Cali tiene 32 puntos críticos que se usan como botadero de escombros

Marzo 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Cali tiene 32 puntos críticos que se usan como botadero de escombros

En la Calle 27 con Carrera 7 se concentra uno de los sitios de disposición ilegal de escombros de la ciudad. Recicladores y mendigos arrojan los escombros sobre el espacio público.

Tan sólo en el centro de la ciudad, se recogen 40 toneladas diarias de basura. En toda la capital del Valle se cuentan otros 365 ‘microbotaderos’. Alerta entre las autoridades ambientales.

En Cali existen 32 puntos críticos que se han convertido en botaderos ilegales de escombros y residuos sólidos. Estos se encuentran ubicados en 19 de las 22 comunas de la ciudad.Como si fuera poco hay por lo menos 365 sitios catalogados como ‘microbotaderos’, identificados por las autoridades ambientales de la ciudad.Así lo reveló un diagnóstico realizado por la Policía Ambiental de Cali y las empresas prestadoras del servicio de aseo del municipio. El centro, el norte y el oriente de Cali son las zonas donde se concentra el mayor número de botaderos ilegales, mientras que en la zona Sur y Oeste ya se presentan brotes de esta actividad.De acuerdo con el sargento primero Ángel Ñanez, comandante de la Policía Ambiental de Cali, el principal problema radica en la entrega de residuos sólidos a personas no aptas para esta tarea.Según el oficial, este fenómeno se está presentando con mayor frecuencia en los centros comerciales de la zona Centro, donde los administradores de los locales entregan sus escombros y basuras a recicladores o mendigos para deshacerse de ellos.“Algunas de estas personas están pagando entre $500 y $2.000 para que se lleven sus residuos sólidos. Entonces, estas personas se dedican a llenar la ciudad de estos materiales”, manifestó Ñañez, agregando que en los 32 puntos críticos identificados se volvió “costumbre” tirar los escombros.Caterine Arteaga, del área de relaciones comunitarias de la empresa de aseo Ciudad Limpia, aseguró que cada día se recogen en el centro de Cali más de 40 toneladas de basuras y escombros.“Esto es consecuencia del desconocimiento pues las empresas operadoras ofrecemos el servicio y lo hacemos como se debe”, indicó Arteaga.En el Oriente la tarifa puede ser mayor. Dice Margarita Mosquera, gestora social de Promoambiental, que se ofrecen desde $20.000 hasta $50.000 para que personas ajenas a las empresas autorizadas retiren el material que termina en escombreras ubicadas en zonas aledañas al jarillón del río Cauca.Asegura el comandante de la Policía Ambiental de Cali que es urgente legalizar el cobro del comparendo ambiental para impartir sanciones ejemplares. “Podríamos poner sanciones de entre $2 millones y $10 millones. Infortunadamente aún no hay aprobación del proyecto de aplicación del comparendo ambiental como dice la ley”, explico el sargento Ñañez.Al respecto, El País conoció que el proyecto de acuerdo por medio del cual se buscará implementar de manera definitiva el comparendo ambiental con el cobro de sanciones ya fue revisado por la Secretaría Jurídica de la Alcaldía de Cali y será presentado ante el Concejo de la ciudad, una vez se convoque a sesiones extraordinarias.Frente a esto, el concejal Michel Maya manifestó que el proyecto ambiental que llegue al Concejo “debe tener dientes y permitir emitir cobros coactivos. También debe diferenciar sanciones entre el ciudadano común infractor y quien atenta contra el medio ambiente para su propio beneficio. No puede haber más desidia para los temas ambientales de Cali”.Se estudiará alianza con privados para escombreraEntrevista a Jaime Quevedo, gerente de Girasol¿Cuántos escombros genera la ciudad?Cali está alrededor de 1.600 toneladas de escombros diarias. Esa es una cifra de hace un par de años, pero con seguridad ha crecido con las megaobras.¿Qué se va a hacer frente al lío crónico de la disposición final de escombros?Ese es un problema que tiene Cali desde hace años y hasta que no se solucione la parte estructural, este va a seguir. ¿A qué se refiere con solución estructural?Cali sigue sin un sitio final de disposición de escombros. Con Planeación y Dagma se han estudiado diferentes opciones, pero a la fecha no hay un sitio autorizado que cumpla la normatividad. Ese es el primer asunto a resolver. Otro tema pendiente es que Cali no tiene estaciones de transferencia. Deben integrarse estas dos tareas porque de lo contrario seguiremos con el problema. Y algo muy importante a lo que le quiere apuntar esta Administración es que en el manejo integral tengamos una planta de aprovechamiento y tratamiento. Eso es fundamental.¿Recuperar escombros sí es rentable?Claro, le puede dejar al Municipio utilidades porque los escombros se pueden reciclar. Hay procesos técnicos que permiten recuperar materiales como el alambre, el hierro y los mismos escombros se usan para la construcción de carreteras como material base. Lo que se necesita es gerenciar el proceso.Pero todo negocio necesita de una inversión inicial. ¿Girasol tiene capacidad financiera para emprender esa tarea?Si no la tiene hay que conseguirla. Como ustedes han escuchado, la situación financiera del Municipio es preocupante y Girasol no es la excepción, pero lo bueno es que estos proyectos quedaron incluidos en el Plan de Desarrollo. Sin duda esta solución requiere recursos y hay que conseguirlos.¿Van a buscar a un privado para entrar en el negocio de la recuperación de los escombros?Estamos analizando acciones. Nosotros creemos que las Alianzas Público-Privadas, APP, (un esquema que está planteado en el Plan de Desarrollo Nacional) pueden contribuir para dar solución a este problema. Estamos trabajando en equipo Planeación Municipal, Dagma y Girasol para acabar definitivamente con la mala disposición de los escombros en Cali.¿Esas alianzas entre lo público y lo privado ya existen en otras ciudades?Sí. Estamos analizando iniciativas que ya están ejecutándose en Medellín, que tiene un modelo muy interesante y que estamos pendientes de ir a visitar. Insisto, estamos estudiando si la solución la debe adelantar directamente del Municipio o si la entregamos en concesión a un tercero. De ser lo segundo, haremos un proceso licitatorio. Lo importante es tomar el camino que más le convenga a la ciudad. ¿Y esa solución cuándo estaría lista?Ya estamos trabajando porque somos conscientes de que no se puede seguir aplazando más la solución. Girasol se está haciendo responsable del tema y queremos que en este año queden construidas las bases de lo que se va a adoptar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad