Cali tiene su San Fermín

Cali tiene su San Fermín

Julio 15, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Maria Teresa Arboleda | Cali Norte

Cada año, el Centro Español celebra la fiesta que evoca las corridas de toros de Pamplona. La cita será el 25 de julio.

La de Cañaveralejo no es la única plaza de toros que existe en Cali.En Menga, exactamente en el Centro Español, hay otra que toma especial relevancia en esta época del año, cuando en la Madre Patria se llevan a cabo las fiestas de San Fermín.Sólo que aquí los toreros no visten trajes de luces y los inofensivos animales no superan los 250 kilos de peso.Aun así, cientos de aficionados a la fiesta brava se congregarán el próximo 25 de julio alrededor de tres novillos, tal como se anuncia en el cartel promocional del encierro. Salvador García, presidente de la Junta Directiva del Centro Español, señaló que “se trata de una fiesta familiar que nunca termina en rumba. Después de disfrutar de atracciones como vara de premios, pista enjabonada, tiro al blanco y juegos de piscina, abrimos la plaza con tres vaquillas de lidia y las toreamos de una en una, no se maltratan ni chuzan, la idea es divertirnos sanamente”.Él será uno de los que se lancen a la arena, luego de que los muchachos de la Escuela Taurina le hagan los primeros pases a los inofensivos bovinos.Así lo ha hecho durante varios años, en los cuales sólo ha sufrido “revolcadas” leves, pero no lesiones graves”, según recuerda en medio de risas.Durante la celebración de San Fermín, que evoca de paso a la lejana Pamplona, también se degusta la gastronomía española, en la que la paella, los callos y el buen vino no faltan.Pero sin duda el pulpo a la gallega o al Paul será uno de los platos más cotizados en esta ocasión, a raíz de las predicciones del molusco que dieron a España como ganador del Mundial de Fútbol.Pasodobles y olés inundarán igualmente el coso taurino, escenario de un singular mano a mano entre voluntarios toreros frustrados.Sólo que para ellos no habrá rabo ni oreja, sino una deliciosa sangría “para compartir con amigos”, como afirma Jesús Comas, un madrileño radicado en Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad