"Cali tiene que estar preparada para los sismos”: Geofísico del Suroccidente

Octubre 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva | El País.

Jorge Alberto Mejía Mejía, Geofísico del Observatorio Sísmico del Suroccidente.

Tras el sismo de 7,1 grados en la escala de Richter que sacudió a la ciudad el pasado domingo, es necesario que en Cali se desarrolle una cultura de prevención ante sismos.

El geofísico PhD. Jorge Alberto Mejía todos los días se acuesta preguntándose ¿cuándo será el próximo temblor? No porque sea alarmista, sino porque conoce al dedillo la actividad sísmica de Cali. Es ingeniero civil de la Nacional y Doctor en Geofísica de la Universidad de San Luis, Missouri, E.E. U.U. Mejía, actual coordinador del área de Sismología de la Corporación Osso (una ONG para las ciencias de la tierra y la prevención de desastres), dice que es muy raro haber pasado ocho años (desde el 15 de noviembre de 2004) sin que en Cali se presentara un temblor como el del pasado domingo. Según él, lo normal es que en la ciudad haya un sismo significativo cada cuatro años. Resalta que la ciudad es afortunada al vivir esta situación, pues conocer el riesgo sirve de recurso para prevenirlo. No obstante, piensa que la conciencia de los ciudadanos frente al tema aún es poca y que es necesario que la ciudad se empiece a preparar mejor, pues “tenemos todas las condiciones para sufrir temblores de grandes magnitudes”.¿Cómo fue el sismo del domingo?Fue un sismo de subducción. En Colombia tenemos la placa del Pacífico que choca con la placa continental de Suramérica, en una zona que se llama zona de subducción. Los sismos más violentos ocurren justo allí en la zona de choque, donde la placa oceánica choca con el continente. Es normal que se den eventos de altas magnitudes en esta zona, incluso superiores a 9 grados en escala de Richter.¿Cali es una ciudad que está en un punto vulnerable?Bueno, la expresión correcta es que tiene amenazas por todas partes. Estamos en el centro de todas las fuentes de amenaza sísmica del país. Tenemos subducción en el Pacífico, tenemos la falla frontal del Llano, tenemos las fallas de Cauca y Romeral, que pasan cerca de Cali. Todo el sistema de fallas pasa alrededor de la ciudad.¿Qué otros factores influyen en la vunerabilidad de Cali?La palabra vulnerable en este caso quiere decir que podría sufrir efectos delicados por un sismo. Cali tiene condiciones de suelo y tipologías constructivas no muy apropiadas.¿Cómo es el suelo de Cali?Blando. Es un tipo de suelo que amplifica el movimiento. Cuando llega el sismo, el suelo comienza a vibrar. Eso entra en resonancia con la estructura de las construcciones y amplifica el movimiento causando más daños.La falla Romeral provocó los terremotos de Popayán (1983) y de Armenia (1999). ¿Cali podría sufrir una tragedia de esa magnitud?La falla de Romeral está a una distancia de Cali inferior a la del sismo de ayer, es decir, podría afectar mucho a la ciudad. Y claro, podría darse una situación similar. La ventaja es que esas grandes catástrofes no ocurren a toda hora y en todas partes. Bogotá también tiene condiciones de riesgo y hasta ahora no ha tenido ningún evento mayor por terremotos. En Cali, un sismo de mayor magnitud podría causar emergencia. Por ejemplo, el sismo del 2004, que fue el último que afectó la ciudad gravemente, ocurrió a gran distancia y su magnitud no fue tan alta (6,7 grados escala de Richter). Acá podemos tener terremotos de 9 grados. La diferencia es 900 veces más energía. Si ese sismo hubiera sido de mayor magnitud, quién sabe qué habría pasado. ¿Cuál es el panorama de zonas sísmicas en Cali?Hay tres áreas claramente demarcadas. Está la Cali antigua (Centro), que ha sufrido bastante, pero es más o menos estable. Está la Cali de la Avenida Roosevelt, de la época del narcotráfico, en la que se hicieron edificios de 15 o 16 pisos, en una zona de suelo blando que se amplifica con casi todos los sismos intermedios o altos. Hay otra Cali que es la del sector de Navarro, que está en construcción y no sabemos cómo va a reaccionar.En la segunda Cali es donde hay mayor número de clínicas. Hemos visto en varias ocasiones la afectación... ¿Qué tan vulnerables son?Desde 1984 tenemos el Código de Construcciones Sismo Resistentes, que establece niveles de prioridad y las clínicas están en el máximo. Deben soportar mucha más carga que el resto de edificaciones y el Estado tiene obligación de velar por ellas. A raíz del sismo del 2004 se hicieron intervenciones, pero es importante que las clínicas se actualicen en normas, porque cualquier tipo de daños en una casa de salud, así sean sólo de mampostería, son delicados y afectan la seguridad de los pacientes.Las clínicas no deberían estar entonces en esa zona...Pienso que el hombre puede construir en cualquier parte. Lo importante es que cuando se construya en una zona vulnerable, se tengan en cuenta los parámetros necesarios.Cali es la ciudad con mayor número de habitantes en zona de alto riesgo sísmico. ¿Cómo ve a la ciudad en materia de prevención?Siempre le digo a la gente que estamos en una situación privilegiada porque no hay lugar de La Tierra que sea asísmico. Recordemos el terremoto de Armenia, en la Unión Soviética, que acabó con todo, porque era una zona en la que nunca tiembla. Aquí en Colombia tenemos la amenaza al frente, podemos vivir con ella y aprender a manejarla. La gente no sabe qué hacer en los temblores, hay desconocimiento y no es una materia que se dicte en los colegios. La cultura del sismo falta en la ciudad.¿Cómo debería ser el comportamiento de la gente en los sismos?Hay que armarse de sentido común, es lo que más falta en esos momentos. Siempre debe haber alguien que invite a la calma. Así el 80% de las posibilidades de vivir está asegurado. Lo siguiente es buscar el mejor sitio para protegerse. Los temblores no se pueden predecir, pero ¿hay algún patrón?Es muy raro que en ocho años no hubiera sismos grandes (desde el 2004 al 2012). El promedio en Cali siempre ha sido de un sismo grande cada cuatro años. Estamos en una época de relativa calma, pero no quiere decir que vaya a continuar así. Podemos estar en una etapa de infrecuencia, pero la Tierra tiende a comportarse siempre igual. Entonces sobre los sismos no hay nada escrito...Al contrario, está todo escrito. Cali es una ciudad altamente sísmica y hay que prepararse. Lo del domingo es nuestra constante, tenemos que vivir con eso, porque va a seguir pasando. Lo importante es aprender a convivir con el sismo y tomar medidas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad