municipio, dijo la ingeniera Patricia Muñoz, jefe de proyectos de esa gerencia.Sin embargo, los recursos que Emcali compromete en las megaobras sólo son aquellos que tienen que ver con ampliación o reposición de redes; o sea cambios por obsolescencia. Pero cuando la red está en buen estado y el Municipio necesita reubicarla para hacer una vía, un puente o un túnel, su costo corre a cargo del Municipio.Es en este punto donde ha habido algunas discusiones porque el Municipio quiere que Emcali financie más redes. Pero el convenio con la empresa es claro y no lo permite, ya que si se mueven redes en buen estado debe pagarlas el contrato.Lo que estaría ocurriendo, según un interventor que reservó su nombre, es que en el presupuesto del Municipio para las megaobras, el rubro de recursos para servicios públicos ya se agotó y los contratistas como Conalvías del (Grupo 3) y Pavimentos de Colombia (Grupo 2) han solicitado más apropiaciones para poder culminar las obras en Versalles, Granada y San Fernando, incluso la misma Avenida Colombia, que requieren mover redes y subterranizarlas. Pero, al parecer, plata no hay porque los pagos de los contribuyentes no están al día y hay un desfase en los cálculos presupuestales de redes de servicios a cargo del municipio, que está frenando el buen desarrollo de las megaobras.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad